Enlaces accesibilidad

Mundial balonmano 2019 | Francia - España

Francia emerge y deja a España contra las cuerdas en el Mundial

  • Los galos se imponen a los Hispanos, que ahora dependerán de un descalabro de Francia o Croacia
  • España - Brasil en directo, lunes 21 a las 18:00h. en Teledeporte y RTVE.es

Por
Francia deja 'tocada' a España tras vencer 33-30

Ficha técnica:

33 - Francia: Gerard; Porte (-), Mem (5), Mahe (4, 2p), Nikola Karabatic (1), Guigou (4, 3p) y Fabregas (6) -equipo inicial- Dumoulin (ps), Remili (2), Lagarde (-), Richardson (4), Grebille (2), N'Guessan (3), Abalo (2), Luka Karabatic () y Dipanda ()

30 - España: Pérez de Vargas; Solé (11, 3p), Gurbindo (1), Gedeón Guardiola (1), Morros (-), Raúl Entrerríos (5) y Ángel Fernández (-) -equipo inicial- Sterbik (ps), Alex Dujshebaev (3), Sarmiento (4), Aginagalde (1), Cañellas (-), Aleix Gómez (-), Ariño (1), Goñi (-) y Figueras (3, 1p)
Marcador cada cinco minutos: 3-2, 6-4, 9-8, 13-12, 17-12 y 17-15 (Descanso); 20-18, 23-19, 26-21, 29-24, 31-27 y 33-30 (Final)

Árbitros: Jorum y Kleven (NOR). Excluyeron por dos minutos a Mem, Luka Karabatic (2) y Nikola Karabatic, por Francia; y a Gedeón Guardiola, Morros (2) y al técnico Jordi Ribera, por España.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada del grupo I de la segunda fase del Mundial de balonmano de Alemania y Dinamarca disputado en el Lanxess Arena de Colonia ante unos 18.000 espectadores.

La selección española tiene casi imposible disputar las semifinales del Mundial 2019 después de sumar su segunda derrota consecutiva, esta vez en la segunda fase ante una Francia que da un paso de gigante hacia las medallas (33-30). [España - Brasil en directo, lunes 21 a las 18:00h. en Teledeporte y RTVE.es]

España estaba obligada a olvidar cuanto antes el mal partido ante Croacia y el imprevisto con Rodrigo Corrales porque enfrente estaba una Francia que siempre ha sido experta en oler sangre y acto seguido ejecutar sin preguntar.

Aginagalde: "Para ganar a Francia hay que jugar mejor"

Didier Dinart conocía la situación difícil en la que flotaban los Hispanos y, por si servía para intimidar, concedió la titularidad a un Nikola Karabatic que solo se mantuvo cinco minutos en pista durante la primera mitad.

Esa sensación de que para España era un partido a vida o muerte y para Francia se palpaba en los banquillos. Al siempre calmado Jordi Ribera se le vio activo desde la banda, especialmente con los árbitros y la mesa, mientras Dinart asemejaba ser un jubilado de paseo matinal.

Así las cosas Francia fue superior en la primera mitad. Sus conexiones en ataque funcionaban y siempre conseguían lanzamientos claros, que se materializaban en goles. En el otro lado todo lo contrario. Los Hispanos volvían a atascarse en el ataque, el protagonismo de Julen Aginagalde volvió a ser deficiente por lo que los goles de Ferrán Solé al contragolpe (9 goles al descanso) y las acciones de Raúl Entrerríos (3) mantuvieron a los de Ribera a flote.

Sterbik nos hizo creer en la remontada

El signo del partido comenzó a cambiar cuando, en los últimos compases del primer asalto, Ribera llamó a Arpad Sterbik al orden. El recíen llegado saltó a la pista con un marcador de 17-12 y despejó dos balones a bocajarro que espolearon a los Hispanos para disminuir las diferencias y mandar el pulso a los vestuarios 17-15.

Sterbik: "Lo más importante es estar en Tokio"

La mayor parte de las 18.121 gargantas presentes en el Lanxess Arena de Colonia rugieron con la esperanza de que España igualara en la segunda parte y alejara a Francia de las semifinales.

En los primeros cuatro minutos de la segunda parte España logró hilvanar un parcial 0-3 que igualó el choque (18-18) pero en ese decimoctavo gol Ferrán Solé chocó con el cancerbero Vincent Gerard. La acción provocó una pequeña trifulca que aprovechó Francia para revertir la tendencia. Ahora fueron los que replicaron con un 4-0 y volvieron a complicar las cosas para los Hispanos (22-18). El pabellón se volcó aún más contra los galos.

Sarmiento: "Ha habido decisiones extrañas"

Pero el combinado francés se mueve como pez en el agua en estos ambientes y poco a poco fue abriendo la brecha hasta marcar la máxima de seis goles en el ecuador del asalto (26-20).

Sterbik volvió a encender la mecha de la remontada desde la portería pero la empresa exigiría levantar el 32-28 con el que el partido llegó a los últimos cinco minutos. Si a la dificultad se le añade la exhaustividad de los colegiados noruegos, la misión se convierte en algo digno del inspiro a un guion cinematográfico.

Palabra de Hispano: Rafael Guijosa

España lo acarició. Se llegó a colocar 32-30 a falta de dos minutos pero el lanzamiento de Ariño desde el extremo se topó con el meta Dumoulin. Ahí se escapa el tren de las semifinales y los Hispanos no llegaron a agarrarse. El 33-30 final les deja a expensas de un descalabro poco probable de Francia o de Croacia. La cara de los jugadores al abandonar la pista reflejaba la pesadumbre.

España cae ante Francia y se queda contra las cuerdas

Deportes

anterior siguiente