Anterior Los nacionalistas corsos logran una amplia mayoría absoluta en las regionales Siguiente Un centenar de personas protesta por el traslado de Sijena y son desalojados por la fuerza por los Mossos Arriba Ir arriba
La OCU denuncia el 'timo' del reciclaje electrónico

Los españoles pagan 300 millones al año para reciclar sus electrodomésticos

  • La OCU señala que cada compra implica el pago de una 'tasa' de reciclaje

  • Solo el 20% de los residuos se recicla y el 10% se trata de forma adecuada

  • El 80% de los casos los aparatos acaban en un descampado o una chatarrería

|

Los españoles pagan alrededor de 300 millones de euros anuales para el reciclaje destinado a los productos electrónicos, como electrodomésticos y ordenadores, a pesar de que en la inmensa mayoría de los casos (el 80%, aproximadamente) acaban en descampados, chatarrerías o desguaces.

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) asegura que solo el 20% de los residuos electrónicos generados en España se recicla y únicamente el 10% se trata de forma correcta.

Según estos datos, el reciclado de la basura electrónica es "muy deficiente", a pesar de que desde hace seis años los consumidores pagan una cuota destinada a esto servicios.

El 80% de los aparatos acaban en descampados, chatarrerías o desguaces

Un consumidor paga alrededor de 20 euros cuando compra un frigorífico y unos 5 cuando adquiere un microondas, una 'tasa' que no aparece especificada en la factura, pero que está destinada a financiar el reciclaje correcto de estos aparatos cuando acabe su vida útil.

Cada residuo no reciclado supone contaminación ambiental y materiales peligrosos descontrolados, entre otros problemas, por lo que ese importa se destina a los fabricantes, quienes pueden ocuparse ellos mismos del reciclado.

Sin embargo, normalmente delegan esta tarea en un Sistema Integrado de Gestión (SIG), al que solo pagan por los aparatos realmente reciclados, a pesar de que solo son una pequeña parte de los que se han comercializado.

Denuncia de la OCU

Según la OCU, esto significa que los productores se están quedando con más de la mitad del dinero que los consumidores han pagado previamente.

Para ello, seleccionaron 15 electrodomésticos usados (4 televisores, 4 lavadoras, 4 frigoríficos y 3 ordenadores) e instalaron un localizador GPRS para poder detectar su posición.

Para deshacerse de los aparatos, se llevaron a puntos limpios repartidos por diferentes zonas españolas, otros fueron retirados a domicilio y otros se entregaron en tiendas, aunque se encontraron "serias difcultades" para que los recogieran, señala Enrique García, portavoz de OCU.

El usuario paga una 'tasa' destinada al reciclaje electrónico

Tras seguir la 'ruta' de los aparatos durante tres meses, se comprobó que nueve de los 15 electrodomésticos no se gestionaron correctamente, como una televisión depositada en un punto limpio de Logroño que se desmembró en Calahorra; una parte terminó en un acampado de Lérida y otra en una nave de Zaragoza.

La responsable de medio ambiente de la OCU, Belén Ramos, ha denunciado que el fabricante es el que se embolsa el dinero que los consumidores pagan por el reciclado de sus aparatos, ante la "pasividad" de las administraciones públicas, y ha señalado que pondrán el caso en conocimiento de la Fiscalía de Medio Ambiente.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente