Anterior El Gobierno comunica a Baleares que recurrirá ante el TC su ley de toros Siguiente El rey llama a la "unidad de todos" para conseguir "grandes éxitos" como Barcelona 92 Arriba Ir arriba
 Un nuevo dinosaurio, perteneciente al linaje que dio origen al T-Rex y de unos 220 millones de años de antigüedad, apoya la teoría de que los dinosaurios surgieron en América del Sur
Un nuevo dinosaurio, perteneciente al linaje que dio origen al T-Rex y de unos 220 millones de años de antigüedad, apoya la teoría de que los dinosaurios surgieron en América del Sur Ilustración: Jorge González

Un nuevo fósil altera el árbol evolutivo de los dinosaurios

  • Tawa hallae es uno de los esqueletos mejor conservados del Triásico

  • Presenta una mezcla de rasgos con sus antecensores y sucesores

  • Los científicos piensan que los dinosaurios se originaron en América del Sur

|

El esqueleto de un nuevo dinosaurio, perteneciente al linaje que dio origen al T-Rex y de unos 220 millones de años de antigüedad, apoya la teoría de que los dinosaurios surgieron en América del Sur y luego se dispersaron ampliamente por todo el mundo, según publica la revista Science.

El fósil protagonista de la investigación es de un terópodo primitivo, un dinosaurio bípedo y carnívoro. Ha sido denominado Tawa hallae y arrojará luz sobre la evolución temprana de parientes como el T-Rex y las aves.

Tawa hallae, de unos 220 millones de años de antigüedad, es uno de los esqueletos más completos y mejor conservados del periodo Triásico (hace entre 251 y 199 millones de años).

Este ejemplar fue hallado en 2004 en una cantera de Nuevo México junto a otros ejemplares del mismo periodo que fueron analizados por científicos del Museo de Historia Natural de la Universidad de Utah, y de las universidades de Texas y de Chicago.

Tenía el tamaño de un perro grande, pero con una larga cola

Era pequeño, de unos dos metros de largo y 70 centímetros de altura, del tamaño de un perro grande pero con una larga cola. De constitución ligera, presenta una mezcla de rasgos que compartió con sus antecesores, como la forma de la pelvis, y otras características comunes con sus coetáneos y sucesores.

Tawa tiene una 'bolsa' de aire entre el cuello y el cráneo, similar al que se encuentra en las aves de nuestros días, lo que hace a este característico rasgo mucho más primitivo de lo que se pensaba.

El Herrerasaurus encuentra su lugar

Una de las contribuciones más importantes de Tawa a la ciencia tiene que ver con lo que nos dice acerca de otro dinosaurio, el Herrerasaurus, protagonista de un encendido debate desde su descubrimiento en Argentina en los años 60.

El Herrerasaurus tenía rasgos en común con los terópodos, como grandes garras y dientes y ciertas características de la pelvis. Sin embargo carecía de otras carácteristicas propias de este grupo como la 'bolsa' de aire en el cuello.

Esta diferencia llevó a que algunos científicos lo colocaran fuera de el árbol evolutivo de los terópodos. Otros paleontólogos, al contrario, lo consideraban  un terópodo primitivo.

En Tawa existen características del Herrerasaurus, pero también de los terópodos posteriores, por lo que sitúa al controvertido Herrerasaurus dentro de este suborden.

Sus restos desvelan que existe una curiosa mezcla con otros terópodos y hacen pensar a los científicos que el tronco del árbol evolutivo de los dinosaurios carnívoros se encuentra en América del Sur.

Tawa nos abre una nueva ventana en la evolución temprana de los dinosaurios

Cuando surgieron los primeros dinosaurios, la Tierra era una masa unificada llamada Pangea, que más tarde dio lugar a los continentes.

Esta investigación sugiere que cada especie carnívora de dinosaurios descendió de un linaje diferente antes de llegar a la zona de Pangea que es ahora América del Norte.

Comparando en el análisis de Tawa con otros fósiles de su época, los científicos han llegado a la hipótesis de que los dinosaurios se originaron en lo que ahora es América del Sur y luego se dividieron en ornitisquios (como el triceratops), saurópodos, (como el apatosaurus) y terópodos como el T-Rex, antes de dispersarse por el mundo.

"Tawa nos abre una nueva ventana en la evolución temprana de los dinosaurios; aporta información sobre la relación existente entre los primeros dinosaurios, y revela cómo se extendieron por el globo", explica Sterling Nesbitt, responsable de la investigación en la Universidad de Austin en Texas (EEUU).

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente