Anterior López quiere que los candidatos a las primarias se comprometan a no hacer oposición si pierden Siguiente El número dos de Interior dice que "ni conocía ni debía conocer" el caso Lezo y denuncia un "linchamiento político" Arriba Ir arriba
Un perro salvaje carga con su 'botín'
Un perro salvaje carga con su 'botín' REUTERS REUTERS

¿Quién ataca a las ovejas, lobos o perros?

  • Un estudio del CSIC achaca a perros salvajes, y no lobos, ataques a ovejas

  • La investigación se basa en los estudios realizados sobre muestras fecales

  • La dieta de los perros estaba compuesta por un 32% de ganado ovino

|

Un equipo de investigadores de la Estación Biológica de Doñana (EBD), perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han publicado un estudio en el que sostienen que parte de los ataques de ganado atribuidos a lobos podrían haber sido causados por perros salvajes.

La investigación, publicada en la revista Animal Conservation, se basa en el estudio de los excrementos recogidos en el norte de Burgos y el oeste de Álava, "una zona donde se producen frecuentes ataques al ganado", destaca el CSIC en un comunicado.

Estos análisis determinaron que la mayoría de las muestras pertenecían a perros salvajes y que la dieta de los cánidos estaba compuesta hasta un 32% de ganado ovino. En los lobos, esta dieta representaba un 3,3%.

Se trata de la primera vez que se utilizan estas técnicas en España para identificar excrementos de cánidos.

"La aparición de presas domésticas es mucho más elevada en perros y, en cambio, los lobos consumen preferiblemente presas silvestres", indica Jorge Echegaray, investigador de la EBD.

Los investigadores recogieron 136 muestras de las que se identificaron más de la mitad: 31 de lobo, 53 de perro, y otras dos, recogidas por error, que eran de zorro.

No todo son lobos

A la vista de estos datos, Echegaray señala que "podría existir una desproporción en la atribución de daños, dado que el 95% de los ataques se asignan a lobos, muy difíciles de distinguir, por lo que los posibles ataques de perros salvajes estaría engrosando los costes económicos asociados a la conservación del lobo". 

El investigador recuerda que uno de los problemas de conservación de grandes carnívoros es la conflictividad con la ganadería, lo que contribuye a fomentar la percepción negativa sobre el lobo.

"En los últimos tiempos, y por este tipo de justificaciones, sólo en la provincia de Álava se han abatido 4 ejemplares de lobo al año, además de realizarse 300 batidas de erradicación, el 74% de las cuales se realizaron fuera de la temporada de caza. Además, existen patrullas de control cuyo objetivo es perseguir a los lobos", concluye el investigador.

En otros países donde no existe población de lobos, como el Reino Unido, los perros salvajes matan anualmente un promedio de 30.000 ovejas y 10.000 corderos, lo que supone unas pérdidas de alrededor de 2,5 millones de euros.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente