Anterior Pau Gasol: "La unión es la forma de superar estas experiencias tan catastróficas" Siguiente Interior da por desarticulada la célula terrorista y continúa la búsqueda del autor del atropello en Las Ramblas Arriba Ir arriba

Rajoy: "Meteré la tijera a todo salvo a las pensiones, sanidad y educación"

  • Rajoy asegura que habrá recortes "y muchos" en las administraciones

  • Dice que no entiende que haya gente a la que "no le guste" el fin de la violencia

  • Confía en que el debate sirva para que los electores "tengan claro" sus objetivos

  • Sobre la "operación campeón" dice que Blanco "sabrá lo que tiene que hacer"

|

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha señalado este viernes que, si gana las elecciones el 20 de noviembre, meterá "la tijera a todo salvo a las pensiones públicas, la sanidad y la educación".

En una entrevista en ABC Punto Radio, Rajoy ha garantizado que habrá recortes "y muchos" en las administraciones, no ha asegurado si planea, de vencer en las generales, un gobierno de 10 ministerios, "uno más o uno menos", pero sí ha insistido en que "sobran organismos autónomos, entes públicos fundacionales, empresas públicas y mucho personal de confianza".

"Sobran muchísimos cargos", ha dicho al tiempo que ha mostrado su desacuerdo con que las instituciones, hoy en día, tengan personal de confianza por doquier.

A la pregunta de quién será, de ganar las generales, su ministro de Economía, Rajoy ha considerado "pretencioso ir dando nombres por ahí" cuando el PP aún no ha ganado los comicios.

En relación a si en las anteriores generales sí se dio ese nombre al enfrentar en un debate a Manuel Pizarro y Pedro Solbes, Rajoy ha comentado que él desconoce si en esa ocasión el presidente de Gobierno pensaba nombrar a Solbes ministro de Economía pero él nunca dijo que si el PP hubiera ganado, Pizarro hubiera sido titular de Economía, "a lo mejor lo hubiera sido pero de otra cartera".

"Yo no me presenté a las elecciones -ha dicho- dando a conocer al ministro de Economía. Esto en España nunca se ha hecho así. Aquí la ley marca que primero el presidente de Gobierno comunica al Rey quien es su Gobierno y luego lo da a conocer a la opinión pública" y él, ha añadido, respetará ese procedimiento.

A la pregunta de si es cierto que valora la posibilidad de no ir a vivir al Palacio de La Moncloa si llega a la presidencia, Rajoy no ha respondido y se ha limitado a decir que desconoce quien puede haber contado ese asunto. Preguntado nuevamente para ver si confirmaba este extremo, Rajoy se ha quedado en silencio para finalmente decir: "Haré lo que tenga que hacer".

"No entiendo que haya gente a la que no le guste el fin de la violencia"

Rajoy ha vuelto a decir que le parece "una excelente noticia" que ETA haya puesto fin de la violencia y ha asegurado que no entiende que "a la que no le guste" este anuncio. En cualquier caso, ha recalcado que, a partir de aquí, el modo de actuar es que "no hay nada que negociar".

Rajoy ha defendido que hay que ser "ecuánime, ponderado y sensato en los juicios" sobre el fin de ETA y "no ponerse en posiciones que no conducen a ninguna parte". Así, ha afirmado de nuevo que a él el anuncio del pasado 20 de octubre le parece una "buena noticia", aunque no es "suficiente" y hay que estar "a la expectativa".

"Ni creo ni dejo de creer, a mí me parece una excelente noticia porque es lo que llevamos esperando desde hace 40 años", ha insistido Rajoy, antes de volver a recalcar que lo que espera ahora es que los etarras "se disuelvan y lo hagan de manera irreversible".

El aspirante a presidente del Gobierno ha recordado que fue ministro del Interior con José María Aznar en La Moncloa y, por ello, puede hablar "con un cierto conocimiento de causa". Además, ha hecho hincapié en que su posición en esta cuestión "ha sido siempre la misma".

Dicho esto, ha explicado que en la primera legislatura de Zapatero fue "muy contundente" con el Gobierno porque "estaba en un proceso de negociación política con ETA, no informaba a  nadie y encima lo negaba", pero después, ha señalado, en la segunda legislatura Zapatero "cambió su forma de actuar". "Y si yo critico una cosa y luego se hacen las cosas como a mí me parecía que había que hacerlas, no voy a criticar al Gobierno", ha remachado.

Cómodo con el debate electoral

Mariano Rajoy ha asegurado también que se encuentra "cómodo" con el formato del debate electoral que mantendrá el próximo lunes con el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, y que es "mucho más abierto y mucho más flexible" que los celebrados anteriormente.

Rajoy ha confiado en que el debate sirva para que los electores "tengan claro" qué objetivo persigue cada candidato, cuál es el rumbo que pretende marcar en el futuro y sus principales propuestas para lograrlo.

Ha recordado que en España ha habido pocos debates electorales -dos entre Felipe González y José María Aznar y otros dos entre José Luis Rodríguez Zapatero y el propio Rajoy- y que siempre se ha pactado el formato de su celebración entre los partidos de los dos candidatos. "En esta ocasión está mucho menos cerrado, es mucho más flexible", ha señalado.

Así, ha destacado que, en el "cara a cara" con José Luis Rodríguez Zapatero, "todos" los tiempos y los temas "estaban tasados", mientras que en el de este lunes hay tres grandes apartados, uno bajo el epígrafe de "varios" y cada candidato dispondrá de 20 minutos que distribuirá como considere.

"Me encuentro cómodo, creo que es bastante flexible y, desde luego, mucho más que en la oportunidad anterior, cuando debatí con el señor Rodríguez Zapatero", ha concluido.

Rajoy a Blanco: Que se defienda como pueda

El líder del PP también ha hablado de la supuesta implicación del ministro de Fomento, José Blanco, en la "operación Campeón", y ha dicho que "el señor Blanco se defienda como pueda y que la justicia actúe. Él sabrá lo que tiene que hacer".

Él sabra lo que tiene que hacer

Rajoy ha precisado que él no va a ser "un inquisidor" porque nunca le han gustado pero también ha apuntado que el ministro y portavoz del Gobierno ha dicho "de todo y de todo el mundo, incluso de gente a quien nadie ha puesto en tela de juicio".

"Él sabrá lo que tiene que hacer con arreglo a los parámetros y al listón que ponía a los demás, no es que tuviera que dimitir, ya debería haber dimitido", ha remarcado.

Ha insistido en que, en su opinión, es que "el problema es que el señor Blanco ahora pide para él lo que siempre ha negado a los demás: La presunción de inocencia".

También ha recordado que Blanco "nunca ha tenido la más mínima comprensión cuando los demás le decían que no se hagan juicios mediáticos" y ahora pide "el respeto que siempre le ha negado a los demás".

En relación a este caso, Rajoy también ha pedido cambios en la Fiscalía y ha señalado que "todavía la gente está esperando a que el fiscal general del Estado diga por qué cambió de fiscal en mitad de la instrucción que estaba haciendo la juez".

Rajoy ha lamentado que en este asunto no haya habido ni un mínimo de pudor y ha asegurado que "a los que no son de tu cuerda les mandas unos fiscales, y a los que sí les mandas otros".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente