Enlaces accesibilidad

Google Maps ya informa del estado del tráfico en tiempo real en España

  • Madrid, Barcelona y otras ciudades ya cuentan con esta información
  • Permiten ver las zonas de tráfico lento y atascos
  • Funciona tanto en la versión web como en móviles Android y iPhone

Por
 Se muestran los niveles de tráfico en las principales vías en una capa superpuesta de color verde, rojo o negro (rápido, lento o 'gran atasco').
Se muestran los niveles de tráfico en las principales vías en una capa superpuesta de color verde, rojo o negro (rápido, lento o 'gran atasco').

Google introduce de forma continua mejoras en sus servicios , y entre ellos está uno de los más populares: Google Maps. La última novedad ha sido la incorporación de la información del tráfico en tiempo real (o casi real: con un retardo de unos cinco minutos) lo cual permite estudiar el estado las ciudades o carreteras a vista de pájaro y programar las rutas más adecuadamente para evitar atascos.  

Hasta ahora la Dirección General de Tráfico ofrecía un servicio similar en su página web aunque con un funcionamiento irregular y no del todo cómodo: los datos incluían los famosos "niveles de tráfico" y algunos puntos de información y cámaras web. La versión de Google, en cambio, está mejor adaptada a Internet, su medio nativo, y pretende resultar informativa, práctica y rápida.

Además, cuenta con una gran ventaja: casi todo el mundo sabe usar Google Maps y añadir algo más de información resulta fácil de manejar, mientras que las aplicaciones de la DGT y los departamentos de movilidad de los diferentes ayuntamientos y comunidades no siempre funcionan del mismo modo.  

La información del estado del tráfico en Google Maps está mucho mejor presentada y con mejor estilo: niveles de tráfico en las principales vías en una capa superpuesta de color verde, rojo o negro (rápido, lento o 'gran atasco').

Para mostrarla basta hacer un clic sobre el icono de la capa Tráfico que aparece junto a las capas de las imágenes por satélite y del terreno. La información tarda unos segundos en suponerponerse, y se combina gráficamente de forma excelente con el mapa en sí.  

Google está desplegando este servicio en ciudades de las que tiene información en tiempo real, y ahora le ha llegado el turno a buena parte de Europa. De momento lo ha hecho en las poblaciones más representativas de cada país. En España ya están disponibles Madrid, Barcelona, Zaragoza y alguna otra ciudad.

También está incluida información en la mayor parte de las carreteras, autovías y autopistas para poder planificar los viajes, algo que vendrá bien a muchos ahora que comienza el periodo vacacional.

Google también predice cómo será el tráfico en los próximos días

Además de ofrecer la información del "tráfico en directo" Google es capaz de hacer una predicción sobre cómo será el tráfico en días futuros. Se puede acceder a esta función mediante un clic en el enlace Cambiar en la fecha y ahora que aparece en pantalla.

Basta elegir el día y la hora –hasta una semana a partir de la fecha actual– y Google empleará algunas fórmulas para intentar predecir qué sucederá en base a la información histórica de que dispone de días similares: mismo día de la semana, mismas horas, etcétera.

Esta función lleva ya más de tres años funcionando con éxito en Estados Unidos y otros países y se esperaba con mucho interés. Otros servicios similares emplean datos proporcionados por los propios conductores y por el software de sus GPS para elaborar mapas más precisos todavía con las condiciones del momento – una forma un tanto futurista y colaborativa de entender cómo deberían funcionar las ciudades y el tráfico rodado.

Google Maps para web, Android, iOS…

La nueva información del tráfico está además disponible en toda la gama de mapas de Google. Esto incluye por un lado la versión web tradicional llamada simplemente Mapas Google y por otro las aplicaciones para teléfonos móviles inteligentes Android y iOS (iPhone) equipados con GPS.

En estos mapas el funcionamiento de la "capa de tráfico" es similar, pero hay que tener en cuenta que como los datos se reciben "en directo" se realiza una conexión de datos que está tarificada como cualquier otra.

Los mapas inteligentes funcionan tanto con el localizador GPS de los teléfonos como con las aplicaciones de navegación y conducción. En algunos de ellos, como en la versión web y Android, es ahora posible modificar por ejemplo una ruta de conducción propuesta para la aplicación, simplemente arrastrándola con el dedo, para evitar las "rayas rojas y negras" que indican atascos. Más fácil, imposible.

Noticias

anterior siguiente