Ai Weiwei tapiza el suelo de la Tate con cien millones de pipas de girasol de porcelana

  • El artista chino expone su instalación "Sunflower Seeds" en la Sala de Turbinas
  • Son más de cien millones de pipas de porcelana pintadas a mano
Ampliar fotoEXHIBICIÓN DE ARTISTA CHINO EN LA TATE MODERN DE LONDRES

Una niña juega sobre las semillas de girasol de porcelana de Weiwei.EFE/ANDY RAIN

Ampliar foto EXHIBICIÓN DE ARTISTA CHINO EN LA TATE MODERN DE LONDRES

Ai Weiwei sostiene un puñado de semillas de girasol en la Turbine Hall de la Tate Modern.EFE/ANDY RAIN

EFE/Joaquín Rábago - LONDRES 

Es un auténtico trabajo de chinos: el artista Ai Weiwei ha tapizado el suelo de la Sala de las Turbinas de la Tate Modern con más de cien millones de pipas de porcelana.

En un primer momento, cuando uno pisa las pipas, cree que son naturales hasta que, como hicieron algunos periodistas en la presentación hoy a la prensa de la instalación, se las lleva a la boca y se da cuenta de su dureza.

Cada semilla de girasol que compone ese paisaje que uno puede pisar a voluntad mientras escucha el ruido que generan sus pisadas está fabricada en efecto con porcelana de la máxima calidad y pintada pacientemente a mano por un artesano sin que haya dos iguales.

Todas han sido producidas según los métodos tradicionales en la antigua ciudad de Jingdezhen, famosa por su producción de porcelana para la corte imperial, producción que "últimamente está muy comercializada", según ha explicado este lunes el propio Ai.

Cada una de las pipas que componen la instalación "Sunflower Seeds" (en español "Semillas de Girasol"), se moldeó y se fundió en un horno a 1.300 grados centígrados, se pintó luego a mano y se metió de nuevo en el horno, esta segunda vez a una temperatura de 800 grados centígrados.

En dos años los artesanos contratados por Ai produjeron más de cien millones de pipas, que para quienes gustan de este tipo de estadísticas forman una masa de unos diez centímetros de espesor que cubre una superficie de un millar de metros cuadrados y pesa más de 150 toneladas.

Preguntado si él mismo había pintado alguna, dijo que "quizás dos o tres", pero reconoció que le salieron muy mal "porque parece un proceso simple, pero es muy difícil".

Es una instalación, esta undécima de la serie Unilever, muy distinta de las precedentes como la raja que partía en dos ese mismo suelo, de la colombiana Doris Salcedo, la araña gigante de Louise Bourgeois, los toboganes de Carsten Höller o la más bella e impactante de todas, el sol artificial de Olafur Eliasson.

Las pipas de girasol, alimento que se llevan a la boca en la calle millones de jóvenes chinos, puede despertar en cada uno distintas asociaciones.

Así, a muchos chinos puede recordarles los carteles de la época de la Revolución Cultural (1966-1976) que presentaban a Mao Tse-tung como el sol y a la masa del pueblo como girasoles vueltos hacia su persona.

El propio Ai recuerda con nostalgia el haber compartido con otros en tiempos de penuria, represión e incertidumbre unas humildes pipas y lo ve hoy como un gesto profundo de amistad y compasión humana.

Individuos como pipas de girasol

En sus explicaciones, la Tate teoriza sobre una instalación que, al margen de sus calidades materiales, tiene mucho de arte conceptual, y hace todo tipo de reflexiones sobre qué significa "un individuo (una pipa) en la sociedad de hoy" o si "somos insignificantes e impotentes a menos de actuar unidos".

Ai, nacido en 1957 en Pekín, donde vive y trabaja, es en cualquier caso un artista profundamente interesado en las posibilidades de comunicación global que ofrecen las nuevas tecnologías y así, pese a que tiene prohibido un blog en su país, utiliza habitualmente Twitter.

La Tate ha querido aprovechar esa circunstancia y ofrece la oportunidad de comunicarse directamente con el artista chino e implicarse en "un diálogo global" sobre su obra.

Una serie de cabinas con vídeo instaladas en la Sala de las Turbinas permite a los visitantes registrar sus preguntas al artista o sus comentarios personales sobre su obra y cada semana ése seleccionará y responderá a algunos de esos vídeos.

Tanto los comentarios o preguntas de los visitantes como las respuestas que ofrezca Ai se publicarán en la dirección de internet www.tate.org.uk/go/aww y podrán consultarse en pantallas táctiles en la misma galería.

También se podrá acceder mediante Twitter, y el artista se ha comprometido a responder a través de ese medio a las preguntas que se le hagan (#tateaww), y el texto resultante podrá verse en Twitter.com y en el portal de internet de Tate.

­ ­ ­ ­

Túnez cierra un ciclo con la elección hoy de su presidente

Los comicios son reflejo de la creciente polarización entre laicos e islamistas. Eligen entre Beyi Caid Essebsi (vencedor en la primera vuelta) y Moncef Marzuki.

­ ­ ­ ­
El juez no ve delito de terrorismo en la actuación del hombre que estrelló el coche en Génova

Prisión sin fianza para el hombre que atacó la sede del PP

La Audiencia Nacional se ha inhibido al no apreciar un delito de terrorismo. Se le imputan estragos o tenencia de explosivos.

­ ­ ­ ­
Ramos guía al Madrid desde la Décima al Mundialito

Ramos guía al Madrid desde la Décima al Mundialito

ÓSCAR LÓPEZ

El central, duda los días previos, abre el camino a la victoria en la final. Los blancos se imponen al San Lorenzo por 2-0 con goles del central y Bale.

­ ­ ­ ­
El Supremo sentencia que los derechos laborales de un convenio se mantienen aunque éste expire

El Supremo sentencia que los derechos laborales de un convenio se mantienen aunque éste expire

El tribunal entiende que se convierten en derechos individuales del trabajador. Rompe con la limitación a un año de la 'ultraactividad' de los convenios que establecía la reforma laboral de 2012.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Bunbury dice 'hasta luego' con un poderoso concierto en Madrid

En 2015 se alejará de los escenarios. No defraudan su voz imparable y una puesta en escena abrumadora.

­ ­ ­ ­
En primer plano la sonda Rosetta en el momento de separarse de Philae.

La misión Rosetta de la ESA, uno de los diez descubrimientos de 2014 para Science y Nature

Science considera el aterrizaje de Philae una "hazaña impresionante". La misión permite ver "en primera fila" cómo se calienta, respira y evoluciona un cometa.

Espacio reservado para promoción
cid:827