Enlaces accesibilidad

Champions | M. United 0-1 FC Barcelona

El Barça de Valverde acaba con el maleficio culé en Old Trafford y se asoma a las semifinales

  • El equipo culé vence en casa del Manchester United por primera vez en su historia y pone de su lado la eliminatoria
  • Así hemos narrado el Manchester United 0-1 FC Barcelona en RTVE.es, por José Luis Moneo

Por
Luis Suárez y Messi celebran el gol del Barça en Old Trafford.
Luis Suárez y Messi celebran el gol del Barça en Old Trafford. Action Images via Reuters saw

Ficha técnica:

0 - Manchester United: De Gea; Young, Lindelof, Smalling, Shaw; Pogba, Dalot (Lingard, m.74), Fred, McTominay; Rashford (Pereira, m.85) y Lukaku (Martial, m.68).

1 - Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Busquets (Aleña, m.93), Rakitic, Arthur (Roberto, m.66); Messi, Suárez y Coutinho (Vidal, m.65).

Goles: 

0-1. Shaw, p.p m.12.

Incidencias: 

Old Trafford, 75.000 espectadores.

Nunca lo habían logrado en casi 120 años de historia pero por primera vez, el FC Barcelona ha salido vencedor de Old Trafford, la casa del Manchester United. El equipo de Valverde se asoma a las semifinales de la Champions League al imponerse con autoridad gracias a un gol en propia puerta de Shaw que el VAR tuvo que conceder. [Así hemos narrado el Manchester United 0-1 FC Barcelona en RTVE.es, por José Luis Moneo]

Aunque los ingleses ya enderezaron la clasificación en el partido de vuelta frente al PSG, la seguridad que ofrece este Barça en el Camp Nou invita a pensar que se puede soñar con el triplete.

Valverde: "Sabemos cómo se las gasta el United fuera de casa"

Fútbol contra músculo desde el anuncio de las alineaciones

El Barça demostró desde el primer balón que no le pesa la vitola de favorito en la eliminatoria ni los antecedentes culés en el Teatro de los sueños de Manchester. Tomó el balón como suyo y expuso su valía en la elaboración a riesgo de los espacios que dejaba tras de sí su defensa.

Para tapar esos riesgos tenían a Ter Stegen, vital a la hora de salir al cruce sobre los balones largos que los locales enviaban a Rashford como en el minuto 8.

El VAR hace justicia

El juez de línea levantó el banderín para anular el gol en propia puerta de Luke Shaw al desviar un pase de la muerte con la cabeza de Luis Suárez. Sin embargo este año tenemos el VAR para hacer justicia y el italiano Rocchi dilató las celebraciones y quejas del uruguayo para acabar por otorgar el tanto que encarrilaba el partido. 0-1 en el minuto 12.

El VAR hizo justicia y el gol también respecto al dominio del partido. Hasta un 85% de posesión de balón sostenían los visitantes frente al 15% de los locales en el primer cuarto de hora.

El Machester United estaba obligado a dar la cara ante los suyos y se sirvieron de un golpe fortuito de Smalling sobre Messi para venirse arriba. En la misma jugada vieron como la estrella culé se quedaba en el césped sangrando por la nariz y se adentraron en el área hasta que McTominay se iba al suelo ante Piqué y pedían pena máxima. Descubrieron que el enemigo era también mortal a la media hora de partido.

Pudo irse con dos goles de ventaja al descanso el equipo de Valverde pero De Gea salvó a los de Ole Gunnar Solskjær al despejar un remate a boca jarro de Coutinho en el minuto 33.

El físico de los red devils pone al Barça contra las cuerdas

En la reanudación se mantuvo el pulso entre un equipo que apostaba por el músculo y otro que apostaba por la posesión de la pelota. El físico del equipo inglés llegó a acorralar en su campo al Barça por momentos pero Ter Stegen apenas tuvo que intervenir. La ocasión más clara de la primera media hora del segundo período la hizo Barça en el minuto 64, Luis Suárez no acertó a fusilar a De Gea.

No ayudaron a cambiar la partitura las sustituciones ordenadas por el entrenador noruego de los ‘Diablos Rojos’. Cambió de cromo en la punta con Martial por Lukaku y a Lingard por Dalot mientras Mata ni siquiera calentaba.

Valverde refrescó su medio del campo con Vidal y con Sergi Roberto en detrimento de Arthur y Coutinho. El chileno salió revolucionado al césped para desesperación de Valverde pero entre ambos el equipo consiguió salir de su campo y volvió a hacerse con el esférico.

El último cuarto de hora del duelo fue calcado al primero, dominio indiscutible de los visitantes y arreones desesperados de los locales. La mejor forma de defender el marcador a favor era esconderle el balón a los ingleses. Casi les sirve a los de Solskjær para empatar si hubiera estado acertado Martial pero para que se rompan los cántaros hay que llevarlos muchas veces a las fuentes.

No sería exagerado decir que de los últimos diez minutos del partido, el Manchester United no dispuso de la pelota más de un minuto, lod dos balones colgados a la olla finales.

Deportes

anterior siguiente