Enlaces accesibilidad

La explosión de varios coches bomba en el centro de Alepo deja al menos 48 muertos

  • Los objetivos eran un hotel y un club militar, según la oposición
  • La ciudad está dividida entre la oposición armada y partidarios de Asad

Por
Cadena de atentados en Siria

Al menos 48 personas, en su mayoría soldados leales al régimen de Bachar al Asad, han muerto este miércoles y otras 100 han resultado heridas en una serie de ataques con coches bomba en el centro de la ciudad de Alepo, según ha informado el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Por su parte, un funcionario local ha informado de un balance provisional de "37 muertos y decenas de heridos", según informa AFP.

Tres estallidos han tenido lugar sobre las 07.25 (04.25 GMT) en la céntrica plaza de Saad Alá al Yabri, cerca del Club de Oficiales, donde se han registrado todas las víctimas, informa la televisión oficial siria.

Asimismo, ha habido una cuarta explosión en el barrio de Bab Yenin, junto a la Cámara de Comercio, donde se desconoce si hay muertos o heridos.

Dos de las explosiones han sido ocasionadas por la detonación de coches bomba, uno de los cuales ha dejado un gran hoyo en la plaza, controlada por las fuerzas del régimen, donde una gasolinera y un hotel han quedado totalmente destrozados, según la televisión.

La emisora ha mostrado imágenes de los servicios de rescate llevándose a algunas de las víctimas y de los destrozos en la plaza de Saad Alá al Yabri, donde el suelo quedó cubierto de escombros y varios inmuebles resultaron afectados.

También ha mostrado imágenes de los cadáveres de dos hombres vestidos con uniformes militares que, según el corresponsal de la televisión, llevaban adosados a sus cuerpos cinturones de explosivos y que habrían entrado en la plaza tras los primeros estallidos.

Estas informaciones no han podido ser comprobadas de manera independiente por las restricciones que el Gobierno sirio impone a la prensa internacional.

El presidente del Parlamento sirio, Mohamed Yihad al Laham, ha condenado poco después los atentados y ha dicho que "quienes los han perpetrado están lejos del Islam", en un discurso transmitido por el canal público.

Alepo está dividida en dos por la ofensiva de las tropas gubernamentales para expulsar a los rebeldes. La oposición controla el este, mientras que las fuerzas leales a Asad controlan el oeste. La ciudad es el principal núcleo comercial del país y tiene una población variada, con varias minorías étnicas.

Noticias

anterior siguiente