Enlaces accesibilidad

Un incendio tras los combates destruye el zoco histórico de la ciudad siria de Alepo

       
  • Más de 1.500 tiendas han sido destruídas o se han visto afectadas
  •    
  • Según los opositores, más de 100 personas han muerto este lunes en todo el país

Por
Arde el zoco de la ciudad siria de Alepo

Principales lugares de Siria que son Patrimonio de la Humanidad:

Alepo: La ciudad vieja de Alepo, antigua parada de la Ruta de la Seda. La ciudad era cruce de las rutas comerciales históricas, unas 60 millas (100 km) desde el Mar Mediterráneo y el río Éufrates. Además, también cuenta con la ciudadela del siglo XII, una Mezquita del silgo XII y varias Madrazas o escuelas coránicas del siglo XVII.

Palmira: La ciudad contiene las ruinas de una ciudad que fue uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo. Además, cuenta con el castillo llamado “Crack de los Caballeros” y la Fortaleza de Salah al Din (Saladino), que tiene elementos bizantinos del siglo X.

Bosra: es un importante yacimiento arqueológico que contiene las ruinas de la época romana, bizantina y musulmana. Además, la ciudad también cuenta con monumentos romanos, iglesias cristianas, mezquitas y madrasas.

Damasco: La ciudad antigua e Damasco tiene unos 125 monumentos de diferentes épocas de su historia, incluyendo la Gran Mezquita del siglo VIII de los Omeyas

Pueblos antiguos: Siria cuenta con más de 40 agrupados en ocho parques situados en el noroeste de Siria, fechados desde el siglo I al VII y que fueron abandonados entre el siglo VIII y el X. En ellos se encuentran restos de templos paganos, iglesias y casas de baños romanas.

Un incendio ha destruido este lunes el zoco de la ciudad siria de Alepo, que sufre duros combates tras la ofensiva lanzada el pasado 28 de julio, y ha afectado a otras zonas de la ciudad vieja, considerada patrimonio de la humanidad, mientras los rebeldes y las fuerzas del Gobierno luchan por hacerse con el corazón de la mayor ciudad de Siria, dijeron el lunes activistas de la oposición.

El incendio, que ya ha sido extinguido, ha afectado o destruido más de 1.500 tiendas según ha manifestado Amir, un activista consultado por Reuters, pero ahora han aparecido nuevos focos en los mercados de Zahrawi, Aqaba y Bab Al Nasr, barrios de la ciudad de Siria.

Los rebeldes anunciaron la semana pasada un nuevo intento por tomar control de la ciudad, donde vive una fuerte clase comerciante que en su mayoría había permanecido leal al presidente Bachar al Asad, y la lucha se centraba en la callejuelas que conforman el centro histórico de la ciudad.

"Los rebeldes controlan ahora más del 90 % de la Ciudad Vieja", ha añadido Amir, aunque estas informaciones no han podido ser confirmadas por fuentes independientes al conflicto. "Es lucha urbana. No puedo culpar de los incendios a ninguno de los bandos específicamente", ha añadido, según Reuters.

Patrimonio de la humanidad

Por su parte, la activista de Alepo Zena al Halabi ha informado a Efe por Internet el acceso a esa zona es muy complicado debido a que hay numerosos francotiradores apostados en las azoteas de los edificios, desde donde disparan contra los transeúntes.

Un visitante de la Ciudad Vieja consultado por Reuters que pidió no ser identificado, ha dicho que los incendios, que empezaron el sábado, fueron un efecto colateral de los combates en la Medina, famosa por sus sedas y sus fábricas. La UNESCO cree que cinco de los seis lugares patrimonio de la humanidad de Siria han sido dañados.

Además, los bombardeos de las fuerzas del régimen han castigado principalmente el barrio de Hananu y las zonas de Karm al Yabal y Qubatan al Yabal, donde murieron en total una treintena de personas al verse afectados varios edificios residenciales.

Combates en otras provincias

Los enfrentamientos entre ambos bandos y los bombardeos también se  extendieron a Damasco y su periferia, a la provincia meridional de  Deraa y en Idleb, entre otros, en una jornada en la que, según los CCL y la CGRS, han fallecido un centenar de personas en todo el país. En la capital, la oposición ha asegurado que han localizado una nueva fosa común con 50 cadáveres.

Las víctimas fueron detenidas por las fuerzas de seguridad sirias, ejecutadas y luego arrojadas en una bodega cerca del depósito de agua de Al Asali, según han informado los Comités de Coordinación Local (CCL) y la Comisión General de la Revolución Siria (CGRS) en sendos comunicados. Sin embargo, estas informaciones tampoco han podido ser contrastadas por fuentes independientes.

Damasco y sus alrededores, en especial las localidades de Zamalka, Saqba y Duma, han sufrido asimismo en esta jornada fuertes bombardeos de las tropas sirias. Mientras, en Deir Zur, la fuerzas de seguridad sirias ejecutaron a ocho miembros de una misma familia, entre ellos cuatro menores, en el barrio de Al Qusur, siempre según fuentes opositoras

Por otra parte, en Idleb los mismos grupos han denunciado que entre veinte y treinta personas, entre ellas varios menores, han fallecido por los bombardeos del régimen sirio en la localidad de Salqin, escenario también de choques entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha cifrado en 21 los fallecidos, mientras que los CCL elevaron a 30 los muertos y la CGRS, a 32. "La situación humanitaria está muy mal y muchas casas han sido destruidas totalmente", ha asegurado el activista del grupo opositor Sham, Ahmed Kadur.

Por su parte, el Observatorio ha señalado en un comunicado que 18 efectivos de las fuerzas gubernamentales han muerto y más de 30 han resultado heridos por el estallido de artefactos y en una emboscada a su convoy de los rebeldes en la carretera entre Homs (centro) y Tadmur, a 170 kilómetros al este de Homs.

Estos nuevos actos de violencia coinciden con la intervención prevista para este lunes de Siria ante la Asamblea General de Naciones Unidas, donde el conflicto sirio ha protagonizado la mayoría de los debates.

Noticias

anterior siguiente