Enlaces accesibilidad

Protesta internacional tras lanzar Corea del Norte otro cohete de largo alcance

  • Pyongyang considera "un éxito" el lanzamiento
  • Ha sobrevolado la isla japonesa de Okinawa
  • Corea del Sur y Japón han convocado reuniones de urgencia
  • Estados Unidos avisa que tomará "la acción apropiada"

Por
Corea del Norte lanza un cohete de largo alcance

Corea del Norte ha calificado como "un éxito" el lanzamiento de su cohete de largo alcance Unha-3, realizado desde la base de Donchang-ri y supuestamente destinado a poner en órbita un satélite científico, según informaron medios estatales norcoreanos.

El lanzamiento, que el Norte anunció el 1 de diciembre, ha sido condenado por Corea del Sur, Estados Unidos, Japón y Rusia, entre otros, ya que es visto como un medio de prueba de un misil de largo alcance que podría algún día ofrecer un ojiva nuclear.

El misil ha sido lanzado a las 9:49 desde el oeste de la costa de Corea del Norte, según un comunicado del Gobierno japonés. Corea del Norte había afirmado que iba a enviar un satélite al espacio, y entregó a las agencias internacionales la trayectoria planeada que llevaría el cohete sobre las islas del sur de Japón cerca de Okinawa.

La segunda fase habría caído en el mar al suroeste de la península coreana unos diez minutos después de despegar, mientras que la tercera habría caído en aguas del este de Filipinas hacia las 10.05 hora local (01.05 GMT), indicaron por su parte fuentes oficiales niponas.

Se trata del segundo lanzamiento de un cohete de largo alcance que realiza Corea del Norte este año, tras una operación fallida en abril en el que el proyectil terminó en el Mar Amarillo hecho pedazos poco después de despegar.

Reacciones de Corea del Sur y Japón

Tanto el Gobierno Japonés como el ministerio de Defensa de Corea del Sur han reaccionado convocando reuniones de urgencia al lanzamiento. Japón ha anunciado que pedirá una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

Aunque habían desplegado sistemas antimisiles en la zona para prevenir la posible caída de fragmentos del cohete en territorio nipón, finalmente las Fuerzas de Auto Defensa de Japón no llevaron a cabo ninguna medida de "destrucción". La Policía ha informado que no se han registrado daños en Okinawa.

"Es extremadamente lamentable que Corea del Norte ha llevado a cabo su lanzamiento a pesar de nuestros llamamientos a renunciar a ella. Para nuestro país, es intolerable", ha dicho el portavoz del gobierno japonés, Osamu Fujimura.

Por su parte, el Ejército de Corea del Sur desplegó tres buques de guerra Aegis equipados con radares de 1.000 kilómetros de alcance, en la costa oeste y en aguas al sur de la península coreana para seguir la trayectoria del cohete y posteriormente buscar restos.

El presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, ha convocado una reunión de emergencia de su gabinete y ha condenado "duramente" el lanzamiento, al considerar que viola las resoluciones de la ONU.

"Nuestro Gobierno condena enérgicamente a Corea del Norte por haber seguido adelante con esta provocación haciendo caso omiso de las repetidas advertencias y demandas de la comunidad internacional", ha afirmado el ministro de Exteriores surcoreano, Kim Sung-hwan.

La acción de Corea del Norte es "una amenaza a la paz en la península coreana y en todo el mundo", ha añadido el canciller.

El país endrá que afrontar una "grave responsabilidad" y un mayor aislamiento, ha asegurado Kim, que ha urgido al régimen de Kim Jong-un a invertir sus recursos en mejorar el nivel de vida de sus ciudadanos en lugar de hacerlo en programas de misiles y nucleares.

Condena de EE.UU., China y Rusia

EE.UU. ha calificado lo sucedido de "acto altamente provocativo" y ha advertido que trabajará con sus aliados para tomar una "acción apropiada" contra Pyongyang.

"Estados Unidos permanece vigilante ante las provocaciones de Corea del Norte y totalmente comprometida con la seguridad de nuestros aliados en la región", ha declarado el portavoz de la Casa Blanca, Tommy Vietor. 

"En las próximas horas y días, Estados Unidos trabajará con sus seis aliados, el Consejo de Seguridad y otros miembros de Naciones Unidas para tomar la acción apropiada", ha añadido Vietor, quien ha pedido a la "comunidad internacional" enviar a Corea del Norte un mensaje de que sus violaciones "tendrán consecuencias".

Por su parte, China, único aliado de Corea del Norte en la región, ha condenado lo sucedido. "Si cualquier país hace lo que quiere sin considerar a otros, el mundo se vuelve caótico", recoge la agencia china Xinhua en un comunicado oficial

Pekín ha instado a todas las partes implicadas a abstenerse de realizar "comentarios" que provoquen una escalada de tensión hasta que la situación esté "controlada" y mantener la "calma".

Rusia igualmente ha "lamentado profundamente" el lanzamiento, del que ha dicho que aumenta la inestabilidad.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, ha advertido de la posibilidad de nuevas sanciones. "La UE considerará una respuesta apropiada, en estrecha consulta con socios clave y en línea con las deliberaciones del Consejo de Seguridad de la ONU, incluyendo posibles medidas restrictivas adicionales", ha dicho Ashton en un comunicado.

También desde la ONU se ha deplorado la actuación de Pyongyang. "El secretario general deplora el lanzamiento anunciado por la República Democrática Popualr de Corea", ha dicho el portavoz de Ban Ki moon, Martin Nesirky.

"Es una clara violación de la resolución 1874 del Consejo de Seguridad, en la que se pedía a Corea que no llevara a cabo ningún lanzamiento usando tecnología de misiles balísticos", añade.

Noticias

anterior siguiente