Enlaces accesibilidad

Dakar 2019

José Luis Álvarez, el Dakar recupera a un clásico 13 años después

  • El piloto segoviano afronta su novena participación, la primera en Sudamérica
  • Sigue el Rally Dakar 2019, del 6 al 17 de enero en Teledeporte y RTVE.es

Por
José Luis Álvarez (d) y su hijo Joel (i), en una imagen facilitada por el equipo Herranz & Ayra Racing.
José Luis Álvarez (d) y su hijo Joel (i), en una imagen facilitada por el equipo Herranz & Ayra Racing.

El español José Luis Álvarez ha pasado 13 años lejos de una de sus pasiones, el Rally Dakar, al que regresa para conocer por fin el recorrido sudamericano. Lo hará con un buggy ligero del equipo Herranz & Ayra Racing, turnándose en el copilotaje con su hijo Joel.

'J. L.' como es conocido en el mundillo del Dakar comenzó su idilio con la prueba en 1986 y aquel año decidió seguirla por su cuenta y riesgo de manera extraoficial.

"Ese año no tenía dinero para hacer el Dakar, me cogí una moto e hice la carrera sin inscribirme, después de que pasaran los pilotos iba yo ahí con mi moto", asegura en declaraciones que recoge la web oficial.

A partir de entonces, fiel al espíritu aventurero, sus ocho ediciones tuvieron una tónica común: correr sin asistencia. Así, este año llega como uno de los tres únicos pilotos de la prueba en afrontarlo sin ayuda y siendo el único español.

En 1987 participó ya de manera oficial en motos, tras vender su taller de electrodomésticos para financiar la aventura. Luego se pasó a los quads y ahora los coches. Solo le queda afrontar el reto en camión, aunque desde su equipo no descartan que lo intente más adelante.

Álvarez ha conocido las dos caras del Dakar. La cara dulce la probó en 2003 cuando terminó segundo en quads, siendo el primer español de la historia en acabarlo en dicha categoría.

Sin embargo, su primer intento de participar en coches no llegó a la línea de salida. Para la edición de 2013 preparaba el asalto con un Smart reacondicionado como un buggy, pero por 17.000 euros no pudo llegar a Lima.

Cinco años después sí estará en Perú para tomar la salida junto a su hijo Joel. Ambos se turnarán en la conducción para hacer más llevadero el esperado insomnio, que será el precio a pagar por correr sin asistencia y aprovechar las madrugadas para hacer las reparaciones necesarias.

Deportes

anterior siguiente