Anterior El papa crea cardenal al arzobispo de Barcelona, Juan José Omella Siguiente El World Pride llega con huelga en el Metro y restricciones de tráfico: cómo moverse por Madrid Arriba Ir arriba
Ciencia al cubo - Abejas, nueva explicación - 14/10/10

Nuevos datos sobre la desaparición de las abejas

  • Las abejas son fundamentales para el equilibrio medioambiental y económico

  • Están siendo atacadas por hongos, parásitos y muchos virus

  • Deciden morir fuera de la colonia para no dar trabajo de limpieza

|

Ciencia al cubo

El nacimiento de perritos fluorescentes, la muerte de una chimpancé calva, qué son las neuronas espejo, el origen de los ojos azules o por qué nos salen canas. De la mano de América Valenzuela, en 'Ciencia al Cubo' pueden escuchar las historias más variopintas sobre temas científicos de actualidad. Emisión en Radio 5: Lunes a jueves a las 15: 42; Sábados 09:22 / 17:52 / 21:06; Domingos 09:22 / 17:55

En 2006 saltó la alarma. Las abejas estaban desapareciendo en Europa, Estados Unidos y Asia. Las colmenas aparecían vacías. ¿Dónde estaban las
abejas? ¿Sin ellas quién iba a polinizar las grandes extensiones de cultivos?

Los científicos azuzados por los intereses económicos de sus gobiernos se pusieron manos a la obra para averiguarlo. Aún hoy las colonias de abejas siguen desapareciendo y las causas no están del todo claras.

Las abejas son fundamentales para el equilibrio medioambiental y económico. El 80% de las especies de plantas con flores dependen de estos animalitos para reproducirse. Así, el 30% de los alimentos del planeta se obtienen gracias a ellas.

Un ejemplo: en California, los apicultores utilizan las abejas para polinizar las flores de los almendros que producirán el 80% de las almendras que se consumen en el mundo. Sólo la industria apícola representa en este país 14.000 millones de dólares, o sea unos 10.000 millones de euros.

Mueren fuera de la colmena

Las abejas desaparecen porque mueren y a ellas les gusta morir fuera de la colmena, para no dar trabajo de limpieza a sus compañeras. Los científicos
descubrieron que el principal factor que contribuía al que bautizaron como 'Trastorno de colapso de colonia' era un virus, el israelí de parálisis aguda.

Se conoce desde hace relativamente poco tiempo. Fue aislado por primera vez por científicos de la Universidad hebrea de Jerusalén en 2002. Provoca temblor en las alas y parálisis progresiva.

Así hasta que la abeja muere. Poco después los científicos se dieron cuenta de que este virus era sólo la punta del iceberg y que no era ni mucho menos la única causa por la que morían las abejas.

Tras varios análisis todo ha apuntado a que las abejas también están siendo atacadas por hongos, parásitos y otros muchos virus aparte del israelí. El
estudio más reciente sobre este asunto es estadounidense.

Virus, parásitos y hongos

Lo ha publicado hace unos días la revista científica PLoS ONE. Confirma esta asociación entre virus, parásitos y hongos. Han buscado en la abejas ADN de más de 30.000 posibles culpables.

Y han hallado un virus, que habitualmente ataca a otros insectos, como las polillas. Han descubierto que este virus sí ataca a las abejas y acaba con ellas cuando éstas están infectadas por un hongo  llamado 'Nosema ceranae', que por cierto, es precisamente el que se ha encontrado en muchas de las colonias afectadas en España.

Las abejas se infectan cuando se comen las esporas. Así que la solución que proponen estos investigadores es combatir el parásito para evitar que el virus las ataque. Aún así, es un trabajo preliminar y aún no las tienen todas consigo.

CIENCIA AL CUBO

SUSCRÍBETE al podcast de Ciencia al Cubo, el programa sobre Ciencia de América Valenzuela en Radio 5.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente