Anterior Miles de libaneses protestan en Beirut contra el Gobierno y la corrupción Siguiente Hungría combate la inmigración con una valla de 175 kilómetros y penas de hasta tres años Arriba

La batalla contra la obsolescencia programada

Ver también:  Especial  Comprar, tirar, comprar en RTVE.es

|

Hasta enero de 2011 muy pocos sabían qué era eso de la 'obsolescencia programada'. Sin embargo, la emisión del documental Comprar tirar comprar hizo que el término entrara con fuerza en el diccionario colectivo y que todo el mundo hablara de esos productos ‘fabricados para no durar’. El debate se trasladó a las redes sociales y llegó a convertirse en trending topic mundial.

Pero a través del documental no solo conocimos esa estrategia de las grandes empresas de reducir deliberadamente la vida de un producto para incrementar su consumo, también supimos de la existencia de emprendedores que intentaban poner en marcha nuevas alternativas de negocio que hicieran frente a la obsolescencia programada; una corriente que cada día encuentra más seguidores.

Negocio con filosofía "cradle to cradle"

La filosofía del "Cradle to cradle" (de la cuna a la cuna, en español) propone una transformación de la industria basándose en el diseño ecológicamente inteligente. En el documental Comprar, tirar, comprar conocimos este movimiento de la mano de su creador, Michael Braungart

Ignasi Cubiñá, director de Eco Intelligent Growth, una consultora pionera en la implantación de la filosofía "De la cuna a la cuna" en España, nos explica qué impulsa su trabajo:  "La idea no es tanto que la producción económica tenga que disminuir. Lo que proponemos es que debemos producir de otra manera". 

¿En qué consiste producir de otra manera? La idea es sencilla, se trata de utilizar materiales reutilizables o que se puedan reciclar facilmente sin que pierdan calidad.

En España, la puesta en marcha de negocios que trabajen bajo estas premisas es reciente. Uno de los pioneros en seguir los dictámentes del cradle to cradle en nuestro país es el Hotel Empúries. El del hotel, es el primer spa de Europa que está construido enteramente con materiales reciclados o reciclables, aprovecha el agua de lluvia, utilizan placas solares para abastecerse de energía y sus tejados están cubiertos por plantas que protegen del calor y el frío. 

Materiales reciclados para ropa reciclable

Los polares, chaquetas y chalecos de la marca Patagonia están fabricados a partir de materiales reciclados. Además, a traves de su programa Common Threads Initiative, la empresa intenta hacer más sencillo el camino hacia su lema de "Reduce, reutiliza, repara y recicla".

¿Cómo? Primero, instando a sus clientes a comprar aquello que realmente necesiten. Segundo, donando todos sus excedentes a organizaciones benéficas para que la ropa no acabe amontonada en un almacén. Tercero, arreglando las prendas más desgastadas de sus clientes para que las sigan utilizando y, por último, recogiendo la ropa que ya no se utilice para reciclarla y crear nuevos modelos.

No lo tires, repáralo

Una de las máximas de la obsolescencia programada es que un producto no puede ser reparado, o mejor dicho,  la reparación debe resultar tan costosa que el consumidor prefiera comprarse uno nuevo. 

Contra este principio intenta luchar Kyle Wiens, que desde 2004 promueve la reparación "hazlo tú mismo" de toda clase de artículos. En su página web, IFixit, podemos encontrar una amplia variedad de manuales que nos permitirían arreglar casi cualquier cosa: desde un coche, hasta una cámara de fotos, pasando por un IPhone o una tostadora.

La idea básica que defiende Wiens es que reparar es mucho más ecológico que reciclar y, además de ser bueno para el planeta, también lo es para el bolsillo del consumidor.

Los trabajadores de HP, en su filial de de Sant Cugat del Vallés, también intentaron 'echar una mano' a los consumidores para que pudieran alargar la vida de sus impresoras. Según apareció publicado en el Semanario de Comunicación Directa, los propios trabajadores habrían filtrado un documento en el que detallaban como resetear las impresoras HP y acabar con su obsolescencia programada.

El decrecimiento como forma de vida

El decrecimiento nace como crítica al crecimiento ilimitado en un mundo con recursos limitados. La tesis defendida por sus partidarios es sencilla, debemos vivir con menos, pero vivir mejor, y el camino para conseguirlo pasa por reducir los niveles de producción y consumo.

Estos y otros pasos a seguir, como "reducir las dimensiones de las infraestructuras productivas, administrativas y de transporte; primar lo local frente a lo global; u optar por la la sobriedad y la simplicidad voluntaria", se recogen en publicaciones como En defensa del decrecimiento de Carlos Taibo.

Reparar, reciclar, frenar el consumo... todo vale para luchar contra la obsolescencia programada. Y tú, ¿cómo lo haces? Comparte con nosotros tus iniciativas. También puedes a través de Twitter utilizando el hashtag #YoNoTiro

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente