Anterior La rendición de Japón tal y como la pronunció el emperador Hirohito Siguiente El número de parados registrados bajó en 74.028 personas en julio, con lo que el total se situó en 4.046.276 Arriba
Cumbre social en el Elíseo

Sarkozy destinará 1.000 millones de euros a luchar contra el paro

  • Las centrales sindicales se oponen a reformas estructurales

  • Entre las medidas contempladas, el llamado IVA social

|

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha anunciado un conjunto de medidas "radicales" destinadas a luchar contra el paro, tras reunirse con los sindicatos y la patronal. A menos de cuatro meses para las presidenciales, Sarkozy avanza una partida de casi 1.000 millones de euros destinada a financiar las medidas contra el paro.

Tras cuatro horas de reunión, Sarkozy ha desgranado un conjunto de medidas que favorecen el trabajo temporal. "Hay que evitar que se rompa el lazo entre el empleado y su empresa" en tiempos de crisis económica, dijo Sarkozy, un asunto que encontró el respaldo de sindicatos y patronal.

El Gobierno tratará de que, durante los periodos de desempleo, los trabajadores se formen para poder encontrar más fácilmente un puesto de trabajo. "Que cada parado tenga una formación y que, al final de la misma, acepte el trabajo que le será propuesto", ha señalado.

Además, ha anunciado un incremento de 1.000 efectivos en las oficinas de empleo, para facilitar la búsqueda de puestos para los parados. A medio plazo, el presidente francés aseguró que procederá a una reforma "radical" de la formación profesional y de las medidas para incorporar a los jóvenes al mercado laboral.

La polémica subida del IVA

Sarkozy ha pasado de puntillas sobre la introducción de un incremento del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) para financiar la protección social, una medida a la que se oponen los sindicatos y que cuenta con el apoyo de los empresarios.

"Daremos a conocer nuestra decisión antes de final de mes", apunta Sarkozy. Ese punto fue la principal fuente de desacuerdo durante la reunión.

Los sindicatos se muestran contrarios a esa tasa y consideran que el coste de los salarios no es la principal causa de la pérdida de empleos."Es el gran peso que los beneficios accionariales tienen en las empresas francesas", replicó el responsable de la CGT, Bernard Tibault, quien señala que "las medidas anunciadas por el Gobierno no tendrán un impacto real en la situación del empleo".

Menos contundentes se mostraron los demás líderes sindicales, aunque todos coincidieron en señalar que las medidas anunciadas por Sarkozy son "insuficientes". "Lo que sabemos hoy no es mucho, hay que esperar a ver lo que anuncia antes de final de mes", señaló el líder de Fuerza Obrera (FO), Jean-Claude Mailly.

La líder de la principal patronal Medef, Laurent Parisot, ha manifestó todo su apoyo a la subida del impuesto del valor añadido social. "Las cargas que pesan sobre el trabajo penalizan a todo el mundo, a los empresarios y a los trabajadores", señala la líder patronal, que considera que "se ha abierto un debate que era tabú" sobre la subida del impuesto del valor añadido para financiar la protección social.

Tanto sindicatos como patronal apoyan la idea de Sarkozy de crear una tasa sobre las transacciones financieras, aunque en el caso de Parisot la condicionan a que sea a nivel europeo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente