Enlaces accesibilidad

Así fue el accidente de Barajas

  • Spanair afirma que el avión tuvo un problema de calentamiento antes de despegar
  • Sin embargo explica que el problema "fue aislado" por lo que defiende la decisión del despegue
  • El avión tras el segundo intento de despegue cayó al suelo y explotó partiéndose en dos
  • Aviación Civil apunta a que un fallo en el motor pudo dañar el timón y bloquear el avión

Por
¿Por qué el vuelo JK5022 no llegó a su destino?
Aunque en estos momentos se investigan las causas del accidente siniestrado en Barajas, los testimonios y el estado de los restos del avión permiten avanzar como pudo producirse el siniestro.

El accidente aéreo de Barajas pudo deberse probablemente a daños en el timón o en el motor derecho del avión originados por el fallo inicial del motor izquierdo, que hicieron que el aparato se bloqueara, han explicado a Efe fuentes de Aviación Civil.
 
Según estas fuentes, todo apunta a que el fallo del motor izquierdo provocara su rotura interior y salieran piezas despedidas, que actuaron como "misiles".

Estas pudieron dañar el timón de dirección de la parte izquierda del avión o el motor derecho, ya que en ese tipo de aeronave los motores se encuentran pegados al timón en la cola.

Las mismas fuentes han descartado el error humano en el accidente de Barajas porque "sólo se atribuye cuando no se ha seguido el procedimiento de emergencia" y "no cabe ninguno" si la explosión del motor es tan severa como para dejar el avión ingobernable, que es lo que parece que ocurrió.

El fallo previo detectado en los sensores de temperatura del avión que obligó a retrasar el despegue, "en principio, no tuvo nada que ver con el accidente", y el comandante del avión fue muy "escrupuloso" porque no quiso despegar inicialmente por un fallo que "no es una alarma grave y con el que se puede llegar a volar".

El piloto levantó el vuelo, entonces probablemente falló el motor, los pasajeros debieron escuchar un ruido parecido a "unas latas que se mueven con algo en su interior", el comandante se dio cuenta y empezó a corregir, pero en ese momento algo pudo dañar la dirección, se quedó sin control y el avión cayó del ala derecha.

El fallo en el motor no significaba una emergencia

Las fotos de la cola del avión presentan partes "roídas", que podrían deberse a esas piezas que salían del motor. Un fallo en el motor por sí solo no significa una emergencia y, con un motor inoperativo, el avión "sólo hubiera tenido un pequeño desvío a la izquierda, hubiera podido volar y no se hubiera caído del ala derecha".

Este fallo ocurrió después de despegar porque "si el piloto se hubiera dado cuenta, hubiera desistido de la maniobra". De todas formas, "no es normal" que salten piezas al incendiarse el motor y además se puede abortar el fuego si se corta el combustible que le llega, pero, en el despegue, "apenas hay tiempo de respuesta".

Según Spanair, el incidente que se notificó antes del despegue se debió al calentamiento excesivo de una toma de aire antes de iniciar la carrera para despegar por primera vez, de modo que volvió a la puerta del hangar y el problema "fue tratado y aislado" por el personal de la compañía que lo autorizó para volar, según la compañía.

Tras despegar y alcanzar la velocidad de 'no retorno', punto crítico en el despegue, el avión se elevó 200 pies (50 metros), tal y como ha confirmado la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. Entonces se produjo un incendio en el motor izquierdo. El avión se partió en dos trozos al caer junto a una especie de lago entre dos pistas.

Según informa la periodista de TVE Mavi Doñate desde Barajas, algunas fuentes hablan de que el avión cuando ha tocado tierra habría explosionado ya que iba cargado de combustible. De ahí que los restos del avión estuvieran totalmente carbonizados.

"Algo más tiene que haber sucedido"

El decano de el colegio oficial de pilotos, Javier Martín Sanz, en una entrevista concedida al Canal 24 Horas,  ha afirmado que todo apunta a un fallo de motor.

Añade que esto por si solo no debería ser causa del accidente "algo más tiene que haber sucedido". Explica que "el fuego que se ha producido se debe al impacto del aparato contra el suelo" ya que el incendio del motor no provoca la explosión del aparato.

Martín Sanz añade que las cajas negras que se han recuperado ayudaran a "reproducir lo sucedido".  Una "registra datos del avión y otras las voces en cabina"aunque pueden pasar "meses" hasta que se conozcan en profundidad las causas del siniestro, concluye.

Noticias

anterior siguiente