Enlaces accesibilidad

Trinidad Jiménez, la musa de Zapatero por fin llega a Exteriores

  • Es una de las ministras mejor valorada del Gobierno de Zapatero
  • Fue una de las que aupó al presidente al liderazgo del PSOE

Ver también: Nuevo Gobierno de Zapatero

Por
Trinidad Jiménez será la nueva ministra de Exteriores

Lejos queda ya esa imagen de la chupa de cuero con la que muchos pusieron cara a Trinidad Jiménez. Era el año 2003 y se presentaba como rival de Alberto Ruiz Gallardón en las elecciones municipales de Madrid

Siete años después, 'Trini', como la llama casi todo el mundo en el PSOE, ocupa desde este 20 de octubre la cartera del ministerio de Asuntos Exteriores.

Deja atrás el ministerio por el que ha logrado grandes apoyos en la sociedad española, el de Sanidad, y tras un breve regreso la arena política madrileña de la mano de su disputa con el secretario general del PSM, Tomás Gómez, por ser cabeza de lista para arrebatarle a Esperanza Aguirre el sillón de mando de la Puerta del Sol.

Abogada y experta en relaciones internacionales, también cuenta con experiencia en el ámbito internacional ya que ocupó el cargo de secretaria de Estado para Iberoamérica.

Una de las ministras mejor valoradas

Con todo, el puesto con el que ha alcanzado su máximo reconocimiento ha sido con el de ministra de sanidad gracias, mayoritariamente, a su gestión de la crisis de la gripe A con la que ha llegado a situarse como una de las ministras mejor valoradas del Gobierno.

Esta malagueña de 48 años es la ministra del consenso, la negociación y el pacto. Hace gala de ese talante del que en su día presumía su gran valedor, José Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente confía en ella, está en su núcleo duro. De hecho, ella estaba entre el grupo de socialistas que formaron la corriente Nueva Vía y que aupó a Zapatero al control del partido en el año 2000.

Su cercanía al presidente ha hecho que muchos la vean como 'la niña bonita de Zapatero'. Sin embargo, este califcativo no siempre le ha sido positivo ya que fueron muchas las voces críticas que salieron en su contra dentro del PSM cuando presentó su candidatura frente a la de Tomás Gómez, una candidatura que creyeron justa para él.

Elogios de la clase política

"Es una política de raza". Este piropo podría provenir de cualquier socialista pero no, las flores hacia 'Trini' han llegado hasta de la que pudo convertirse en su contrincante política, Esperanza Aguirre. Fue tras la firma de un pacto entre la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Sanidad para agilizar la Ley de Dependencia.

Procede de una familia de juristas. Su padre, José Jiménez Villarejo, fue magistrado del Tribunal Supremo y su tío fue jefe de la Fiscalía Anticorrupción.

No fuma (suya es la cruzada contra el tabaco en los espacios públicos) ni bebe y presume de no tomar nunca medicamentos. Su comida favorita es la ensalada. Guarda en sus buenos recuerdos la etapa en la que vivió en Guinea Ecuatorial donde trabajaba como profesora de la UNED y su sueño es retirarse en Málaga, frente al mar.

Noticias

anterior siguiente