Enlaces accesibilidad

Un brillante cometa verde, visible sin telescopio

  • Esta 'esmeralda celeste' está visible especialmente durante esta semana
  • El color se lo otorga la sublimación de ciertos materiales al acercarse al Sol
  • Para verlo hay que alejarse de la contaminación lumínica de las ciudades

Por
 El cometa C/2009 R1 McNaugth y su llamativo color verde
El cometa C/2009 R1 McNaugth y su llamativo color verde Michael Jäger

Su cabellera y su núcleo es de un brillante color verdoso. Es el cometa C/2009 R1 McNaugth, descubierto el año pasado y que desde mediados de este mes de junio es visible a simple vista en el hemisferio norte. Solo hay que alejarse de la luz de las grandes ciudades.

Mirando al cielo podremos apreciar un "borroncillo", como una estrella borrosa, nada espectacular. Y solo con la ayuda de al menos un pequeño telescopio podremos llegar a apreciar esta 'esmeralda celeste', con su cola y el color de la nube de gas que rodea a su núcleo.

El profesor José María Madiedo, Titular de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Huelva, explica a rtve.es que el color verde es normal en la 'coma' (cabeza) de estos cuerpos estelares.

El cianuro de hidrógeno del cometa es el responsable de su color verde

"Los cometas cuentan con algunos materiales en su composición que al acercarse al Sol subliman (pasan del estado sólido al vapor). Otros se ionizan (toman carga eléctrica)". Uno de estos materiales es el cianuro de hidrógeno que al cambiar de estado "es el responsable de este color verdoso".

Madiedo explica que el cometa, que en estos momentos está en su paso más próximo a la Tierra, se acerca cada vez más al Sol y que las horas más propicias para verlo es antes del amanecer, desde lugares oscuros. Dentro de unos días, estará tan próximo a nuestra estrella que se dejará de apreciar en el cielo.

¿Qué son los cometas?

El profesor Madiedo explica que un cometa es un cuerpo celeste "muy muy primitivo". Se originaron cuando se formó el Sistema Solar, hace más de 4.600 millones de años.

Son cuerpos celestes mezcla de materiales helados y rocosos

Están formados por "una mezcla de materiales helados y polvo" y no solo hay hielo de agua, también hay amoniaco helado, dióxido de carbono y cianuro de hidrógeno (que en su sublimación es el que otorga el color verde al cometa McNaugth).

El Titular de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Huelva describe que "estos hielos están mezclados con material rocoso y polvo, y cuando se evaporan se mezclan con el polvo generando la cola del cometa".

No se puede predecir con exactitud cada cuanto tiempo podremos observar un fenómeno así en el cielo, porque hay "muchísimos cometas desconocidos" y de vez en cuando "se detecta alguno aunque no sea muy espectacular".

Madiedo recuerda dos cometas que fueron realmente llamativos en los 90. Uno de ellos fue el Hyakutake, conocido como el 'gran cometa' de 1996 porque fue "tremendamente espectacular".

Un año antes atravesó el cielo el Hale-Boop, también visible a simple vista a pesar de la contaminación lumínica que nos priva de las estrellas en las grandes ciudades.

Noticias

anterior siguiente