Enlaces accesibilidad

El FMI aplaza el próximo préstamo a Grecia hasta después de las elecciones

  • Los prestamistas internacionales añaden más presión al país
  • La UE también ha racionado su ayuda más de lo previsto

Por

El Fondo Monetario Internacional (FMI) no transferirá a Grecia este mes el dinero que estaba previsto y esperará a que se forme un nuevo gobierno tras la repetición de sus elecciones, lo que añade más al país. La UE también ha racionado más de lo planeado inicialmente su ayuda.

El portavoz adjunto del Fondo, Richard Hawley, ha dicho en una rueda de prensa que la institución esperará al resultado de las nuevas elecciones, previstas el 17 de junio, para retomar las conversaciones con el Gobierno griego.

Grecia ha formado este jueves un nuevo gobierno tecnócrata tras fracasar las negociaciones entre los partidos después de las elecciones de hace dos semanas, precisamente por el desacuerdo sobre la aceptación de las draconianas condiciones impuestas por la troika de prestamistas (FMI, UE y Banco Central Europeo) para rescatar al país de la quiebra.

Las tres instituciones concedieron en marzo a Grecia un segundo préstamo de 130.000 millones de euros, 28.000 de ellos el Fondo. Como de costumbre en los préstamos de la institución, la ayuda se trocea y los sucesivos tramos se desbloquean en función del cumplimiento de unos estrictos objetivos económicos, muy criticados por su enfoque neoliberal.

Ayuda con cuentagotas

En este último caso, el Fondo liberó inicialmente dos tercios del dinero comprometido y, según la agencia France Presse, tenía previsto un segundo paquete de 1.600 millones para finales de mayo, aunque ahora deberá esperar al menos otro mes, ya que el FMI no considera interlocutor válido al Gobierno interino, con funciones limitadas.

"Nuestra misión (en Atenas) se desarrollará después de las elecciones. Todavía no puedo ofrecer una fecha concreta”, ha dicho el portavoz del Fondo. La cuestión es que para entonces, Grecia es posible que no tenga liquidez para hacer frente a pagos ineludibles (vencimientos) de deuda a no ser que cuente con el apoyo de la UE.

Y esta también ha tomado una decisión parecida. Concretamente, la semana pasada solo liberó 4.200 millones de los 5.200 que preveía destinar en su segunda transferencia a la cuenta bloqueada al efecto del Estado heleno. El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (fondo de rescate) lo justificó porque el país no necesita más dinero hasta junio, sin ninguna referencia política [ver comunicado en inglés]. Lo que viene a confirmar que la situación de las finanzas griegas vuelve a ser crítica.

Para reducir la ingente deuda del país, la población de Grecia lleva sufriendo dos años de grandes recortes de gasto que la han empobrecido notablemente y han agudizado la grave crisis económica del país. La insostenible situación del país se ha contagiado a otros Estados europeos y amenaza la estabilidad del conjunto de la zona euro.

Por otra parte, Hawley ha comentado además que la salida de Grecia del euro "solo una de las múltiples posibilidades", pero "no es la solución deseada", y que el organismo está obligado a analizarla "desde un punto de vista técnico".

Noticias

anterior siguiente