Enlaces accesibilidad

Día Internacional de la Mujer

El deporte femenino, un deporte silenciado

  • La mujer solo protagoniza el 5% de las noticias deportivas frente al 92% de los hombres
  • 9 de las 17 medallas de Río las ganaron mujeres pero rara vez abren informativos
  • Cada vez surgen más plataformas alternativas que informan de deporte femenino

Por
Escasa repercusión de las mujeres deportistas en las noticias
Mireia Belmonte, Ruth Beitia y Carolina Marín, solo son protagonistas de las noticias de deportes cuando logran algún éxito. noticias

En los pasados juegos olímpicos, nueve de las 17 medallas ganadas por España en Río fueron logradas por mujeres. Mireia Belmonte (2), Maialen Chourraut, Carolina Marín, Ruth Beitia, Eva Calvo, Lidia Valentín y las selecciones de gimnasia rítmica y baloncesto femenino lograron subir al podio de los campeones. Y no fue una casualidad.

En Londres 2012, las deportistas españolas también fueron las protagonistas al ganar 11 de las 17 medallas que cosechó España.

Todas ellas son deportistas de primer nivel que, tras sus logros deportivos, ocuparon las primeras planas de los periódicos y abrieron informativos. Pero después de eso, nada o casi nada. Nunca se cubren sus entrenamientos, ni las ruedas de prensa previas algo a lo que estamos acostumbrados cuando se trata de deporte practicado por hombres.

"La mujer solo es protagonista del 5% de las noticias deportivas"

El silencio informativo que hay respecto al deporte femenino es brutal. La mujer solo es protagonista de noticias en la prensa deportiva en el 5,11% de los casos, unas veces sola (2,18%) y otras acompañada por hombres (2,93%). Por el contrario, el hombre protagoniza este tipo de informaciones en el 92,2% de los casos, según la tesis Mujeres y deporte en los medios de comunicación: estudio de la prensa deportiva española (1979-2010), realizada por la profesora de la Universidad Carlos III de Madrid, Clara Sainz de Baranda.

Esta profesora, también pone de manifiesto además que no siempre que la mujer aparece en medios deportivos es por méritos propios. Es decir, que muchas veces no se trata de deportistas en sí mismas si no que son “mujeres de” o “novias de” a las que se le dedica atención por hechos que nada tienen que ver con el deporte.

“Por ejemplo, en una noticia de la Superbowl, se presta atención a la cantante de turno, a la mujer de un jugador o a las aficionadas que asisten al evento. ¿Qué imagen estamos dando en esos casos?”, se pregunta Sainz de Baranda que califica de ‘invitadas’ a las mujeres que aparecen en esas noticias, ya que no son deportistas propiamente dichas.

Lamentablemente, estas ‘invitadas’ tienen cada vez más protagonismo en los medios, ocupando noticias o reportajes y restando peso a las verdaderas deportistas que aparecen reducidas “a unos breves o unas colas”.

"Los medios tradicionales no arriesgan, aunque pierdan audiencia"

Respecto a los motivos esgrimidos por los medios de comunicación para prestar menos atención a las deportistas, hay varios: escasez de éxitos, poca audiencia o falta de espacio. Unos motivos que para Sainz de Baranda "son falsos".

Las deportistas cada vez están cosechando más éxitos deportivos por lo tanto esa excusa ya no vale

“Las deportistas cada vez están cosechando más éxitos deportivos por lo tanto esa excusa ya no vale. La falta de audiencia tampoco, como se demostró en los datos de audiencia de Teledeporte en los pasados Juegos Olímpicos cuando competía Carolina Marín o Ruth Beitia, por ejemplo. Y el asunto de la falta de espacio ya no es creíble. Hoy día, con los medios digitales el espacio es ilimitado”, asegura.

“Lo que ocurre es que los viejos medios, entendiendo por viejos a los medios tradicionales, no arriesgan. Aunque bajen sus audiencias siguen informando siempre de los mismos deportes, y practicados por hombres”, lamenta Sainz de Baranda.

De hecho, en un estudio sobre la repercusión del deporte femenino en los medios digitales, en 2016, esta profesora ha podido corroborar que la información sobre mujeres deportistas tiene cada vez mayor interés.

“Hay un diario de Álava que está prestando atención a las mujeres deportistas y en los tres últimos años ha aumentado su tirada y sus lectores. Interés y audiencia, hay. Lo que ocurre es que si los medios tradicionales no le prestan atención, los interesados se van a informar de otra manera”, asegura.

Cada vez hay más plataformas que informan de deporte femenino

En este sentido destaca que cada vez más están surgiendo plataformas en internet dedicadas a los logros del deporte femenino. “El único inconveniente es que, como suelen ser plataformas sin infraestructuras, hay que esperar varios días para que la información que aparece esté actualizada”, añade.

Según la profesora Sainz de Baranda, otro de los problemas de la escasa repercusión del deporte practicado por mujeres es el tratamiento de las noticias ya que, en muchas ocasiones, el hombre termina restando importancia a la mujer.

“Si resulta que ganamos una medalla en gimnasia rítmica pero la información que se da se centra más en destacar varias veces que la canción que han bailado era de Bisbal, por ejemplo, al final se está dando protagonismo a un hombre que en este caso es aleatorio y no es el protagonista de la historia”, argumenta.

"La ley impide que las mujeres se dediquen al deporte profesional"

Además, esta experta también denuncia que en la forma de nombrar a las deportistas en las noticias hay una desconsideración hacia la mujer que contribuye a silenciar sus logros.

“Mientras ellos son Gasol, Nadal, Ramos…o incluso un nombre y su apellido, a ellas se les denomina por su nombre de pila, Carolina, Mireia, Ruth… y eso lo que hace es infantilizar a la mujer y restarle importancia”, asegura.

Al llamar a las deportistas por su nombre de pila lo que se hace es restarle importancia

“Es más, yo me niego a hablar de deporte femenino. Siempre hablo de deporte practicado por hombre o por mujeres, ya que si al hablar del de las mujeres lo tenemos que adjetivar como ‘femenino’ estamos dando por hecho que el deporte, sin más, es exclusivo de los hombre”, añade.

Finalmente, otro gran problema de la escasa repercusión de las deportistas en los medios es, según Sainz de Baranda, la legislación.

“A día de hoy, existe una ley que impide a las mujeres dedicarse al deporte profesional. En baloncesto, por ejemplo, solo se les puede hacer contrato como jugadoras profesionales a las chicas que juegan en la primera división de la liga femenina. En el resto de divisiones, no. Juegan como ‘amateurs’ o como semi-profesionales, manteniéndose a base de patrocinios”, explica.

“Esta discriminación, que va mucho más allá de la brecha salarial, las obliga a tener otro trabajo y dedicar su tiempo libre al deporte. Si esta ley cambiara, todo cambiaría porque, si no pudiendo hacer deportes conseguimos todos estos éxitos, no me quiero imaginar los triunfos que llegarían si tuviéramos las mismas condiciones que los hombres”, añade.

Y es que a pesar de todas las trabas, el deporte femenino avanza y logra cada vez más triunfos. Ahora es necesario que los medios también sigamos progresando y dediquemos a las deportistas la atención que se merecen, más allá de un único día, cuando logran una medalla o campeonato.

Deportes

anterior siguiente