Enlaces accesibilidad

Un feto humano no sufre antes de cumplir las 24 semanas según un estudio científico

  • Hasta entonces las conexiones cerebrales no están completamente formadas
  • El estudio deja sin argumentos a quien rechaza aumentar los plazos para abortar

    Ver también:  Preguntas sobre la nueva ley del aborto

Por

El feto humano no siente dolor antes del las 24 semanas según ha revelado un estudio científico encargado por el Departamento de Salud del Reino Unido al Real Colegio de Ginecólogos y Obstetras.

El hallazgo, que prueba que las terminaciones nerviosas del cerebro de los fetos no están completamente formadas hasta que se cumplen los seis meses de gestación, tira por tierra uno de los argumentos que los activistas contrarios al aborto han utilizado para reducir el límite de interrupción voluntaria del embarazo, según publica este viernes el diario 'The Guardian'.

Así, los resultados de los dos informes entregados al Departamento de Salud británico indican que los abortos en avanzado estado de gestación, permitidos sólo en casos de serias malformaciones fetales o riesgo para la madre, no provocarían sufrimiento fetal.

De hecho, uno de los informes indica que, incluso pasadas las 24 semanas de gestación "es difícil asegurar que el feto pueda experimentar dolor porque esta sensación, como todas las demás experiencias, se desarrolla tras el nacimiento junto a la memoria y a otras conductas aprendidas".

El estudio dice aportar pruebas de que los elementos químicos presentes en el útero inducen al feto a un estado "continuo de sedación o inconsciencia".

Situación española: aborto libre hasta la semana 14

En España, la nueva ley del aborto, que entrará en vigor el próximo 5 de julio, permite el aborto libre hasta la semana 14 de gestación y la mujer debe haber sido informada sobre los derechos, prestaciones y ayudas públicas de apoyo a la maternidad al menos tres días antes de que se realice el aborto.

Hasta las 22 semanas se podrá interrumpir el embarazo siempre que "exista grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada". Así debe constar en un dictamen emitido antes por dos médicos distintos al facultativo que vaya a practicar o dirigir el aborto. También existe el mismo límite en el caso de que exista riesgo de graves anomalías en el feto y así conste en un dictamen de dos médidos distintos al que lo practique.

La nueva ley permitirá además abortar en cualquier momento de la gestación "cuando se detecten anomalías fetales incompatibles con la vida" con un informe médico o "cuando se detecte en el feto una enfermedad extremadamente grave e incurable en el momento del diagnóstico y así lo confirma un comité clínico".

Las menores que aborten deberán informar a sus padres

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes dos reales decretos para desarrollar la nueva ley del aborto. En uno de ellos se recoge que las jóvenes de 16 y 17 años que decidan abortar tendrán que acreditar que han informado a sus padres o tutores, que deberán además acompañarlas.

La nueva legislación permite a estas menores interrumpir una gestación sin consentimiento paterno, pero las obliga a informar a sus progenitores a no ser que exista riesgo de violencia familiar si comunican su situación.

En el segundo real decreto aprobado este viernes "garantiza la igualdad y la calidad" la calidad asistencial en la prestación de las interrupciones voluntarias del embarazo para garantizar por igual el acceso sea cual sea la comunidad de residencia.

Noticias

anterior siguiente