Anterior Once muertos en el accidente de un avión de la Fuerza Aérea Colombiana Siguiente Al menos tres niños mueren al colisionar un turismo y un camión en Zamora Arriba

La avispa asesina asiática llega a España

|

La voraz avispa asiática ya ha llegado a España. Es grande y agresiva, pero no con los humanos. Mata a las abejas domésticas a las que decapita con sus poderosas mandíbulas y las devora. Se ha localizado en el País Vasco donde ya ha asaltado varias colmenas.

La avispa asiática, la Vespa velutina nigritorax es una especie invasora. No es autóctona. Su hábitat natural está en China, en el norte de la India e Indonesia.

A finales de 2004 llegó a Francia. Se sospecha que en un contenedor de madera sin tratar con insecticida que habría llegado desde Asia al puerto de Burdeos.

Su aspecto es muy característico. Es grande para las avispas que estamos acostumbrados a ver en Europa. Mide 30 milímetros o sea es unas tres veces
más grande que la abeja de la miel
.

Tiene el tórax y el abdomen negros, excepto por un segmento que es amarillo. Las patas son marrones y amarillas. Construyen nidos en los árboles altos. Son de papel y del tamaño de un balón. Dentro puede llegar a haber unos 1.500 de estos voraces.

Avispas asesinas

Las avispas asiáticas son grandes depredadoras. Atacan a las abejas de la miel cuando llegan a la colmena cargadas de polen, les cortan la cabeza y se las comen. Algunas se las llevan a sus nidos para devorarlas con sus compañeras. Han atacado algunas colmenas en Guipúzcoa.

En Asia, lo habituales que las abejas se defiendan. Rodean a la avispa y forman una pelota hasta que la temperatura asciende a los 45 grados centígrados en el interior y entonces la avispa muere.

Por el momento, en España las abejas aún no han desarrollado la técnica. Están despistadas ante esta nueva amenaza. En España ya hay unas 1.400 especies invasoras.

El cangrejo americano, el mejillón cebra, el caracol manzana, el mosquito tigre o el visón americano son nombres que ya nos son familiares. Y lo son por los desajustes medioambientales que han causado.

Las especies invasoras rompen el equilibrio de los ecosistemas en los que se instalan y si no son frenadas a tiempo los destruyen.

La avispa asiática ha venido para quedarse dicen los expertos, y no habrá forma de erradicarla. Así que ya podemos ir acostumbrándonos a su presencia y buscando estrategias para que su población no se descontrole.

CIENCIA AL CUBO

SUSCRÍBETE al podcast de Ciencia al Cubo, el programa sobre Ciencia de América Valenzuela en Radio 5.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente