Enlaces accesibilidad

Mundial 2018 | Rusia 2-2 Croacia

Croacia impone su épica en los penaltis y baja de las nubes a Rusia

  • El equipo croata vuelve a unas semifinales de un Mundial 20 años después repitiendo con Subasic y Rakitic como héroes en la tanda
  • Así te hemos contado el Rusia 2-2 Croaciapor Óscar López Canencia

Por
Croacia impone su épica en los penaltis ante Rusia
Rakitic y Subasic celebran el pase de Croacia a las semifinales del Mundial. REUTERS mjb

Ficha técnica:

2. (3) Rusia: Igor Akinfeev; Mario Fernandes, Ilya Kutepov, Sergey Ignashevich, Fedor Kudriashov; Roman Zobnin, Daler Kuziaev; Alexander Samedov (m.54: Aleksandr Erokhin), Aleksandr Golovin (m.102: Alan Dzagoev), Denis Chéryshev (m.66: Fedor Smolov); y Artem Dzyuba (m.79: Iury Gazinsky). Seleccionador: Stanislav Cherchésov.

2. (4) Croacia: Danijel Subasic; Sime Vrsaljko (m.96: Vedran Korluka), Dejan Lovren, Domagoj Vida, Ivan Strinic (m.73: Josip Pivaric; Ivan Rakitic, Luka Modric; Ante Rebic, Andrej Kramaric (m.88: Mateo Kovacic), Ivan Perisic (m.62: Marcelo Brozovic); y Mario Mandzukic. Seleccionador: Zlatko Dalic.

Árbitro: el brasileño Sandro Ricci amonestó a Lovren, Strinic, Gazinski.

Incidencias: Cuarto partido de los cuartos de final del Mundial de Rusia jugado en el estadio Olímpico Fisht, en Sochi, ante 44.287 espectadores. La presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic, siguió el partido al lado del presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

Otra vez, los penaltis sonrieron a Croacia. El combinado croata es la última semifinalista del Mundial tras derrotar desde los once metros a una combativa RusiaEl cuadro de Slatko Dalic buscará su primera final de un Mundial contra Inglaterra, que venció sin problemas a Suecia.

Kramaric y Vida marcaron para Croacia, mientras que Cheryshev y Fernandes hicieron lo propio para una Rusia que se despide de 'su' Mundial con la cabeza bien alta y rozando las semifinales cuando nadie contaba con ellos.

Gracias a esta agónica clasificación, los croatas vuelven a unas semifinales 20 años después. Fase que no alcanzaban desde Francia 98 con aquella mítica Croacia de Suker, Boban y compañía.

Una valiente Rusia incomodó a Croacia

Croacia se vio sorprendida con el planteamiento táctico de Stanislav Cherchesov. Los croatas esperaban a una Rusia replegada en su campo, defensiva, como ante España. Sin embargo, los anfitriones optaron por la presión adelantada y los de Slatko Dalic no estuvieron nada cómodos desde el principio.

El cuadro ruso fue quién causó peligro en primer lugar. Los disparos de Cheryshev y Dzyuba en los primeros cinco minutos fueron frenados por la defensa croata. Era un aviso del conjunto local.

Tras este arreón inicial, Croacia empezó a tener más protagonismo. Tuvo una doble ocasión en el 5 ’bajo las botas de Rebic, que acabó con un disparo alto del atacante del Eintracht Frankfurt.

Los croatas seguían teniendo dificultades para circular el cuero ya que Rusia alternaba su presión alta con el repliegue en su campo. El combinado de Dalic, al no ver espacios, realizó varios centros desde ambos laterales y Perisic cabeceó uno de Vrsaljko en el 27’ pero salió desviado.

Cuando Rusia parecía inferior apareció, otra vez, Cheryshev. El jugador del Villarreal, que no jugaba de titular desde la derrota ante Uruguay, hizo una pared con Dzyuba y se sacó un latigazo desde la frontal que se coló en la escuadra derecha de un petrificado Subasic y supuso el 1-0 en el 31’.

Rusia gozó de sus mejores minutos ante una Croacia en shock. Los de Cherchesov estaban amenazando el área europea y estaba más cerca el 2-0 que el empate. No obstante, la selección croata aprovechó un desajuste defensivo y anotó el 1-1 en el 39’. Transición rápida por banda izquierda que Kramaric culminó con un remate de cabeza en el área pequeña inalcanzable para Akinfeev.

Guion esperado en el segundo periodo

El gol de Croacia anestesió el tramo final del primer periodo y ambos equipos no crearon apenas peligro.

En la segunda mitad se vio el guion esperado. Croacia llevaba la iniciativa del choque y Rusia, mermada por el factor físico, retrasó sus líneas e intentaba lanzar rápidamente las contras.

Los balcánicos encerraban a la anfitriona y creó más peligro que en el primer tiempo. El goleador Kramaric remató de chilena en el 51’ y su lanzamiento salió centrado. Ocho minutos después, llegó la ocasión más clara del conjunto croata con un remate de Perisic en el área pequeña que se topó con el palo. Croacia estuvo muy cerca de sacar petróleo de otro desajuste defensivo ruso.

El monólogo croata era notorio. Los rusos resistían y en el 71’ tuvo su primera ocasión clara del segundo tiempo. El recién incorporado Erokhin remató de cabeza pero se marchó muy alto de la portería de Subasic.

Continuaba el asedio croata, aunque sin generar ocasiones manifiestas de gol. Los anfitriones daban sensación de peligro cada vez que cruzaban su campo. Los de Dalic, conscientes del poderío aéreo de su rival, intentaban evitar a toda costa los lanzamientos de esquina. Y ese cometido pudo costarle muy caro a Subasic, que notó molestias al salvar un balón sobre la línea de fondo. Finalmente, el guardameta del Mónaco se recuperó e incluso evitó el 2-1 tras desviar un centro chut de Smolov en el 93’.

Héroe Rakitic en otra tanda de penaltis

Ambas selecciones jugaron su segunda prórroga tras las disputadas en sus encuentros de octavos. Como era de esperar, los dos equipos estaban muy cansados y las dificultades para fabricar ocasiones era evidente.

A pesar de ello, la prórroga superó las espectativas. Primero golpeó Croacia con un gol de Vida a balón parado en el 101'. El central del Besiktas remató completamente solo el saque de esquina de Modric. El conjunto balcánico conseguía remontar el partido y parecía el golpe definitivo del partido.

Sin embargo, Rusia no se dio por vencida y Fernandes anotó el 2-2 en el 115' tras una falta lateral de Dzagoev. El sueño ruso seguía vivo y con este marcador nos fuimos a la tanda de penaltis. 

En la ronda fatídica, los croatas fueron más eficaces y, como ante Dinamarca, Rakitic marcó el penalti definitivo para significar el 3-4 y el pase a semifinales 20 años después. Espectacular partido que ha ido claramente de menos a más.

Deportes

anterior siguiente