Anterior 'Nafea faa ipoipo', de Paul Gaugin: ¿el cuadro más caro del mundo en el Reina Sofía? Siguiente Miles de griegos, divididos ante el referéndum del domingo, se manifiestan en Atenas Arriba
Gadafi acusa a la OTAN de matar a 15 civiles en otro ataque

La OTAN reconoce el segundo bombardeo con víctimas civiles en Libia en 24 horas

  • La televisión libia había denunciado un bombardeo en Sorman con 15 muertos

  • La OTAN lo había negado pero luego ha admitido el ataque

  • El pasado domingo también admitió la muerte de civiles en otro bombardeo

Ver más: Especial sobre las revueltas árabes

|

La OTAN ha admitido este lunes horas después de haberlo desmentido haber realizado un ataque aéreo en la región de Sorman, a 70 kilómetros al oeste de Trípoli, donde según el régimen libio han muerto quince personas, en el que sería el segundo ataque en 24 horas que provoca víctimas civiles.

Los aviones de la OTAN han efectuado "un ataque de precisión" el lunes por la mañana contra "un centro de comandancia y control de alto nivel" en la región de Sorman, ha indicado la Alianza Atlántica pasado el mediodía.

"Este bombardeo va a reducir enormemente la capacidad de las fuerzas del régimen de Gadafi de seguir sus ataques bárbaros contra el pueblo libio", ha defendido el comandante de la operación "Protector unificado", el general canadiense Charles Bouchard.

"Sea cual sea el lugar en el que Gadafi trate de colocar sus centros de comandancia y control, los localizaremos y los destruiremos", ha añadido.

Desmentido desmentido

Un responsable de la OTAN había indicado previamente que la Alianza estaba al corriente de las acusaciones del régimen libio, que había afirmado que quince personas, incluyendo tres niños, habían muerto este lunes en un nuevo ataque de la OTAN, aunque aseguraba que no tenía medios para verificar estas afirmaciones.

Posteriormente, un alto responsable de la OTAn desmentía "firmemente" todo ataque de la OTAN en Sorman, algo que posteriormente ha rectificado.

La información del bombardeo la daba la televisión estatal libia, que citaba al portavoz del Gobierno, Musa Ibrahim.

Tras calificar el ataque de la OTAN como un acto "terrorista y cobarde", Ibrahim ha indicado que las bombas cayeron en la residencia de Hemidi Juildi, un antiguo compañero de armas del líder libio, Muamar al Gadafi, y en los alrededores.

Algunas de las víctimas, incluidos dos niños, forman parte de la familia Hemidi, mientras que el resto son vecinos de la zona, según la emisora.

Segundo ataque

El régimen libio informó el domingo de la muerte de civiles en un ataque de la Alianza Atlántica en Trípoli, posteriormente confirmado por la propia organización militar.

La Liga Árabe ha condenado la muerte de civiles y ha recordado que el principal objetivo de la intervención militar era "proteger a los civiles y no tenerles como objetivo de los ataques", según el vicesecretario, Ahmed bin Heli.

Por otro lado, al menos 18 rebeldes han muerto y otros 40 han resultado heridos en los bombardeos y en una emboscada tendida por las fuerzas gadafistas en Misrata, ciudad en manos de la oposición libia al este de la capital.

Ocho de los insurgentes han perdido la vida en los bombardeos de las fuerzas fieles al régimen del coronel Muamar al Gadafi en la zona industrial y portuaria. Según las mismas fuentes los gadafistas han utilizado misiles Grad y artillería pesada.

Otros diez rebeldes han muerto en una emboscada tendida por las fuerzas leales al régimen al oeste de Misrata, según la cadena de televisión Al Yazira que no ha dado más detalles.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente