Enlaces accesibilidad

Los controladores aéreos y AENA retoman la negociación del convenio colectivo

  • AENA quiere reducir en 500 millones los costes de navegación aérea
  • Los controladores plantean disminuir en un 20% las horas adicionales

|

Por

Los controladores aéreos y Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) se sientan a la mesa de negociación del convenio colectivo, bloqueado desde hace cinco años, tras el conflicto desatado a principios de enero por los problemas en el tráfico aéreo en Canarias y la amenaza de Fomento de publicar "con nombres y apellidos" su salario.

AENA quiere reducir en 500 millones de euros los costes de navegación aérea en cuatro años, para situar las tarifas actuales, las más altas de Europa -un 68% por encima de la media, con el índice de productividad más bajo (0,55%)- en la media de los cinco mayores suministradores de control de Europa.

Para ello, pretende recortar este año en 200 millones de euros el coste de la jornada adicional del colectivo, cuyo salario medio alcanza los 350.000 euros al año. De esta forma, la productividad aumentaría un 20%, se rebajarían las tasas y, por extensión, los precios de los billetes.

Actualmente, "la jornada de los controladores asciende a 1.200 horas obligatorias y 400 horas adicionales; estas últimas suponen el 50% de los ingresos de los controladores y se pagan tres veces más que las horas habituales", según AENA.

Reducir a la mitad las horas extras

AENA pretende rebajar a más de la mitad las horas adicionales -de 400 a 242 horas- y pagarlas "al doble en vez de al triple que la hora ordinaria, lo que situaría el salario medio de un controlador por encima de los 260.000 euros anuales".

Por su parte, USCA, el sindicato mayoritario que agrupa al 95% de los 2.400 controladores en plantilla, asegura que el sueldo medio se sitúa en los 200.000 euros y defiende que atribuir las altas tasas únicamente al coste laboral es "una cortina de humo" para ocultar problemas de gestión y mala planificación.

Los controladores proponen medidas para propiciar un ahorro de 185 millones de euros este año, que incluyen la reducción del 20% de las horas adicionales, una mayor flexibilidad de la jornada que permita fijar turnos con menos antelación (ahora trimestral), reducir los costes por jubilación e  incorporar 150 plazas para nuevos controladores.

Para AENA, estas medidas sólo supondrían un ahorro de 20 millones de euros, una diferencia "sustancial", respecto a los 200 millones que quiere recortar, para una mejora del 5% de la productividad. Aún así, las mismas fuentes indicaron que la entidad acude con "ánimo" de negociar.

"Situación de privilegio"

El ministro de Fomento, José Blanco, afirma que "la situación de privilegio de los controladores aéreos no puede mantenerse", ya que algún controlador gana 900.000 euros al año y otros más de 500.000 euros al año, y aboga por mejorar la gestión aeroportuaria.

Entrevistado en Radio Nacional, Blanco apunta que en el nuevo modelo de gestión aeroportuaria "tiene que prevalecer el interés general por encima del privilegio de unos pocos".

Los costes de navegación aérea en España son de los más altos de la UE y los niveles de productividad son de los más bajos, por lo que "algo tendremos que hacer". Considera que "no hay derecho" que algunos controladores cobren más de los 500.000 euros al año, y alguno más de 900.000 euros por acumulación de horas, una situación que "no es decente ni normal".

Añade también que el coste de la navegación aérea en España está en torno a 700 millones de euros, mientras que en Alemania no pasa de 90 millones y que la diferencia está en la masa salarial.

Controladores militares

En octubre, el Gobierno aprobó un decreto que permite homologar las licencias y que abre la puerta a controladores de otros países de la UE, con la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) como organismo supervisor, aunque el Estado Mayor del Ejército del Aire será la autoridad militar encargada de las funciones previstas para los controladores militares.

Pese al ofrecimiento de más de un centenar de controladores militares, AENA es contundente: "No hacen falta, ni son necesarios más controladores"."Aunque se homologuen sus licencias no podrán incorporarse como controladores civiles si no se sacan nuevas plazas", puntualizaron fuentes del ente público, que no lo ven probable.

España es el segundo país de la UE, por detrás de Francia, por número de controladores, pese a ser el cuarto por tráfico aéreo. Ante esta iniciativa, los controladores civiles "no tienen nada que objetar", siempre y cuando "no suponga la retirada de personal  previamente" y se sometan al proceso requerido.

Noticias

anterior siguiente