Anterior Julio se despide con una 'luna azul' Siguiente Malasia investiga si los restos de un avión hallados en el Índico pertenecen al vuelo desaparecido MH370 Arriba
Linneo y su sistema de clasificación biológica
HISTORIAS DE LA CIENCIA

Linneo y su sistema de clasificación biológica

|

El naturalista sueco Carlos Linneo nació en Rashult-Smaland el 23 de mayo de 1707. Su padre era un clérigo luterano apasionado de las plantas que disponía de un amplio jardín donde el pequeño Carlos se inició en el estudio de la botánica. Fue tal su pasión por las plantas y la fascinación que tenía por sus nombres que a los ocho años le llamaban "el pequeño botánico".

Sin embargo, fue un mal estudiante, y sus padres se sintieron tan decepcionados ante su nulo interés y aptitud que lo colocaron como aprendiz de zapatero.

El joven naturalista pronto se dio cuenta que aquello era peor que estudiar y pidió una segunda oportunidad. Fue el inicio de una brillante carrera académica, plagada de distinciones. En 1727 ingresó en la Universidad de Lund para estudiar medicina. En esa época, la botánica formaba parte del plan de estudios ya que las plantas eran la principal fuente de medicinas.

Posteriormente se trasladó a Uppsala porque su universidad disponía de mejores jardines y de una amplia comunidad de especialistas en botánica. Hasta entonces, los botánicos se habían contentado con observar el color y la forma de las plantas, pero Linneo, comenzó a estudiarlas en detalle.

Como los jóvenes pudientes de su época, viajó a Holanda, Inglaterra y Francia para ampliar sus estudios de medicina... Y casi recién cumplidos los 23, empezó a elaborar catálogos de las especies de vegetales y animales de todo el mundo. Realizó expediciones botánicas a Suecia central y Laponia por cuenta de la Academia de Ciencias de Upsala.

En el lago Purkijaure quedó fascinado por las perlas y de regreso a Uppsala experimentó una técnica de cultivo de perlas a partir de fragmentos de yeso que introdujo en moluscos que depositó durante seis años en el río Fyris. Perfeccionó la técnica y vendió la idea en 1762, aunque permaneció olvidada hasta la relectura de sus manuscritos, a comienzos del siglo XX.

Una nueva propuesta taxonómica

En 1735, poco después de su llegada a Holanda, publicó su Sistema natural, el primero de una serie de trabajos en los que presentó su nueva propuesta taxonómica para los reinos animal, vegetal y mineral.

En 1738 regresó a Suecia, y fue nombrado médico del Almirantazgo, especializándose en el tratamiento de la sífilis y convirtiéndose en el principal impulsor de la Academia Sueca de las Ciencias.

En 1742 Linneo fue nombrado catedrático de medicina práctica en Upsala, cargo que cambió por la cátedra de botánica y dietética, que impartió hasta el final de sus días, lo que le permitió dedicarse a sus tareas de clasificación. En esta ciudad sueca, restauró el jardín botánico (sembrando las plantas de acuerdo a su sistema de clasificación), hizo tres expediciones más a diversas partes de Suecia, e inspiró a toda una generación de estudiantes.

Linneo logró que sus discípulos fueran enviados en viajes comerciales y de exploración a todas partes del mundo. Quizás su alumno más famoso sea Daniel Solander, el naturalista de a bordo durante el primer viaje alrededor del mundo del Capitán James Cook, y quien trajo a Europa las primeras colecciones de plantas de Australia y del Pacífico Sur.

Otro alumno, viajó durante tres años por las colonias británicas en el Nuevo Mundo estudiando las plantas americanas. Otro, visitó Japón y no sólo estudió su flora, sino que enseño medicina occidental a practicantes japoneses.

Su pasión por las plantas no le impidió que se dedicara a la Medicina, y llegó a ser médico personal de la familia real sueca.

En 1751 Linneo publicó Filosofía botánica, quizá su obra más influyente. En ella afirmaba que era posible crear un sistema natural de clasificación a partir de la creación divina, original e inmutable, de todas las especies.

Linneo clasificó a los seres vivos en diferentes niveles jerárquicos

Era lo que hoy conocemos como Taxonomía. Linneo clasificó a los seres vivos en diferentes niveles jerárquicos: los géneros se agrupan en familias, éstas en órdenes, las órdenes en clases, las clases en tipos o phyla, que a su vez se encuadran en reinos.

Este sistema es jerárquico, ya que los organismos se clasifican en una serie ascendente de grupos incluidos unos en otros en sucesión siempre creciente.

Las categorías principales se denominan taxones y cada una tiene su rango taxonómico. Desde que Linneo propuso su clasificación ha habido modificaciones en ella, pero los principios básicos originales continúan vigentes.

Además demostró la reproducción sexual de las plantas y dio su nombre actual a las partes de la flor.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente