Enlaces accesibilidad

Mueren 80 personas al estrellarse un avión militar al sur de Marruecos

  • Los fallecidos son militares, sus familias y la tripulación
  • Al parecer, la densa niebla hizo que el avión perdiera visibilidad

Por
El accidente de un avión militar en Marruecos deja 78 muertos

Un total de 80 personas, todos miembros de las Fuerzas Armadas de Marruecos y sus familiares, han muerto este martes al estrellarse un avión militar cerca de Guelmim, en el sur de Marruecos, en las proximidades del Sáhara Occidental, según fuentes militares marroquíes.

En un primer balance, el Ejército marroquí había informado de 78 muertos y tres heridos graves, pero fuentes hospitalarias han afirmado que dos de los heridos han muerto y el tercero se contabilizó por error, por lo que no hay ningún superviviente. 

El avión, un Hércules C-130 de transporte de tropas, con una capacidad máxima de 90 personas y con 81 personas a bordo, cubría el trayecto Agadir-Guelmim-Dajla, es decir, de norte a sur, según han informado las Fuerzas Armadas Reales aunque en un primer momento se había informado de que el avión se dirigía a Kenitra, norte de Rabat, y que había despegado de Dajla.

"Se trata de un avión militar usado para el transporte de tropas y de sus familias. Se usa mucho en el Sáhara", ha precisado a la agencia francesa AFP una fuente marroquí.

La causa, al parecer, sería la densa niebla que envolvía la ciudad de Guelmin en torno a las 7.30 horas de la mañana de este martes. El avión perdió visibilidad cuando se aproximaba al aeródromo de la ciudad.

El accidente aéreo de este martes es el peor en la historia de Marruecos desde 1973, cuando un avión de Royal Air Maroc se estrelló con 105 pasajeros a bordo cerca de Rabat.

"El rey de Marruecos, Mohamed VI, ha enviado un mensaje de condolencia a las familias y ha afirmado que correrá con los gastos de los entierros de los miembros de las Fuerzas Armadas", informa el corresponsal de TVE en Rabat, Antonio Parreño.

Detalles a cuentagotas

El aterrizaje en Guelmim entraba dentro de las previsiones de vuelo, lo mismo que otro aterrizaje que había tenido lugar poco antes en El Aaiún, han añadido las fuentes.

Las autoridades provinciales, con el gobernador Abdallah Amimi a la cabeza, se han desplazado de inmediato al lugar de los hechos, una zona montañosa en las afueras de Guelmim, para hacerse cargo de las tareas de rescate, al frente de equipos militares y de protección civil.

En el avión viajaban, además de los nueve miembros de la tripulación, 60 militares y 12 civiles, pero se ignora hasta el momento si había niños entre las víctimas, ya que la información se está filtrando a cuentagotas y la casi totalidad de fuentes remiten a los comunicados militares. Tampoco se sabe cuántos oficiales hay entre los muertos y si hay algún alto cargo militar entre ellos.

Hacia el mediodía de este martes, 42 cadáveres habían sido trasladados al Quinto Hospital Militar de Guelmim, mientras continuaban en el lugar las labores de rescate.

El accidente guarda ciertas similitudes con el sufrido por un avión español en Trabisonda (Turquía) en 2003, cuando un Yak-42 que traía a militares españoles de regreso de su misión en Afganistán se estrelló en una montaña por culpa de la niebla, causando la muerte de 62 personas.

Un Hércules de los años 70

El avión que se ha estrellado este martes  es un Hércules C-130 "modelo H", que data de los años 70, un modelo que entraba dentro de los planes de modernización de las Fuerzas Armadas Marroquíes para ser sustituidos por el llamado "modelo J", según fuentes militares.

Con una capacidad máxima de transporte de 90 personas, el avión transportaba a un grupo de militares destacados en el Sáhara Occidental, región donde se calcula que hay concentrados más de 150.000 soldados de las Fuerzas Armadas Reales de las tres ramas.

El Hércules es un avión de transporte polivalente que puede llevar tanto materiales como tropas. Lockeed empezó a construirlo en 1954 tras cumplir los requisitos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Sus principales características son una amplia capacidad de carga, posibilidad de despegue y aterrizaje desde pistas sin pavimentar y capacidad para llevar hasta 92 soldados. Sin embargo, este avión ha demostrado tener una enorme versatilidad.

El C-130 fue diseñado originalmente para el transporte de tropas, carga y evacuaciones médicas. Sin embargo, es empleado en una gran variedad de funciones de apoyo y asalto aéreo, de búsqueda y rescate, como soporte a la investigación científica, en labores de reconocimiento meteorológico, de lucha contra incendios, o de reabastecimiento en vuelo, así como de patrulla marítima.

Cuenta con suelo bajo que facilita las operaciones de carga y descarga desde un camión y dispone de una rampa inferior que permite el acceso a la bodega, cuyo piso está construido con paneles mecanizados.

Noticias

anterior siguiente