Enlaces accesibilidad

El Supremo ha pedido 85 suplicatorios en democracia, de los que el 58% se ha concedido

  • 46 suplicatorios han sido dirigidos contra diputados y 37 contra senadores
  • El PSOE suma 36 y el PP diez menos, mientras que HB acumuló nueve
  • Entre los que mayor trascendencia pública tuvieron está el de Barrionuevo por los GAL

Por
Desde el comienzo de la democracia el Tribunal Supremo ha presentado 85 suplicatorios para proceder contra parlamentarios, incluyendo los dos presentados este miércoles contra los senadores Luis Bárcenas y Jesús Merino. De éstos, se han concedido 48, casi el 58% de los planteados.

De esta cifra, 46 suplicatorios han ido dirigidos contra diputados del Congreso desde la Legislatura Constituyente (1977-1979), de los que 25 fueron tramitados favorablemente. Al menos otros 37 se han planteado contra senadores, de los que 23 fueron concedidos.

La Segunda Legislatura (1982-1986), con 14 solicitudes, fue en la que más suplicatorios se tramitaron en el Congreso de los Diputados, de los cuales seis fueron aprobados, seis rechazados y dos trasladados a la siguiente legislatura.

En cuanto al Senado, la Sexta Legislatura (1996-2000), con 14 solicitudes, fue la que más peticiones tramitó.

Del total de suplicatorios presentados, el PSOE suma 36 (21 en el Congreso y 15 en el Senado) y el Partido Popular, incluidos los presentadas contra AP, totaliza 26 (once en el Congreso y 15 en el Senado).

Le siguen HB con nueve (cinco en el Congreso y cuatro en el Senado) e IU con tres, todos en el Congreso. Además el Supremo cursó dos suplicatorios contra UPC (Unión del Pueblo Canario) y otros dos contra CiU. La lista la cierran UCD, PNV, EE, AIC y la Entesa Catalana con un suplicatorio cada grupo.

Los primeros concedidos, contra Herri Batasuna

El primer suplicatorio presentado en el Senado fue tramitado en 1978 contra el senador Fernando Chueca Goitia, que fue denegado. En el Congreso de los Diputados el primer suplicatorio fue tramitado y aprobado en 1979 contra Telesforo Monzón y Francisco Letamendía, diputados de Herri Batasuna.

En el Congreso, el último suplicatorio fue presentado y aprobado en septiembre de 2000 contra José Manuel Chapela, diputado del PP por un presunto delito de prevaricación, al que el Senado ya había concedido un suplicatorio el año anterior.

En el Senado, fue el suplicatorio de María José Elices, de la Entesa Catalana, el último suplicatorio presentado y aprobado en 2007.

Entre los políticos cuya petición de suplicatorio fue aprobada y tuvieron una mayor trascendencia pública se encuentran el diputado popular Ángel Sanchís, por su presunta implicación en el caso Naseiro o el senador socialista José María Sala, implicado en el "caso Filesa".

También el ex ministro del Interior José Barrionuevo, por su relación con el "caso GAL", el senador Carlos Piquer por su presunta implicación en un caso de mafias policiales en Zaragoza, o el diputado de HB Jon Idígoras, por los sucesos en la Casa de Juntas de Gernika en 1981.

El suplicatorio es el nombre de un documento u oficio que un juez o tribunal eleva a un cuerpo legislativo, en el que pide autorización para proceder en Justicia contra algún miembro de ese cuerpo.

Noticias

anterior siguiente