Enlaces accesibilidad

Los griegos acentúan la retirada de fondos de sus bancos por el temor a un posible corralito

  • Solo el pasado lunes se sacaron más de 700 millones de los bancos
  • Las entidades helenas, muy débiles, dependen de la liquidez del BCE
  • Desde enero de 2010, la banca ha perdido 72.000 millones de euros

Por

Los ciudadanos griegos están retirando millones de euros de sus cuentas de ahorro y depósitos por el temor a una posible salida del país del euro y sus consecuencias, como un eventual corralito (la imposibilidad de disponer de todo o una parte del dinero que se tenga en los bancos). Solo el lunes, la cantidad superó los 700 millones, según comunicó el presidente del banco central heleno, Yorgos Provópulos, al presidente de la República, Karolos Papulias.

Con todo, no se trata de una situación nueva, aunque ahora la tendencia se haya acentuado: las estadísticas del Banco de Grecia indican que en los primeros dos meses del año se retiraron unos 10.000 millones de euros en depósitos, informa Efe.

"El estado de los bancos es demasiado difícil. La retirada y salida de fondos hasta las 16.00 hora local del lunes (las 17.00 hora peninsular española) alcanzaba los 700 millones de euros. En los próximos días, la situación empeorará", explicó Papulias el martes a los líderes de los partidos políticos durante sus encuentros para formar gobierno, citas que fracasaron en su objetivo.

"Provolos me dijo que de momento no hay terror, pero sí que hay gran temor a que la situación pueda derivar en un pánico bancario", explicó el presiente Papoulias a los líderes de los partidos griegos, conversaciones que se han conocido a instancia de la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza). Según estas actas, para el gobernador del Banco de Grecia "la fortaleza de los bancos es muy pequeña en estos momentos".

Retirada de depósitos

A pesar de todo, las empresas y los hogares griegos tenían depositados hasta finales de marzo 165.000 millones de euros, después de haber retirado unos 72.000 millones de euros desde enero de 2010. 

Según los expertos consultados por Reuters, parte de este dinero tiene su origen en una fuga de capitales. Pero otra parte es más cruda: los griegos están retirando sus ahorros para comer, empobrecidos por la crisis, el paro y las medidas de austeridad.

"Desde que la crisis comenzó a finales de 2009, los bancos han estado perdiendo una media de 3.000 millones de euros en ahorros cada mes. Debido a los malos préstamos y a la quita de la deuda, sus activos no tienen apenas valor", relata Nick Malkoutzis, director de la versión en inglés del diario griego Kathimerini, a Efe.

Los bancos pierden una media de 3.000 millones de euros en ahorros cada mes

"Lo único que los mantiene vivos es la fe en que algunos ahorradores aún no han retirado sus depósitos y el hilito de financiación del Banco Central Europeo (BCE)", advierte Malkoutzis. De la misma opinión es Yannis Ioanniodes, profesor de Economía la Tufts University, en Massachussets, el riesgo ahora mismo de un pánico bancario en Grecia "es un problema muy serio", según recoge Bloomberg Televisión.

Según los datos publicados por el Banco de Grecia, las entidades del país heleno recibieron el pasado mes de enero unos 73.000 millones de euros procedentes del BCE, recoge Europa Press.

Problemas de liquidez

El problema es que el Estado griego se está quedando sin liquidez y los prestamistas internacionales (Unión Europea, BCE y Fondo Monetario Internacional) amenazan con cerrar el grifo completamente si el nuevo Gobierno griego incumple los recortes y medidas de austeridad pactados.

Según ha recordado este miércoles el ministro de Finanzas alemán, los acuerdos no tienen marcha atrás. El segundo plan de rescate recogía que al menos 50.000 de los 130.000 millones comprometidos a cambio de reformas y recortes estaban destinados a la recapitalización de los bancos griegos.

"La única liquidez que estamos recibiendo es de los préstamos del BCE, por tanto, si nos salimos del memorándum (de austeridad), tal y como exigen ahora algunos políticos, nos quedaremos sin dinero. Una suspensión de pagos es bastante probable", considera Yannis Sturnaras, exmiembro de la junta de directores de la Autoridad de Gestión de la Deuda Pública, en declaraciones a Efe.

Noticias

anterior siguiente