Enlaces accesibilidad

Apple cierra la puerta en las narices de Adobe CS5

  • La última actualización de Adobe choca con el nuevo iPhone OS
  • Las nuevas condiciones de desarrollo de aplicaciones blindan el iPhone

Por

Una de las grandes novedades de estos días es la presentación del paquete de software Adobe Creative Suite 5 (CS5). Se trata de una actualización del entorno de diseño y desarrollo de aplicaciones web y Flash utilizado por millones de usuarios en todo el mundo. Sin embargo, aún sin llegar a la presentación oficial (que será hoy lunes por la tarde, hora española) Adobe CS5 choca de lleno con las nuevas condiciones para el desarrollo de aplicaciones en iPhone -iPod e iPad por extensión-, estrenadas hace unos días con el iPhone OS 4.

Aplicaciones desarrolladas con CS5: no en el iPhone

CS5 incluye numerosas novedades y nuevas funciones. Muchas de ellas están específicamente dirigidas al desarrollo de contenidos y aplicaciones para dispositivos móviles. CS5 ofrece la sofisticada plataforma AIR para el desarrollo de aplicaciones basadas en Flash que pueden "traducirse" fácilmente y utilizarse en distintos tipos de dispositivos móviles, incluyendo el iPhone.

A pesar de que Flash no funciona en el iPhone, por decisión expresa de Apple, Adobe ofrece como parte de Flash CS5 la aplicación Packager for iPhone que, dicho llanamente, permite convertir aplicaciones desarrolladas en Flash en aplicaciones autónomas capaces de funcionar en el iPhone.

De este modo una misma aplicación desarrollada con Adobe AIR podría funcionar tanto en el iPhone -convertida a aplicación iPhone- como en cualquier otro dispositivo o plataforma que sí permita el uso de Flash. Esto habría sido así en teoría.

No hay espacio para subplataformas

Las nuevas condiciones al desarrollo de aplicaciones para iPhone dejan bien claro que no se aceptan "intermediarios" entre las aplicaciones y el sistema operativo iPhone. Es decir, que para que puedan llegar a la App Store las aplicaciones deben estar programadas como tales en los lenguajes nativos del sistema operativo iPhone, y no se aceptarán aquellas escritas en lenguajes de terceros como Flash, entre otros.

Para Lee Brimelow, de The Flash Blog, se trata de "un movimiento que no tiene defensa racional más allá de la de querer imponer un control tiránico utilizando a los desarrolladores como peones en su cruzada contra Adobe."

Por su parte John Gruber de Daring Fireball considera que, independientemente de que se esté de acuerdo o no, ésta es "una decisión lógica desde el punto de vista de Apple", que logra así que la web sea la única plataforma capaz de competir con las aplicaciones nativas dentro del iPhone. "Y el navegador web Safari -la única opción en el iPhone- lo controla Apple".

De otro modo ¿qué sentido tendría que iPhone OS fuera un entorno cerrado? "Si Apple permitiese que Flash se estableciese como una subplataforma móvil capaz de correr en múltiples plataformas móviles -y que las mismas aplicaciones estuviesen disponibles tanto en iPhone, como en Android o Windows Mobile- en lo que a las aplicaciones se refiere la gente no tendría razones para preferir el iPhone", apunta Gruber.

La maniobra blinda la plataforma ante posibles nuevas amenazas

Considerando que iPhone OS es, y siempre ha sido, un sistema cerrado esta maniobra no viene más que a confirmar esto y blindar la plataforma ante posibles nuevas amenazas respecto a la forma en que se ha definido y establecido.

Pero hay quien apunta que Apple se la está devolviendo a Adobe, tras su escaso apoyo a lo largo de los últimos años, especialmente en dos momentos particularmente difíciles en para la plataforma Mac: primero cuando Apple migró al sistema Mac OS X -Adobe anunció y demostró entonces que Windows era su prioridad- y después a los procesadores Intel que Adobe tardó años en soportar de forma nativa.

Noticias

anterior siguiente