Enlaces accesibilidad

Mundial 2014 | Chile 3 - Australia 1

Chile gana a Australia con más apuros de los previstos

  • Los goles de Alexis, Valdivia y Beausejour doblegan a la sorprendente Australia
  • El bajo nivel de Vidal y la debilidad defensiva, lo más negativo de la Roja chilena
  • Todos los datos y estadísticas del Chile 3 - Australia 1

Por
Chile, eufórica tras su victoria ante Australia

Ficha técnica:

3 - Chile: Claudio Bravo; Eugenio Mena, Gary Medel, Gonzalo Jara, Mauricio Isla; Marcelo Díaz, Charles Aránguiz, Arturo Vidal (Felipe Gutiérrez, m.60); Jorge Valdivia (Jean Beausejour, m.68), Eduardo Vargas (Mauricio Pinilla,m.87) y Alexis Sánchez.

1 - Australia: Maty Ryan; Matthew Spiranovic, Alex Wilkinson, Jason Davidson, Ivan Franjic (Ryan McGowan, m.49); Mile Jedinak (Ben Halloran, m.68), Mark Milligan, Mark Bresciano (James Troisi,m.78); Tim Cahill, Mathew Leckie y Tommy Oar.

Goles: 

1-0, m.12: Alexis Sánchez.
2-0, m.14: Jorge Valdivia.
2-1, m.35: Tim Cahill.
3-1, m.92: Jean Beausejour.

La selección española de fútbol está obligada a ganar a Chile y a Australia con el mayor número de goles posibles a favor después de caer derrotada ante Holanda y ver después como el conjunto sudamericano se ha impuesto a la selección oceánica 3-1 en el Arena Pantanal de Cuiaba. [Estadísticas del Chile 3 - Australia 1]

La esperanza es que se ha podido ver a una Chile que no es tan fiera como la pintaban. Después de adelantarse en los primeros compases ha sufrido más de lo esperado ante una Australia que tuvo el empate en la mano hasta el descuento final. Finalmente los goles de Alexis (12'), Valdivia (14') y Beausejour (92') hicieron inútil el tanto de Cahill (34').

La esperanza de Chile se llamaba Arturo Vidal y el centrocampista de la Juventus llegó a tiempo para ser titular.

Tal vez impulsados por esta recuperación milagrosa de su estrella o tal vez por tener enfrente a la cenicienta del Grupo B, Chile fue un ciclón en el primer cuarto de hora. Un vendaval que atravesaba el Pacífico para borrar del mapa a Australia, con Alexis Sánchez como punta de lanza.

En el día en el que España (a priori la favorita del grupo) caía goleada sin piedad por Holanda, Chile se ponía con 2-0 a favor en el marcador antes de cumplirse el minuto quince.

Una carambola en el área 'aussie' a la hora de despejar el peligro fue el origen del gol de Alexis en el minuto 12. El delantero del Barça no tuvo más que aprovechar el regalo y empujar a gol el esférico.

El segundo fue obra de Valdivia. Todo un golazo imparable para el arquero Ryan ante la permisividad de sus defensas. Se avecinaba goleada y eso era algo muy determinante si tenemos en cuenta que el coeficiente de goles general será el que decida quién se clasifica en caso de empate a puntos entre dos o más equipos.

Sien embargo el equipo de Sampaoli bajó el ritmo y tuvo que encomendarse a su portero Claudio Bravo. El experimento de colocar al ex del Sevilla Gary Medel como central en la defensa fue todo un fracaso.

La corta estatura del 'pit bull Medel' propició que Tim Cahill marcara de cabeza el 1-2 en el minuto 34. Toda una esperanza para los ‘Socceroos’ que a punto estuvieron de marcar el segundo, obra también de la cabeza de Cahill, de no haberlo evitado Bravo (min. 36).

Tras el descanso no se vio cambio alguno en Chile. El equipo seguía sin rumbo en el centro del campo debido a la dispersión de Vidal, confiado a las individualidades de Alexis en ataque y calamitoso en defensa. Cada balón alto centrado sobre el área chilena era sinónimo de ocasión de gol para Australia.

Chile sufre en exceso a la hora de defender los balones altos

Se vivían en esos minutos los momentos cruciales para el equipo oceánico, pero la suerte no les acompañó.

Primero la tuvo Cahill al rematar a gol el enésimo centro desde la banda. El colegiado costamarfileño Noumandiez Doue acertó con ayuda de su linier ya que Cahill se encontraba en fuera de juego en el momento del pase. A esta ocasión le siguió otra clarísima en las botas de Bresciano que obligó a lucirse a Bravo.

Físicamente Australia estuvo muy por encima de Chile y el juego de las galopadas le era propicio. Ante eso, la selección sudamericana no era capaz de cambiar la tónica ni siquiera con los cambios hechos por Sampaoli. La Roja se desconectaba con demasiada facilidad y jugaba a rachas.

Pero así pasaron los minutos y finalmente Chile acabó por sentenciar el partido con el gol de Beausejour. Los tres puntos estaban asegurados y ahora a viajar a Maracaná para enfrentarse a a la dolorida España.

Deportes

anterior siguiente