Enlaces accesibilidad

Los genes 'Matusalén'

Por
Ciencia al cubo - Genes Matusalén - 14/06/10

Ciencia al Cubo

El nacimiento de perritos fluorescentes, la muerte de una chimpancé calva, qué son las neuronas espejo, el origen de los ojos azules o por qué nos salen canas. De la mano de América Valenzuela, en 'Ciencia al Cubo' pueden escuchar las historias más variopintas sobre temas científicos de actualidad. Emisión en Radio 5: Lunes a viernes 10:07; Sábados 09:22 / 17:52 / 21:06; Domingos 09:22 / 17:55

Vivir más de cien años y vivirlos bien y sanos, aunque nuestros hábitos no lo sean. Todos firmábamos ya por disfrutar de tal privilegio. Algo que podría hacerse realidad antes de lo que imaginábamos. Un equipo de científicos ha descubierto la combinación de genes que permiten a un humano vivir así. No podía ser de otra forma y los han llamado los genes Matusalén.

Una de las principales investigaciones en el campo de la longevidad la realiza es la bióloga Eline Slagboom, de la Universidad de Leiden.

Esta combinación de genes solo la tiene una persona de cada 10.000

Está estudiando el perfil genético de 3.500 personas centenarias y a sus familias. Ha llegado a la conclusión de que esta combinación de genes tan deseada es bastante poco común. Solo la tiene una persona cada 10.000.

También ha concluido que estos genes no proporcionan juventud eterna ni mucho menos, sino que aportan una protección extra frente a las dolencias típicas de la vejez.

Las personas centenarias que portan los genes Matusalén tienen, como todos los humanos, genes que pueden predisponen a padecer las enfermedades propias de la vejez, pero no se activan, no se ponen en marcha porque loos genes Matusalén se lo impiden.

Para que se hagan una idea del efecto de estos genes, el ejemplo de un muy posible portador sería una persona que fuma, no hace deporte, lleva una dieta poco saludable y aún así ha alcanzado los 100 años sin ninguna dolencia cardiovascular grave, ni hipertensión o cáncer, por poner algunos ejemplos de enfermedades que debutan en la madurez, a los cincuenta años o así.

Los genes pueden retrasar la aparición de estas patologías hasta tres décadas. Así que, por eso, y no por otra cosa estas personas permanecen sanas hasta los 100.

Los portadores de los genes Matusalén tienen también suerte en cuestiones de belleza. Su piel envejece más despacio. Bueno, los beneficios de tener este material genético no hay duda de que son fabulosos.

Los científicos andan ahora a la caza de otros genes: los que, entre las decenas de miles que componen nuestro ADN, controlan la longevidad.

El objetivo sería crear un fármaco que ralentizase el envejecimiento. No hay duda alguna de que sería un superventas.

CIENCIA AL CUBO

SUSCRÍBETE al podcast de Ciencia al Cubo, el programa sobre Ciencia de América Valenzuela en Radio 5.

Noticias

anterior siguiente