Anterior La ONU alerta de que Yemen sufre "la mayor crisis humanitaria del mundo" Siguiente Rajoy niega al juez el cobro de sobresueldos y dice que "jamás" conoció la existencia de una caja B Arriba Ir arriba
El eurodiputado del PP, Pablo Zalba, en una imagen extraída de su blog.
El eurodiputado del PP, Pablo Zalba, en una imagen extraída de su blog.

Un eurodiputado del PP acordó enmendar una ley a petición de un grupo de presión

  • Periodistas de The Sunday Times se hicieron pasar por un grupo de presión

  • Según el dominical, Pablo Zalba aceptó enmendar una ley por dinero

  • El rotativo asegura que se le prometió el pago de 100.000 euros

  • Zalba denuncia una "trampa" en la que no cayó porque "no cobró"

|

El eurodiputado popular Pablo Zalba Bidegain acordó retocar una directiva comunitaria destinada a proteger a los consumidores europeos siguiendo las peticiones de un grupo falso de presión, según revela este domingo el semanario británico The Sunday Times, que afirma que esta conversación fue grabada en secreto.

Según el rotativo británico, Zalba es el cuarto eurodiputado que figura en el caso denominado 'dinero por leyes'" destapado la semana pasada por The Sunday Times.

El mes pasado, Zalba presentó una enmienda utilizando las mismas palabras redactadas por los periodistas encubiertos del dominical, que se hicieron pasar por un grupo de presión cuando se encontraron con él en su oficina de Estrasburgo (Francia), agrega el medio.

Los periodistas le hicieron saber al eurodiputado español que se le pagaría por el trabajo, dice el periódico, que publica extractos de la conversación grabada en secreto.

La enmienda del eurodiputado popular aparece en los documentos oficiales del Parlamento y puede convertirse en ley.

Investigan a otros tres eurodiputados

Tres eurodiputados son investigados en sus respectivos países después de aceptar una oferta de dinero a cambio de enmendar leyes.

Se trata del austríaco Ernst Strasser, el eslovaco Zoran Thaler y el rumano Adrian Severin, afirma The Sunday Times.

Según el dominical británico, Zalba, de 36 años, fue uno de los catorce eurodiputados que mantuvieron reuniones con periodistas encubiertos durante los meses del pasado invierno boreal.

Los periodistas le dijeron a Zalba que ellos eran de un grupo de presión con sede en Londres que querían contratar a un "socio dentro del Parlamento" para su consejo asesor que pudiera tener "influencia" en la legislación, dice el rotativo.

The Sunday Times señala que los periodistas le hicieron saber al eurodiputado popular que a los miembros del consejo se les pagaría unos 100.000 euros anuales y Zalba tenía dos semanas para pensar sobre la propuesta hecha por el falso grupo de presión.

Denuncia "una trampa" en la que no cayó porque "no cobró"

Pablo Zalba ha negado haber aceptado retocar una directiva comunitaria a cambio de dinero y ha asegurado que enmendó esta ley porque así la "mejoraba sustancialmente". El eurodiputado ha denunciado haber sido víctima de una "trampa" que le tendió un falso grupo de presión.

Zalba ha rebatido las informaciones que publica el dominical The Sunday Times, según las cuales periodistas encubiertos se hicieron pasar por un grupo de presión y, a cambio de unos 100.000 euros anuales, le ofrecieron formar parte de su consejo asesor con "influencia" en la legislación europea.

Al respecto, Zalba ha confirmado haber mantenido varias reuniones con los "falsos" ofertantes, que en un primer momento le ofrecieron entrar a formar parte del consejo asesor del grupo de presión al que supuestamente pertenecían, algo que rechazó, y también le propusieron formalizar dos enmiendas a un informe del que el navarro era "ponente en la sombra".

El eurodiputado ha confirmado que los miembros del supuesto grupo le ofrecieron dinero pero él lo rechazó "de plano", porque ése "es mi trabajo y ya tengo remuneración del Parlamento. Me vuelven a citar en una tercera reunión y vuelvo a rechazar el dinero", ha señalado.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente