Enlaces accesibilidad

Al menos 464 muertos tras cuatro días de disturbios religiosos en Nigeria

  • La polícia ha impuesto un toque de queda de 24 horas
  • La peor lucha entra cristianos y musulmanes tuvo lugar en 2008

Por

Al menos 464 nigerianos han muerto después de cuatro días de enfrentamientos entre musulmanes y cristianos en la capital de un Estado central y comunidades cercanas, donde la policía ha impuesto un toque de queda de 24 horas, según fuentes de la mezquita de Jos y de grupos de derechos humanos.

Seis unidades militares y cientos de policías han estado apostados por toda la capital del estado de Plateau, en el centro de Nigeria, para hacer respetar el toque de queda de 24 horas impuesto el miércoles.

Aunque la violencia ha disminuido, las calles están desiertas y muchos negocios han permanecido cerrados en la ciudad de Jos, que ha sido el principal escenario de sangrientos enfrentamientos sectarios en los últimos años.

La relativa calma ha permitido a los funcionarios de la mezquita recuperar más cuerpos sin vida de los barrios de las afueras de Jos.

"Hemos encontrado más de 200 cadáveres en la mezquita de Kuru Gada Biu y otros 22 más en Mai Adiko", ha afirmado Muhammad Tanko Shittu, un funcionario de la mezquita, que previamente había estimado la cifra de muertos entre los musulmanes en 177.

La organización de derechos humanos 'Human Right Watch' ha estimado la cifra de cristianos muertos en 65.

Por otro lado, las cifras oficiales de la policía fueron significativamente más bajas con 35 muertos, 40 heridos y 168 detenidos desde el domingo.

"Han llegado más soldados y la situación está bajo control, pero todavía hay muchos matones vestidos de policía y equipos militares causando estragos", ha declarado Gregory Yenlong, portavoz del gobierno del estado de Plateau.

Tropas militares patrullan la ciudad

El vicepresidente Jonathan Goodluck, que ha asumido funciones gubernamentales ante la convalecencia del presidente Umaru Yar'Adua, ha ordenado el envío de tropas militares a la zona para que tomen las medidas necesarias para restaurar la calma en la ciudad.

Las fuerzas de seguridad estaban tratando de evitar que se repitieran los enfrentamientos de noviembre de 2008, en los que cientos de residentes fueron asesinados en la peor lucha entre musulmanes y cristianos que ha vivido el país en años.

El presidente Yar'Adua, que lleva ingresado en un hospital de Arabia Saudí casi dos meses, ha sido informado de la situación, según ha comunicado el ministro de Información, Ikra Bilbis

Esta semana de violencia comenzó después de una discusión entre vecinos musulmanes y cristianos sobre la reconstrucción de las viviendas destruidas en los enfrentamientos de 2008.

La lucha es improbable que tenga un gran impacto en la segunda mayor economía del África subsahariana. Su industria petrolera está en el sur y su sector bancario, principalmente en la capital comercial, Lagos.

Un corresponsal de la agencia de noticias Reuters ha visto tres cuerpos quemados que permanecían en las calles de Jos y varios edificios, iglesias y automóviles destruidos por el fuego.

Vehículos blindados y soldados patrullan la ciudad, mientras que los residentes se han aventurado a salir con siempre con sus brazos en alto, en señal de que no van armados. 

Los servicios sanitarios están desbordados

El Hospital Docente Universitario de Jos, el principal de la ciudad, se ha visto obligado a rechazar a algunos pacientes la pasada noche porque los médicos estaban sobrepasados.

"El
90% de las víctimas estaban heridas de bala
, y  algunos incluso con cuchillos, arcos y flechas", ha explicado el doctor Joseph Dabit, que trabaja en el hospital.

La Cruz Roja cuenta con 40 trabajadores y varios voluntarios en siete centros de Jos para ayudar a los miles de residentes desplazados, ha asegurado un portavoz de la organización.

Nigeria tiene aproximadamente el mismo número de cristianos y musulmanes, a pesar de que también hay otras muchas creencias.

Más de 200 grupos étnicos viven generalmente en paz este país occidental africano, aunque un millón de personas murieron en una guerra civil entre 1967 y 1970, y no ha habido brotes de disturbios religiosos desde entonces.

Al menos 40 personas murieron el mes pasado en enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad de Nigeria y los miembros de una secta islámica en la ciudad norteña de Bauchi.

Jos ha sido el centro de grandes enfrentamientos religiosos en el país más poblado de África.

Los disturbios de noviembre de 2008 dejaron 700 muertos, según Human Rights Watch, mientras que más de 1.000 residentes de Jos murieron en combates similares en septiembre de 2001.

Noticias

anterior siguiente