Enlaces accesibilidad

España cerró 2010 con un déficit del 9,24%, dentro del objetivo pese a las comunidades autónomas

  • El Gobierno se fijó que no superara el 9,3% para todas las administraciones
  • La mitad de las Comunidades Autónomas no cumplen su objetivo del 2,4%
  • Sin embargo, el Estado central y los ayuntamientos sí han reducido su déficit

Por
España cumplió su objetivo de déficit para 2010

España consiguió cumplir el objetivo de déficit público que se había marcado en 2010, ya que la diferencia entre los gastos y los ingresos supuso el 9,24% del Producto Interior Bruto (PIB), ligeramente por debajo del 9,3% que se había fijado previamente. Con todo, más de la mitad de las comunidades autónomas superaron el máximo que se había marcado para las regiones, por lo que la reducción del déficit se ha sustentado en los recortes logrados en la administración central y en los ayuntamientos.

"El conjunto de las Administraciones Públicas ha cumplido con el objetivo del año 2010 marcado en la consolidación fiscal", ha destacado la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, en la presentación de los datos avanzados de la ejecución presupuestaria, que señalan que el déficit ascendió a 98.227 millones de euros, frente a los 117.306 millones de 2009.

En cualquier caso, Salgado ha querido transmitir confianza y ha destacado que las cifras de 2010 reducen considerablemente el déficit de 2009, que ascendió al 11,13%, y "permiten afrontar el ejercicio 2011 con la seguridad de alcanzar el objetivo de déficit, fijado en el 6% para las administraciones públicas". Asimismo, ha presumido de que, con estos datos, el volumen de deuda pública es del 60% del PIB, dos puntos porcentuales menos de lo previsto y 24 puntos por debajo de la media europea.

Sin embargo, Salgado ha insistido en que será necesario "mantener esa tendencia de reducción del gasto en el año 2011", así como las reformas estructurales, sin obviar tampoco una advertencia para las regiones que se han desviado del objetivo de déficit, ya que ha señalado que algunas comunidades autónomas "tendrán que hacer un esfuerzo". "Vamos a estar muy pendientes", ha recalcado la ministra.

Las Comunidades Autónomas no cumplen

La advertencia de Salgado se debe a que, aunque el dato conjunto de las administraciones públicas cumple el objetivo marcado, el déficit de las autonomías ascendió al 3,39%, lo que supone 35.997 millones de euros (más de un tercio de todo el déficit) aunque si se descuentan las liquidaciones negativas pendientes del sistema de financiación autonómica se reduce al 2,83%; en cualquier caso, excede el 2,4% que se había fijado como techo para las regiones.

A pesar de ese dato global, el comportamiento fiscal de las distintas comunidades autónomas ha sido, en palabras de la vicepresidenta, "muy heterogéneo", puesto que ocho de ellas han conseguido no superar ese umbral, o superarlo con un descuento del 0,25% por inversiones productivas: Madrid (con el 0,69%), Extremadura (2,23%), País Vasco (2,24%), Canarias (2,31%), Galicia (2,43%), Castilla y León (2,56%), Cantabria (2,59%) y, "justo en el límite", Asturias (2,61%).

Por el contrario, otras nueve regiones han superado el límite, aunque también con desviaciones dispares, ya que Castilla-La Mancha ha registrado un 6,47%, la que mayor déficit acumula, mientras que Andalucía ha tenido un 2,99% (un 2,74% si se tienen en cuenta las inversiones productivas), una desviación que Salgado ha calificado de "ligero incumplimiento".

Así, la vicepresidenta ha señalado que Aragón, Navarra, La Rioja y la Comunidad Valenciana han registrado "una desviación significativa, que requerirá actuaciones decididas" contra el gasto, mientras que las que más déficit tienen, es decir, Castilla-La Mancha, Murcia (4,95%), Baleares (4,16%) y Cataluña (3,86%), necesitarán"adoptar con firmeza medidas que reduzcan los desequilibrios". En 2011, el límite de déficit para las comunidades autónomas se ha fijado en el 1,3%.

Estado central y ayuntamientos reducen su déficit

En cuanto al resto de administraciones, otros 50.686 millones corresponden al déficit de la Administración General del Estado, equivalentes al 4,77% del PIB. Aunque el Estado central es responsable de más de la mitad del déficit, ha conseguido reducir en un 40,2% el que registró en 2009 y rebajar casi un punto su objetivo, gracias, según Salgado, a los mayores ingresos que han proporcionado medidas como la subida del IVA, así como por la reducción de los gastos, que se cifra en en un 6%.

Las Administraciones de la Seguridad Social -que gestiona el Estado central, pero no se contabilizan en los presupuestos generales- tuvieron un déficit de 2.588 millones de euros, un 0,24%, que se achacan a las aportaciones negativas del Servicio de Empleo Público Estatal y, en menor media, al Fondo de Garantía Salarial.

Por último, los ayuntamientos también han conseguido limitar su déficit, reduciéndolo del 0,58% del PIB que tuvieron en 2009 al 0,5% registrado el año pasado.

La senda de consolidación fiscal establece que este año habrá que dejar el déficit en el 6% y, en 2012, reducirlo al 4,4%, para poder cumplir con las exigencias del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea (un 3% del PIB) ya en 2013.

Noticias

anterior siguiente