Enlaces accesibilidad

Fitch saca a Grecia del impago, pero considera su deuda bono basura muy especulativo

  • La agencia toma la medida tras el canje de bonos y la quita voluntaria

Por

Las notas de las agencias

La triple AAA es el símbolo de los mejores productos.Si las agencias consideran que hay riesgo de que el emisor no pague, la nota se rebaja: AA, A, BBB, BB, B, CCC... hasta la D (con múltiples escalones intermedios, indicados por los símbolos + y -).

El límite crítico lo marca la nota BBB: por debajo de esa nota, se considera que se trata de un producto especulativo, es decir, bonos basura.

La agencia de calificación de riesgos Fitch ha subido dos escalones la nota de Grecia que, aún así, pasa de quiebra parcial a 'bono basura' muy especulativo: de C pasa a ser B-, con perspectiva estable.

La decisión de Fitch llega un día después de que el país heleno completara el canje de bonos tras aceptar un 95,7% de sus acreedores la 'quita' voluntaria de su deuda por valor de unos 100.000 millones de euros.

En un comunicado, emitido en Londres, la agencia confirma que la perspectiva de Grecia en el mercado de la deuda a largo plazo en moneda extranjera y local (euro) es ahora "estable". Mientras, la nota de solvencia para la deuda soberana a corto plazo ha sido mejorada de "C" a "B".

La agencia de riesgos destaca en su nota que la mejora de la nota griega se debe a los nuevos bonos creados como resultado de la quita de la deuda privada. Fitch asegura que al haberse completado el canje de los bonos se aleja el peligro de un impago.

Con esta decisión, Grecia se queda solo a un escalón de países como Argentina (B). Además, destaca que las pérdidas de los tenedores de bonos "han mejorado significativamente el perfil del pago de la deuda de Grecia y han reducido el riesgos de caer nuevamente en problemas de devolución de nuevos bonos griegos".

Siguen existiendo "riesgos"

En todo caso, Fitch advierte de que siguen existiendo "significantes riesgos de impago" por el todavía elevado grado de endeudamiento tras la quita y por los "profundos desafíos que enfrenta Grecia".

Los analistas de la agencia consideran que tras la quita, el pago de deuda será "moderado" para Grecia, con un tipo de interés que debería haber bajado del 5,5 al 4%, con pagos de amortización aplazados hasta el año 2020 y más tarde.

"No obstante, la capacidad de seguir pagando sigue siendo vulnerable al deterioro del ambiente político y económico", asegura Fitch en su comunicado. Por otra parte, la agencia espera que los bajos tipos de interés hagan que el déficit fiscal griego bajo del 9,5 por ciento en 2011 al 4,5% en 2012.

"Más reducciones dependerán de la voluntad política y de la capacidad de mantener y aplicar reformas estructurales y fiscales bajo los auspicios del programa de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional", destacan los analistas de Fitch.

En cualquier caso, agregan, el porcentaje de la deuda pública griega subirá inicialmente hasta el 170% del Producto Interior Bruto (PIB), ya que el Gobierno asume nuevas deudas para financiar el canje y para recapitalizar el sistema bancario.

La agencia concluye que un futuro cambio de la nota de solvencia de Grecia dependerá de su cumplimiento del programa de la UE y el FMI, además de su capacidad y voluntad de cumplir sus obligaciones de la deuda reestructurada. De lo contrario, advierte Fitch, Grecia podría ver su rating reducido nuevamente.

Noticias

anterior siguiente