Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Ana María Matute vivió casi noventa años (1925-2014), pero le gustaba decir que no pasó de los doce. Ocupó un sillón de la Real Academia Española. Fue una de las voces más singulares de la narrativa española del siglo XX, recibió los premios más importantes de la literatura en castellano y fue varias veces candidata al Nobel.

Decía que escribir era para ella una forma de ser y de estar en el mundo. Por eso, su vida y su obra no pueden separarse. Su infancia, que en alguna ocasión dijo que es más larga que la vida, fue fundamental. Por eso, muchos de sus protagonistas eran niños, o los adultos que recuerdan su niñez.

Ana María Matute nació en una familia burguesa de Barcelona, de madre riojana y padre catalán. Una torre de marfil, un mundo lleno de convenciones y de hipocresía que poco tenía que ver con la vida, y donde, desde pequeña, supo que no encajaba. Se sintió mucho más cómoda en Mansilla de la Sierra, el pueblo de su madre, donde conoció unos niños más pobres y más auténticos. Y donde conoció en profundidad el bosque, ese paisaje que también formó parte de muchas de sus obras.

Pronto la literatura fue para ella un refugio ante la extrañeza de un mundo que no entendía. Su primera novela, Pequeño teatro, la escribió a los 17 años, con la que doce años después ganó el Premio Planeta. Quedó semifinalista del Premio Nadal en 1947 con Los Abel, la primera novela que publicó y que había escrito con 19 años.

Su vida atravesó el éxito profesional en paralelo a algunos sufrimientos personales, como su doloroso fracaso matrimonial. En 1971 entró en una depresión que la apartó de su actividad, cuyas causas, según reconoció años después, tenían que ver con todas las malas experiencias de los años anteriores. Pero en 1996 llegó el resurgimiento definitivo con una novela de casi mil páginas que llevaba 25 años sin terminar: Olvidado rey Gudú. Recibió el Premio Cervantes en 2010 como culminación de toda su obra.
 

Tony Leblanc fue una de las figuras más populares y características del mundo del espectáculo español durante la segunda mitad del siglo XX. Polifacético artista, trabajó como actor, bailarín, director de cine y teatro, escritor de guiones y libretos, empresario y productor. Además, fue boxeador y futbolista, y prolífico autor de canciones, algunas especialmente famosas.

Ana Vega Toscano, autora de este documental sonoro, se acerca a las múltiples facetas de un artista que fue gran estrella del teatro musical español, actividad que compaginó con un extenso trabajo cinematográfico y con su destacada participación en TVE, donde fue pionero con actuaciones emblemáticas.

Su verdadero nombre era Ignacio Fernández Sánchez, y nació un 7 de mayo de 1922 en el Museo del Prado de Madrid. Su actividad profesional comenzó como bailarín de claqué, actuando durante la guerra civil. Finalizado el conflicto, su formación como bailarín le sirvió para entrar como boy en la compañía de Celia Gámez. Su primera oportunidad importante en el teatro fue en el Circo Price con Carlos Saldaña, Alady.

Por esas mismas fechas una casualidad hizo que consiguiera su primer papel con diálogo en el cine en la película Los últimos de Filipinas. De esta forma, inició una carrera imparable que le llevó a tener una extraordinaria popularidad. Además de ser un actor destacado en muchos títulos clásicos, como Los tramposos, Las chicas de la cruz roja, El astronauta, y tantas otras, fue director y guionista de tres películas muy personales, entre las que destaca El pobre García por sus toques autobiográficos. No tan conocido es su interés por figurar en todos los aspectos del espectáculo: de hecho, colaboró en la creación de sus espectáculos teatrales de forma integral, desde hacer coreografías a escribir el libreto.

Es destacada su contribución al teatro musical español, particularmente con revistas que podemos llamar de variedades. Espectáculos que estuvo haciendo toda su vida con grandes éxitos como Lo verás y lo cantarás, o Te espero en Eslava.

Para TVE creó personajes que se hicieron muy populares, como Kid TaraoCristobalito Gazmoño o don Anselmo Carrasclás, y protagonizó sketches de corte vanguardista, como el famoso número de la manzana que hizo en Esta noche fiesta, de José María Íñigo.
 

Puede parecer la piel de una serpiente pero el brillo es claramente metálico y urbano. La imagen es poderosa y ya no está presa en una fotografía. Forma parte de una de las instalciones del artista Christian Lagata, partipante en el Sexto Programa de Investigación y Producción del Centro de Creación Contemporanea de Andalucía, en Córdoba. Es jerezano, ama las artes visuales y se declara consumidor compulsivo de música a cualquier hora del día.

Documentos RNE se detiene en uno de los mitos más potentes del imaginario colectivo de Estados Unidos y que exportó por todo el mundo con enorme éxito. La leyenda de Buffalo Bill hunde sus raíces en el salvaje oeste, pero también en la imaginación desbordante de su fuerte espíritu fabulador.

Buffalo Bill, cuyo nombre real fue William Frederick Cody, pasó su juventud en las grandes praderas del medio oeste. Gracias a sus habilidades como jinete y tirador fue cazador de bisontes para el ferrocarril, y aprovechó su conocimiento del territorio y de las costumbres de los indios como explorador del ejército. Participó activamente en las guerras indias y buscó fortuna a fuego junto a personajes tan turbios como Wild Bill Hickok. Pero Cody trascendió con mucho su condición de hombre de las praderas.

Su vida cambió cuando el escritor Ned Buntline le eligió como figura literaria para sus exitosos folletines sobre Buffalo Bill. Cody decidió confundirse con su personaje de ficción, primero en el teatro y después en su propio circo. Creó para su Buffalo Bill’s Wild West un relato mítico de aventuras del salvaje oeste.

Buffalo Bill fue, en buena medida, el inventor del western, pero no solo eso, también forjó una identidad nacional para un país en proceso de construcción. Muchas de las claves del espíritu nacional de Estados Unidos surgen de la puesta en escena de su circo, lugar de refugio de figuras legendarias como el gran jefe sioux Toro Sentado o la extraordinaria tiradora Annie Oakley.

Su tremendo éxito le llevó a cruzar el océano para ser aclamado en Londres, París, Roma o Barcelona. Allí donde plantaba su carpa sonaba la marcha The Star Spangled Banner, que terminaría convertida en el himno de Estados Unidos años después de su muerte.
 

Biofonías

Pepe Moncayo

Pepe Moncayo regenta uno de los restaurantes de moda en Washington DC,"Cranes", galardonado recientemente con una estrella Michelín. El chef comezó su carrera con figuras de la talla de Santi Santamaría o los Hermanos Torres y cimentó su técnica actual -que fusiona la cocina de producto española con la asiática- con sus años de experiencia en Singapur. Su receta para el éxito pasa por pochar a fuego lento todas esas experiencias orientales y saltearlas con la tradición de nuestra cocina, sin olvidar los ingredientes locales. Norteamerica, España y Singapur en el plato.

Biofonías

Liz Forte

La ingestión de Liz Forte no tiene efectos secundarios negativos comprobados. El artista madrileño ha conseguido en poco tiempo un puñado de éxitos en distintas plataformas musicales y son legión los seguidores que tararean ya alguno de sus estribillos. Tiene entre sus preferencias a los Estopa y al Punk-Pop de su juventud. Su nombre real es Alex Forte, nació en 1993, y promete seguir jugando (como hasta ahora) con diferentes géneros y estilos.

Aunque se le incluye en la llamada Primera Generación de la PosguerraJosé Hierro (1922-2002) se distanció tanto de los garcilasistas tradicionales como de la poesía social de su época para ser, en palabras suyas, un poeta de tiempo histórico.

Documentos RNE conmemora su centenario recuperando el programa de Julia Murga José Hierro: Palabras de piedra y viento. En él, el poeta, que trabajó durante décadas en Radio Nacional y nutrió con su voz y su poesía nuestro Fondo Documental, cuenta en primera persona sus avatares personales y literarios: el paso por las cárceles franquistas, los múltiples oficios con los que sobrevivió, la influencia de los autores del 27 y la creación de su mundo poético personal, con el mar y la música como referentes.

José Hierro es un poeta difícil de clasificar, con un estilo personal que no encuentra fácil acomodo en ninguna corriente estética. Sin embargo, obtuvo un importante reconocimiento y fueron muchos los grandes premios que fue encadenando, desde que obtuvo el Premio Adonais en 1947, el Príncipe de Asturias de Las Letras en su primera edición, varias veces el Premio de la Crítica, el Nacional de Las Letras o el Reina Sofía de poesía Iberoamericana, hasta concluir con el Premio Cervantes, que le fue entregado en 1998.
 

Biofonías

Mary J. Blige

Mary J. Blige fue una de las estrellas invitadas en la última Super Bowl, concretamente en el intermedio de ese evento deportivo por el que han pasado otros artistas como Michael JacksonThe WeekndLady GagaMadonnaBeyoncé o los Rolling Stones. Apodada desde hace tres décadas como “La Reina del Hip-Hop Soul”, ha editado en 2022 su álbum de estudio número catorce, titulado “Good Morning Gorgeous”. Se trata de un disco de autoafirmación con el que Mary J. Blige vuelve a la carga después de algún tiempo de silencio, aunque ya anuncia un próximo trabajo con Dr. Dre.

El escritor argentino Julio Cortázar tiene un puesto destacado en la historia de la literatura en castellano con obras como “Rayuela” o “Historias de cronopios y de famas”. Vivió más de tres décadas en Francia y en su obra reflejó también su pasión por la música. El jazz, por ejemplo, no solo estaba en su colección de discos, también saltó a su obra con innumerables referencias a artistas del género o personajes que -directamente- se dedicaban a ello. El autor dijo en algunas entrevistas que la improvisación musical fue una inspiración a la hora de escribir.

Franco Battiato murió en Mayo de 2021 a los 76 años de edad y nos dejó un legado de 30 álbumes de estudio. El siciliano revolucionó la música italiana con una amalgama de influencias que supo canalizar a través del pop. Sus letras revelaban unas querencias místicas que casi siempre sazonaba con toques humorísticos o sarcásticos. Recordamos algunas de sus canciones con la ayuda de Miguel Jurado, autor de la biografía en castellano de otro grande de ItaliaLucio Battisti.

Biofonías

Donald Fagen

La música de Steely Dan inundó las emisoras de radio norteamericanas especializadas en lo que en aquellos momentos se denominaba AOR (Adult Oriented Rock), un sonido elaborado que orillaba la ansiedad por el éxito masivo. Más que un grupo, se trataba de un dúo con múltiples colaboraciones de los mejores músicos del momento. Y el cincuenta por ciento de Steely Dan era Donald Fagen, un compositor e instrumentista del 48 nacido en Nueva Jersey que nos ha dejado en solitario discos imprescindibles como The Nightfly, de 1982, en el que volcó toda su experiencia anterior fusionando todo tipo de ritmos con raíces de Jazz.

Biofonías

Sergi Botella

Sergi Botella (Terrassa, 1976) ha mostrado su trabajo en el MACBA de Barcelona o en La Casa Encendida de Madrid y se define como “un coleccionista de gafas de sol rotas y un artista que trabaja con el sonido de su entorno más cercano”. Como “Yandira” firma algunas de sus producciones y remezclas. También utiliza ese 'alter ego' en sus sesiones como DJ. Ha organizado diferentes actividades en el centro de producción artística Hangar, en el Poblenou de BCN.

Estrella Galán denuncia que el discurso del odio se ceba en los diferentes y en los más débiles y alimenta el “monstruo de la xenofobia y el racismo”. Lleva más de dos décadas trabajando en el ámbito de los Derechos Humanos y es la Secretaria General de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). Tiene además un Máster en Migraciones y Relaciones Interculturales y es Licenciada en Antropología Social y Cultural. Rodeada de una familia con un indudable compromiso político y social se declara amante de la poesía y la música y -en ese terreno- confiesa gustos diversos que van del Flamenco al Pop español, sin olvidar a los cantautores o los discos de Sting o The Smiths.

“Vivimos tiempos de intolerancia extrema” nos dice Alejandro Simón Partal, el escritor y poeta malagueño autor de “La Parcela”. Es su primera novela y dice de ella que es una obra sobre “la vida en los márgenes”. En esa historia se cruzan las vidas de un joven sirio y un profesor español con la región francesa de Pas-de-Calais como escenario. Allí se dan cita miles de migrantes que sueñan con una vida mejor en Gran Bretaña. El libro, editado por Caballo de Troya, ha sido galardonado con el Premio Cálamo Otra Mirada 2021. Doctor en Filología HispánicaAlejandro Simón Partal ha publicado además varios poemarios, ensayos como “A cuerpo gentil” “Las virtudes de lo ausente” y ha realizado incursiones en el mundo del teatro con montajes como “Resistencia y sumisión” junto a Sigfrid Monleón.

Biofonías

Salvador Macip

Salvador Macip tiene libros editados en inglés, francés, alemán, portugués y coreano. Se trata de novelas, obras para niños y -sobre todo- de trabajos de divulgación como por ejemplo “Las grandes epidemias modernas” o “Lecciones de una pandemia”. Se doctoró en genética molecular en la Universidad de Barcelona y ahora trabaja en la de Leicester, en el Reino Unido. En su opinión, la mayor parte de la población cree y confía en la ciencia y de cara a futuros episodios como los que estamos viviendo, apuesta por potenciar la vigilancia, la coordinación y la respuesta global a este tipo de desafíos.

Biofonías

Pablo Caldera

Pablo Caldera prepara una novela y otro ensayo después de publicar “El fracaso de lo bello”, una obra en la que analiza las diferentes formas de ver y estar en el mundo. En su opinión hay que desarticular el concepto de “lo bello” que -en ocasiones- se utiliza como coartada para tapar muchas formas ideológicas. Caldera es crítico cultural e investigador. Estudió en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid y tiene un Máster en Historia del Arte Contemporáneo y Cultura Visual. Forma parte además del grupo de investigación “DeVisiones. Discursos, genealogías y prácticas en la creación visual contemporánea”.

Biofonías

Bad Bunny

Bad Bunny ha vuelto a ser el artista más escuchado en el mundo por segundo año consecutivo, incluso sin haber editado un nuevo álbum, gracias a los singles que ha lanzado al mercado, en solitario o con múltiples colaboraciones. El portorriqueño, de nombre real Benito Antonio Martínez Ocasio, ha logrado conectar con oyentes de todo el planeta con una fórmula que mezcla Trap y Reguetón. También se ha convertido en el primer artista de la historia en tener un centenar de videos con más de 100 millones de visitas en YouTube.

Investiga las galaxias con una estructura de barra estelar. Nuestra casa en el Universo, la Vía Láctea, es -de hecho- una de esas galaxias espirales barradas. Se llama Adriana de Lorenzo-Cáceres y nació en 1983 en Santa Cruz de Tenerife. Su formación como astrofísica comenzó en la Universidad de La Laguna pero sus investigaciones y estudios la han llevado también a centros de Escocia o México, por mencionar sólo algunos. Con ella miramos a las estrellas de otra forma y lo hacemos además con una banda sonora que incluye obras de artistas y “estrellas” como Bob Dylan o David Bowie.

La Ministra Principal de EscociaNicola Sturgeon, no renuncia a un nuevo referendum de independencia tras perder el convocado en 2014, que había sido pactado con el Gobierno británico. En su opinión todo ha cambiado después del Brexit, a tenor de la vocación europeista de los escoceses. Lidera también el Partido Nacional de Escocia, el SNP, y espera que la nueva consulta pueda celebrarse a finales de 2023. Sus gustos literarios pasan por los clásicos de su tierra y la música que escucha, más allá de sus devaneos con el pop de los 80, también tiene raices autóctonas.

Eduardo Benavente murió con tan sólo 20 años en un accidente de tráfico. Era Mayo de 1983 y hasta ese momento había formado parte de Alaska y los Pegamoides y liderado su propia banda, Parálisis Permanente. También tuvo tiempo para participar en la creación del primer sello independiente de nuestro país, Tres Cipreses, y para producir temas ajenos. Con el paso de los años, su disco "El Acto" se ha convertido en todo un icono del afterpunk español y de nuestra particular "onda siniestra".

En la región del Pla & Llevant, en Mallorca, nos topamos con la pequeña localidad de Felanitx, famosa por sus vinos y también por su alfarería y cerámica. Barros que se han trabajado desde al menos el siglo tercero antes de Cristo y que tienen su versión contemporánea en la obra de uno de sus hijos, Miquel Barceló, nacido en 1957. Pinturas, grabados, ilustraciones para libros o portadas de discos, esculturas y murales forman parte de un legado en el que el Mediterráneo ha establecido un diálogo natural con Africa.