Enlaces accesibilidad

Celta 2-4 Real Madrid | Jornada 12

El Real Madrid se reengancha a la Liga en Balaídos

  • El conjunto blanco ha vencido a domicilio al Celta gracias a otra soberbia actuación de Benzema (2-4)
  • Datos y estadísticas del Celta 2-4 Real Madrid, jornada 12 de Liga

Por

Karim Benzema ha sido el autor del primer goil ante el Celta de Vigo. AFP noticias

Ficha técnica:

2 - Celta: Sergio, Hugo Mallo, Cabral, Roncaglia, Junca; Okay, Beltrán (Emre Mor, min. 63), Brais Méndez, Boufal (Hjulsager, min. 63); Aspas, Maxi Gómez

4 - Real Madrid: Courtois; Odriozola, Sergio Ramos, Nacho (Asensio, min. 70), Reguilón (Javi Sánchez, min. 45); Kroos, Casemiro (Ceballos, min. 18), Modric; Lucas Vázquez, Benzema, Bale

Goles: 0-1 Benzema min.23; 0-2 Cabral, en propia portería min. 56; 1-2 Hugo Mallo min. 61; 1-3 Sergio Ramos min. 82; 1-4 Ceballos min. 90; 2-4 Brais Méndez min. 94

Benzema ha llevado al Real Madrid a la victoria ante el Celta en Balaídos (2-4) para que los blancos vuelvan a reengancharse a la Liga, tras el tropezón del Barcelona ante el Betis. El delantero francés ha sido autor del primer gol y provocó el segundo. Ahora, los merengues se sitúan sextos, con 20 puntos, cuatro menos que los azulgrana, los líderes del campeonato.

En la cuarta victoria seguida de Solari como entrenador del Madrid, solo ha habido malas noticias en forma de lesiones. Casemiro, Reguilón y Nacho no pudieron acabar el duelo en una tarde extraña en el ámbito físico. El parón por la convocatoria internacional le viene al pelo al conjunto blanco para recuperar su diezmada plantilla.

Santiago Solari está dando a este equipo su propio sello y en él parece que no tiene hueco ni Isco ni Ansensio, ambos han vuelto a ver el partido desde el banquillo.

Por el contrario, Benzema se está convirtiendo en su hombre fuerte y ha vuelto a ser el protagonista de la noche. El técnico argentino también ha devuelto al once a Modric, que fue suplente ante el Plzen.

La derrota del Barça en casa ante el Betis le daba una buena oportunidad al Madrid de reducir las distancias respecto a la cabeza, una oportunidad que no se podía perder después de verse desahuciado tras el 5-1 encajado en el Camp Nou hace apenas dos semanas.

Salió el equipo blanco muy enchufado en Balaídos, donde la lluvia dio una tregua. Precisamente, el delantero francés tuvo dos claras ocasiones en apenas tres minutos para haber dado el primer golpe de la noche.

Pero enfrente estaba el Celta y también quería sumar ante su público. Los gallegos se desperezaron después de unos minutos iniciales complicados y buscaron la meta de Courtois con insistencia. La acción más peligrosa de la primera mitad de los celestes llegó con un tiro al travesaño después de un remate de cabeza del turco Okay Yokuslu.

Benzema, protagonista

Las primeras malas noticias para Solari llegaron en forma de lesión de Casemiro, que abandonó el terreno de juego poco antes de cumplirse el minuto 20 por culpa de una dura entrada que diez minutos antes le hizo Maxi. Su lugar lo ocupó Ceballos.

El Madrid, que se desconectó unos minutos de la contienda, volvió a tomar el control del balón y del ataque. El gol llegó en una jugada exquisita entre Modric y Benzema; el croata puso un balón aéreo para el francés por encima de los centrales y este no dudó en controlar de espaldas, colocarse el balón y batir por raso a Sergio Álvarez, (0-1, minuto 22).

Karim Benzema ha dado ese paso adelante con la llegada de Solari y sumó su tercer gol en dos partidos para adelantar a los blancos. Además, él mismo se encargó de volver a colarse hasta la cocina para poner un balón a la segunda línea para la llegada de Kroos, pero el alemán no tuvo fina su puntería y, sin oposición, mandó el balón por encima del larguero.

Antes del descanso se le complicó la situación a Solari, que veía a Bale cojear y justo después a Reguilón tumbado en el césped pidiendo el cambio. El canterano fue sustituido por otro canterano, Javi Sánchez, que pasó a la posición de central y Nacho a la de lateral izquierdo. El galés aguantó hasta el pitido que señaló el final de la primera mitad. Bale se mantuvo sobre el terreno de juego tras el paso por los vestuarios y menos mal que pudo, porque lo que se le avecinaba al Madrid eran más lesiones.

Salió el Celta buscando con más ansias la meta rival, con el objetivo de buscar el empate lo antes posible. Los gallegos dispusieron de la primera ocasión del segundo acto, con un balón colgado al segundo palo colgado por Maxi y que Aspas remató con la testa, pero su disparo se marchó rozando por poco el palo.

Un final de locos

El que está en plena forma es Benzema, que respondió a esa acción mandando un trallazo al travesaño de la meta defendida por Sergio Álvarez. Poco después, otra vez Benzema encontró la manera de colarse dentro del área, recortar a dos rivales y sacarse un chut que el portero mandó al palo, pero el rechace dio en Cabral y el balón terminó dentro de la meta para subir el segundo al marcador, (0-2, minuto 56).

Solo cuatro minutos más tarde y cuando parecía todo el pescado vendido llegó el gol del Celta. Maxi colgó un balón bombeado a la espalda de la defensa y Hugo Mallo cazó un remate de primeras para batir a Courtois en una magistral definición, (1-2, minuto 60).

Y las malas noticas en forma de lesión siguieron para Solari, que se vio obligado a hacer el tercer cambio para suplir a Nacho, que se hizo daño en la rodilla. La entrada de Asensio hizo que Lucas Vázquez se marchara al lateral izquierdo.

El partido estaba siendo de locos y un tanto extraño, en el que hubo de todo. Cumplido el minuto 80 llegó la sentencia de los tres puntos para los blancos cuando Juncá llegó tarde a un balón dentro del área y arrolló a Odriozola. Undiano Mallenco no dudó en señalar la pena máxima y Ramos se encargó de transformarla a lo Panenka, (1-3, minuto 82).

Antes de final hubo tiempo para presenciar dos tantos más, uno para cada equipo. Ceballos, que hizo las labores de mediocentro tras la lesión de Casemiro, enchufó un disparo desde la frontal del área que se coló por toda la escuadra, (1-4, minuto 90). Ya en el descuento, Brais Méndez maquilló el marcador con un tiro raso que dio en Javi Sánchez para acabar en el fono de la red blanca, (2-4).

Con esta victoria el Real Madrid se reengancha a la Liga y vuelve a estar a cuatro puntos del Barcelona, como antes de la disputa del Clásico y Solari un poco más cerca de ser confirmado como nuevo entrenador del Real Madrid hasta el final de temporada.

Deportes

anterior siguiente