Enlaces accesibilidad

El Parlamento alemán aprueba el segundo rescate a Grecia pese al creciente rechazo a la ayuda

  • El plan, aprobado con 496 votos favorables de los 591 parlamentarios presentes
  • Merkel advierte de que el plan no garantiza que Atenas no quiebre
  • Alemania acelerará sus contribuciones al Mecanismo Europeo de Estabilidad

Ver también: Especial sobre la crisis de deuda en Europa

Por
El Parlamento alemán aprueba el segundo rescate a Grecia
La canciller alemana, Angela Merkel, en un momento de la votación del segundo rescate a Grecia, aprobado por el Parlamento alemán. REUTERS REUTERS/Thomas Peter

El Parlamento alemán ha aprobado esta tarde el segundo rescate financiero a Grecia con una amplia mayoría, a pesar de las voces discordantes en el seno del propio partido de la canciller alemana, la Unión Cristianodemócrata de Angela Merkel. De los 591 parlamentarios presentes en la votación, 496 han votado a favor del nuevo paquete de ayudas al país heleno, 90 han votado en contra y 5 se han abstenido.

El segundo rescate fue acordado por los ministros de Finanzas de la zona euro el pasado 21 de febrero, a cambio de ampliar la vigilancia fiscal con una misión permanente de la 'troika' en el país heleno.

La presión es creciente sobre el Gobierno alemán para que atienda a las voces contrarias a nuevas aportaciones de dinero para la solución de la crisis griega. El rescate aprobado esta tarde por el Bundestag asciende a 130.000 millones de euros, y es el segundo paquete de ayuda internacional después del aprobado en mayo de 2010. En este caso, Alemania prestará 36.000 millones de euros.

Los partidos que integran la alianza en el poder, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel, más su hermanada CSU y el Partido Liberal (FDP), ya habían retirado antes de la votación una una propuesta que rechazaba la ampliación del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEDE).

Creciente rechazo

El Parlamento alemán ha dado así un amplio respaldo al segundo paquete de ayuda a Grecia, a pesar del anuncio de una docena de miembros de la coalición gobernante que iba a votar en contra del nuevo plan de rescate. Si los votos contrarios de la coalición gobernante hubieran llegado a 20 el nuevo paquete hubiera necesitado el apoyo de los partidos de oposición que ya habían anunciado su voto favorable, informa el corresponsal de TVE en Berlín, Miguel Ángel Rodríguez.

En el debate previo a la votación, Merkel ha dicho que las "oportunidades" que abre este plan superan a los "riesgos" que conlleva, aunque reconoció que puede no ser la solución definitiva: "Nadie puede dar una garantía de éxito del cien por cien".

Además, la jefa del Ejecutivo germano ha dicho que de la solución de la crisis helena depende no sólo ese país, sino los otros rescatados (Irlanda y Portugal) y otros con problemas, entre los que ha citado a Italia y España, y, en definitiva, el conjunto de la Unión Europea.

El ministro alemán de Interior, Hans Peter Friedrich, aconsejó este fin de semana, en una entrevista publicada en el semanario alemán Der Spiegel, que Grecia abandone la zona euro. "Fuera de la unión monetaria Grecia tendría más posibilidades de regenerarse y de ser más competitiva que dentro de la zona euro", apuntó el ministro, de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU).

Alemania acelera su aportación al MEDE

"La solidez, el crecimiento y la solidaridad son las bases de este nuevo paquete de rescate", ha afirmado la canciller, quien ha recordado el compromiso de Grecia de reducir su deuda pública hasta el 120% del producto interior bruto (PIB) para 2020. De la solución de la crisis depende no sólo Grecia, ha argumentado Merkel, sino Alemania y su economía, así como los otros países rescatados -Irlanda y Portugal-, más otros con problemas -y citó a Italia y España- y al conjunto de la Unión Europea (UE).

Merkel anunció que Alemania va a "acelerar" sus contribuciones al mecanismo europeo de estabilización (MEDE), para que su aporte financiero de 22.000 millones de euros al "cortafuegos" esté disponible en dos años -para 2013- en lugar de en cinco.

La canciller se ha distanciado de las declaraciones realizadas este fin de semana por su ministro de Interior, Hans-Peter Friedrich, recomendando a Grecia abandonar el euro porque con ello mejorarían sus posibilidades de regeneración. "Merkel no comparte esa valoración", aseguró el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, tras el revuelo causado por las palabras del ministro, en claro disenso con la línea del equipo de Merkel.

El ministro de Finanzas heleno, Evangelos Venizelos, ha señalado este lunes que empresarios, políticos y diputados griegos, han sacado más de 100.000 millones de euros de Grecia en los últimos meses, informa Miguel Ángel Rodríguez.

A cambio del préstamo internacional que Grecia necesita para evitar la bancarrota, ha aprobado durísimos recortes de gasto que no han agravado su recesión económica y el empobrecimiento general de la población, que rechaza mayoritariamente las medidas.

Noticias

anterior siguiente