Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

En Libia los dos bandos en guerra civil desde hace seis años han firmado un alto el fuego para todo el territorio, bajo la mediación de Naciones Unidas.

Se ha logrado tras cinco días de conversaciones en Ginebra entre las partes tras cuatro rondas de negociaciones. La entrada en vigor es inmediata. La idea es que facilite la negociación política que ponga fin de forma definitiva a la guerra civil de Libia, sumida en la violencia desde la caída de Gadafi en 2011.

Las conversaciones políticas cara a cara empezarán el 9 de noviembre en Túnez. Todas las fuerzas extranjeras deben retirarse del país y crearán una fuerza policial conjunta que controle el territorio.

Una pareja, de 39 y 42 años, fue detenida a primeros de octubre después de haber vendido billetes de 100 y 200 euros que provenían del saqueo de un banco libio donde Muamar el Gadafi tenía depositada parte de su fortuna. Los rebeldes libios, a los que apoya Francia, saquearon el banco en 2017 y se llevaron 160 millones de euros, seis años después de la muerte del dictador y con Libia en medio de una guerra civil. De los 160 millones, una parte se utilizó para comprar armas, pero otra permanecía sumergida bajo el agua por el sistema de defensa de las bóvedas del banco, algunas afectadas por bombardeos. Durante muchos meses, los billetes permanecieron empapados y, por ello, contenían rastros de moho difíciles de borrar con los productos abrasivos que se utilizaron y que después sirvieron para detectarlos en el mercado, donde se colocaron a través de la mafia turca, quien los vendía en cantidades muy pequeñas a entre un 20 y 40 por ciento de su valor nominal. La Unión Europea lanzó hace meses una alerta a los bancos para prohibir la serie de estos billetes que, según las autoridades, en Europa pueden alcanzar una cifra de 9 millones de euros, mayoritariamente en Alemania y en menor medida en Francia. Informa el corresponsal en París, Paco Forjas.

Las labores de rescate en el Mediterráneo se ven afectadas durante la pandemia. Las migraciones siguen y los problemas sanitarios para encontrar puerto seguro aumentan. 

La gente sigue huyendo de Libia. Allí, según la Organización Internacional de las Migraciones, la situacion humanitaria nunca habia sido peor y calcula que en estos momentos hay unos 650.000 migrantes. El conflicto en Libia se recrudece, no hay alto al fuego, y por tanto muchas personas huyen. Se estima que en la última semana un millar de personas han tomado botes de madera o goma para dejar atrás este conflicto. 

Dos barcos han rescatado personas en las últimas dos semanas: por un lado el Alan Kurdi, de la ONG alemana Sea Eye, con 149 personas a bordo durante once días, y que hoy han sido transferidos a un buque italiano donde realizarán la cuarentena antes de ser redistribuidos por países europeos; y por otro, unos cuarenta migrantes están a bordo del Aita Mari que navega rumbo a Sicilia sin saber si podrán o no desembarcar.

A esto se suma que algunos migrantes han sido devueltos a Libia donde el alto al fuego que se pide no se produce. Las organizaciones humanitarias insisten: "el coronavirus no puede ser una excusa para ocultar la tragedia que sigue teniendo lugar en el Mediterráneo"

Informa, Sara Alonso

Repasamos en nuestro programa de actualidad internacional la evolución de la pandemia en Estados Unidos, en el Reino Unido, en Dinamarca y en Rusia. También detallamos las posibles consecuencias de los incendios recurrentes en la zona de exclusión de la antigua central nuclear de Chernóbil, en Ucrania. Lo hacemos con Agustina Sterling Carmona, doctora en biología y experta en radio-ecología y protección radiológica ambiental. Además, ponemos el foco en Libia, donde los enfrentamientos no cesan. Analizamos la situación con Javier Martin, delegado de la agencia EFE en el Norte de África. Acaba de publicar un informe sobre los mercenarios extranjeros y las milicias locales en Libia.

La canciller y anfitriona de la Conferencia sobre Libia celebrada en Berlín, Angela Merkel, ha anunciado el compromiso de los países asistentes, todos con intereses en el conflicto libio, a respetar el embargo de armas acordado en 2011 por Naciones Unidas. Su actual secretario general, el portugués António Guterres, ha señalado que "todos los participantes se han comprometido a renunciar a las interferencias tanto en el conflicto armado como en los asuntos internos del país". Según este acuerdo, debería cesar tanto el apoyo militar de Turquía al gobierno de Fayed al Serraj, reconocido por la ONU, como el apoyo de Rusia al mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte de los rebeldes que dominan el este de Libia.

Las partes en conflcito en Libia han pactado en la conferencia de paz de Berlín un "plan integral" para la solución del contencioso que incluye un alto el fuego y una comisión militar de verificación integrada por ambos bandos para velar por su complimiento. Merkel la anfitriona del encuentro lo anunciaba en rueda de prensa y decía que "los documentos que hemos acordado hoy deberán ser aprobados por el Consejo de Seguridad de la ONU" y tras su aprobación formarán parte del proceso político para resolver la crisis en Libia. 19/01/20

Berlín acoge este domingo una conferencia de paz para Libia sacudida por un nuevo incidente en las últimas horas que multiplica la compleja situación en la que vive desde hace nueve años el país. Dos gobiernos enfrentados y decenas de países involucrados, con sus propios intereses, apoyando a uno u otro bando. Los pozos de petróleo en el este del país están bajo el control del mariscal Jalifa Haftar  que controla el 60 por ciento del crudo Libio, cuyo destino principal es Europa, y que va ganando la guerra, así que puede que no tenga mucho interés en la paz. El debilitado gobierno de Trípoli cuanta con el apoyo de Turquía, de por medio un acuerdo de seguridad muy provechoso para Ankara. Alemania, Angela Merkel, ha acogido la cumbre dado que no se ha decantado por ninguno de los dos bandos por el momento. 19/01/20

 Los dos gobiernos enfrentados en Libia llegan hoy a la Conferencia Internacional de Berlín con dos trayectorias muy distintas, el primero débil y acorralado en la capital y el segundo en abierta progresión militar hacia la conquista de Trípoli, tendencia divergente que extiende dudas sobre el eventual éxito del encuentro. El más reticente a un acuerdo parece el mariscal Jalifa Haftar, tutor del Parlamento elegido en 2014 y del gobierno no reconocido en la ciudad de Tobruk, que domina más del sesenta por ciento del territorio nacional y controla la mayor parte de los recursos energéticos. 19/02/20

El Este y el Oeste de Libia, las dos partes enfrentadas desde hace nueve meses, han aceptado el alto el fuego propuesto por el presidente ruso Vladímir Putin y su homólogo turco Recep Tayyip Erdogan. Primero los asumió desde Trípoli el Gobierno de Unidad Nacional, respaldado por la ONU, y después el Ejército de Liberación Nacional, bajo las órdenes del mariscal Jalifa Hafter, el hombre fuerte del este. 12/01/20

El mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte de Libia, ha aceptado este sábado el alto el fuego propuesto por Turquía y Rusia en un intento por recuperar las negociaciones de paz tras diez meses de intensos combates con el gobierno sostenido por Naciones Unidas en Trípoli (GNA). En un comunicado, el portavoz del llamado Ejército Nacional Libio (LNA), el coronel Ahmed al Mismari, ha confirmado que las tropas pusieron fin a sus operaciones en la capital, la ciudad de Sirte y el resto de frentes a medianoche, y ha sugerido que cualquier hostilidad después de esa hora sería responsabilidad de las milicias vinculadas al GNA y su aliado, la ciudad-estado de Misrata.

Los combates en Libia han provocado en los últimos meses el cierre de escuelas, cerca de 210, con 115.000 niños fuera de las aulas.

En Cinco continentes han hablado con Lorena Cobas, responsable de Emergencias de UNICEF Comité Español: "Cuando hablamos de más de cien mil niños que no pueden ir a la escuela, hablamos de más de cien mil niños que no tienen la capacidad para recuperarse de todos estos bombardeos y ataques".

"En los últimos años hemos visto como han aumentado las graves violaciones de derechos de la infancia en conflictos, y una de ellas es ataques a escuelas y hospitales", ha añadido.

Siria, Yemen, Afganistán, Libia o Sudán el Sur son algunos de tantos países que siguen viviendo el infierno cotidiano de la guerra. Este 12 de agosto se cumplen 70 años de los 'Convenios de Ginebra' que se desarrollaron precisamente para proteger a la población en situaciones de conflicto. Siete décadas después, la realidad nos demuestra que siguen sin cumplirse. Informa la corresonsal en Oriente PróximoCristina Sánchez

Continúa la espera a bordo del Open Arms, donde unas ciento sesenta personas siguen pendientes de que un gobierno europeo les abra sus puertos. Idéntica situación en el navío Ocean Viking, con ciento setenta migrantes rescatados a bordo. La situación en ambos barcos se complica con el paso de las horas. Calma aparente en la situación de los dos buques en el Mediterráneo y sin que, de momento, hayan recibido notificación alguna de nadie, de ningún gobierno para permitirles entrar en puerto y desembarcar a los más de 300 rescatados que llevan a bordo los dos navíos. En el Open Armas, la situación es más tranquila, aunque las 160 personas a bordo, en su mayoría llevan ya diez días allí. Todos están en cubierta hacinados, y su estado de salud es más delicado. 11/04/19
 

Las personas rescatadas por el Open Arms salieron en su mayoría de Libia... Decir que lo hacen en busca de un futuro mejor es quedarse muy corto en el análisis... Un dato, lo daba el actor Richard Gere después de embarcarse con ellos...prácticamente todas las mujeres que están en el barco han sido "violadas y torturadas repetidamente" en Libia. No son migrantes... son refugiados, insisten las ONG como Médicos Sin Fronteras que conocen muy de cerca la situación en Libia. Lo recogen Alejandro Martínez del Hoyo y Juan Carlos Soriano. 10/08/19
 

La interpretación de las leyes del mar mantiene a las 121 personas rescatadas hace cinco días de morir ahogadas en el Mediterráneo a la espera de que las autoridades de Italia o Malta den permiso al barco español Open Arms para desembarcar a los náufragos en tierra firme.
Brindar auxilio a quienes se encuentran en peligro de muerte en el mar es una obligación consagrada en el Derecho Internacional, en particular por la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar (Convención CONVEMAR) de 1982, por el Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (Convenio SOLAS) de 1974 y por el Convenio Internacional sobre Búsqueda y Salvamento Marítimos (Convenio SAR) de 1979.