Enlaces accesibilidad

Fórmula 1 | Sebastian Vettel

Vettel: "Sabía que no había cometido ninguna irregularidad en Brasil"

  • "Cuando crucé la meta estaba bastante tranquilo", dice el campeón mundial de f1
  • Sebastian Vettel cree que su éxito residió en la atención a los pequeños detalles

Por
Sebastian Vettel, campeón mundial de fórmula 1 en 2012
El piloto alemán, Sebastian Vettel, celebra con los componentes de su escudería el título de campeón mundial de fórmula 1 en 2012. AFP afp

El piloto alemán Sebastian Vettel, de Red Bull, afirma que no desperdició "ni un pensamiento" en comprobar si había cometido "una irregularidad" en el Gran Premio de Brasil de Fórmula 1 y que tenía claro en todo momento no había realizado "ningún movimiento equivocado".

Vi todas las banderas y todos sus colores

"Para ser honesto, no desperdicié ni un solo pensamiento en que se había producido una irregularidad por mi parte. Vi todas las banderas y todos sus colores. Sólo recibí información después de que Christian (Horner) me llamase diciendo que obviamente Ferrari no estaba feliz con el resultado de la carrera", asegura Vettel en una entrevista a 'formula1.com'.

Además, el germano recuerda que en cuanto la FIA comprobó "cada pulgada de la grabación de la situación en cuestión" y que "confirmó que todo estaba acorde con las reglas", Ferrari "renunció a cualquier protesta". "Pero, lo creamos o no, sabía desde la bandera a cuadros que no había ningún movimiento equivocado por mi parte", añadió.

El triple campeón del mundo subraya de la carrera en Interlagos que tuvo "dificultades" y que fue una "locura con situaciones amenazantes imprevistas casi en cada curva", aunque finalizó de la forma que esperaban.

Vettel, integrado en el equipo

En este sentido, Vettel confiesa entender "cuántos pasos pequeños" son válidos para la consecución del título. "Cuando pasan no tienen gran significado en ese momento, pero pueden tener bastante impacto en el resultado final. Creo que 2012, y especialmente la carrera de Brasil, nos ha enseñado que el éxito va unido a los detalles", advierte.

Cuando crucé la meta estaba bastante tranquilo

"Cuando crucé la meta estaba bastante tranquilo. Toda la temporada hemos estado centrados en ese único objetivo y de repente lo has alcanzado. Dos semanas después empiezas a espirar y ahí coges tu vida donde la dejaste muchos meses atrás", prosigue sobre sus emociones al cruzar la línea de meta en Brasil.

Para el alemán, lo que ha sido "la clave" este año es que "nunca" han parado de "creer" pese a los problemas del primer tramo de campaña. "Tienes que centrarte exclusivamente en tus cosas y no preocuparte sobre lo que la gente haga o no. Lo que algunos de mis competidores podrían haber subestimado, lo que probablemente fue la gran piedra angular del éxito, es la comprensión de que cada punto cuenta. Solo tres puntos se mantuvieron entre el primero y el segundo al final, entre tener tu nombre en el trofeo de nuevo o no", asegura.

Finalmente, el piloto de Red Bull no se ve con "instinto asesino". "Sé que tengo una posición especial en el equipo, pero definitivamente me considero como un miembro de equipo y como tal quiero que tengamos un exitoso 2013 como hemos tenido en 2012 y 2011. Nunca tengo una motivación estimulante, es parte de mi naturaleza", sentencia.

Deportes

anterior siguiente