Enlaces accesibilidad

El Parlamento Foral de Navarra aprueba una ley para garantizar el aborto en la comunidad

       
  • Hasta ahora, las mujeres que querían o tenían que abortar debían hacerlo fuera
  •    
  • El Gobierno navarro argumentaba que todos los profesionales eran objetores
  •    
  • El PSN: "Tenemos las herramientas y los profesionales, faltaba voluntad política"
  •    
  • La nueva ley del aborto a nivel nacional entrará en vigor el próximo 5 de julio

Por

El pleno del Parlamento Foral ha aprobado este jueves con el apoyo de PSN, Nafarroa Bai e Izquierda Unida una proposición de ley del grupo socialista para que las mujeres navarras tengan garantizado el aborto en su comunidad y no se las derive a centros sanitarios de otras comunidades autónomas.

La parlamentaria socialista María Chivite ha explicado a RTVE.es que la situación hasta la fecha en Navarra "era absurda". 

"No se practican abortos en Navarra, ni siquiera en casos en los que el médico lo aconseja porque la viabilidad del feto es nula o porque corre peligro la madre. Ocurra lo que ocurra, te piden cita en Madrid o en Zaragoza, te pagan el autobús y luego vuelves con las facturas para que te paguen el resto de gastos", explica Chivite.

"Es mentira que todos los médicos sean objetores"

Hasta la fecha, el Ejecutivo navarro ha justificado la situación argumentando que "el sentir mayoritario de los profesionales era el de la objeción de conciencia". Sin embargo, en palabras de Chivite, "eso es mentira".

"Hace unos meses, once médicos y varias enfermeras firmaron un comunicado para hacer público, con nombres y apellidos, que no estaban en contra de practicar abortos", explica.

"En ese momento quedó claro que en Navarra no somos más puritanos o más nada que nadie", puntualiza Chivite. La parlamentaria socialista mantiene que cerca de 700 mujeres navarras abortaron el pasado año, "pero no en Navarra".

Quieren evitar "que el Gobierno se escape"

Con esta modificación de la Ley Foral de Salud de 1990, el Parlamento Foral quiere evitar "que el Gobierno se escape por ningún lado". "Si en la ley estatal existe un mínimo resquicio legal, el Gobierno navarro se agarrará a él para continuar igual", cuenta.

En la ley foral no se menciona la interrupción voluntaria del embarazo y, por tanto, para estos casos se aplica la estatal (que cambiará el próximo 5 de julio). 

No obstante, el Gobierno navarro no permite que se practiquen abortos en toda la comunidad "agarrándose" al artículo 19 de la norma, en el que se contempla que la embarazada tendrá derecho a ser atendida "en cualquier centro acreditado del territorio nacional" si no se pudiera prestar este servicio en su comunidad autónoma.

"Es un problema de voluntad política"

La entrada en vigor de la reforma de la ley del aborto el próximo 5 de julio cambiará ligeramente la situación, ya que expone claramente en su disposición final 5 que se garantizará esta prestación en la "comunidad de residencia" de la embarazada siempre que la mujer así lo solicite.

Sin embargo, según Chivite, "en primer lugar, las mujeres tendrían que hacer una petición expresa de que quieren ser atendidas en Navarra y en segundo lugar, la nueva ley también contempla un cambio de comunidad si en la que reside no tiene recursos y el Gobierno se va a agarrar a cualquier resquicio legal".

La parlamentaria socialista ha adelantado que, una vez que entre en vigor la ley, presumiblemente después del verano, están "dispuestos a denunciar" al Ejecutivo foral si tienen conocimiento de que alguna mujer ha tenido problemas para ser atendida en Navarra.

"Tenemos las técnicas, las herramientas y los profesionales. Lo que falta es voluntad política"
, ha concluído Chivite.

Noticias

anterior siguiente