Enlaces accesibilidad

Champions League | Real Madrid 2-2 Borussia Dortmund

Özil rescata al Real Madrid en la ruleta rusa contra el Borussia Dortmund

  • Los blancos logran empatar (2-2) en el último minuto del encuentro
  • Un Borussia incisivo complica el partido a un Madrid espeso en su línea media
  • Los blancos mejoran en el segundo tiempo tras el cambio de Modric por Essien
  • Datos y estadísticas del Real Madrid 2-2 Borussia Dortmund en RTVE.es

Por
Empate al límite del Madrid

Ficha técnica:
2 - Real Madrid: Casillas; Ramos, Pepe, Varane, Arbeloa (Kaká, m.77); Xabi Alonso, Modric (Essien, m.46); Di María, Ozil, Cristiano e Higuaín (Callejón, m.46).
2 - Borussia Dortmund: Weidenfeller; Piszczek, Subotic, Hummels, Schmelzer; Kehl, Gundogan (Perisic, m.80); Reus (Bender, m.74), Gotze (Leitner, m.90), Grosskreutz y Lewandowski.
Goles: 0-1, m.28: Reus; 1-1, m.35: Pepe; 1-2, m.45: Arbeloa, en propia puerta. 2-2, m.89: Özil.
Árbitro: Cuneyt Cakir (Turquía). Mostró tarjeta amarilla a Grosskreutz y Hummels, del Borussia Dortmund.
Incidencias: Estadio Santiago Bernabeu, ante unos 76.000 espectadores.

Los alemanes del Borussia Dortmund jugaron con gran desparpajo ante el Real Madrid, que sacó un empate (2-2) en el último minuto, gracias a la inspiración de otro alemán, Mesut Özil. Los blancos tuvieron un choque muy complicado ante un Borussia que fue muy incisivo en su búsqueda directa del gol. El empate deja todo abierto en este grupo D de la Liga de Campeones. [Datos y estadísticas del Real Madrid 2-2 Borussia Dortmund en RTVE.es]

Tiras tu, tiro yo

Fue una especie de ruleta rusa en la que se metieron ambos equipos y en la que la mayor velocidad del Borussia hizo que llevara las de ganar, ante un Real Madrid que se vio superado en su mejor terreno. La vocación ofensiva de Grosskreutz, Götze y Lewandowski puso en serios apuros a los blancos.

Mourinho optó por un centro del campo más creativo y ofensivo, con Xabi Alonso, Modric y Özil, pero el engarce no tuvo la fluidez necesaria, ni tampoco la fuerza ni la rapidez para anular las embestidas del Borussia. Mourinho corrigió tras el descanso, con el cambio de Modric por Essien.

En ese va y viene hacia la portería contraria, los locales acumularon dos llegadas en un minuto y 40 segundos, a cargo de Higuaín, tras un fantástico pase de Di María, y otra de Modric. Sin embargo, el juego blanco fue más efectista que efectivo en esta ocasión.

En ese viene y va hacia la meta rival, el Borussia le dio de su misma medicina al Real Madrid. Presión, fútbol directo y mucha velocidad en la salida hacia Casillas, quien tuvo que quitarse de encima el balón en sendas peligrosas acciones de Schmelzer y otra de Grosskreutz.

Echte Liebe

Echte Liebe, algo así como 'amor verdadero', reza el lema que lleva el Borussia Dortmund en su autocar. Y desde luego que el juego de los alemanes en el Bernabéu fue para que lo quieran, y mucho, sus aficionados.

Los de Jurgen Klopp le cogieron antes y mejor el ritmo a un encuentro frenético por momentos. Con un Cristiano muy vigilado, que solo tuvo en el primer tiempo un cabezazo desviado a pase de Higuaín, los blancos estuvieron impacientes y se fueron arriba, sin guardar las espaldas debidamente.

Arbeloa marca en propia puerta (1-2)

Tanto fue el cántaro a la fuente que Reus marcó el 0-1 a los 28 minutos, al aprovechar el Borussia un claro en la cobertura blanca. Lewandowski prolongó con la cabeza un pase largo y Reus soltó un trallazo a bote pronto que batió a Casillas, a pesar de que tocó el balón.

@@MEDIA@@

El tanto enrabietó aún más al Real Madrid, que acrecentó su precipitación en busca del gol. Superado en la jugada de la diana alemana, Pepe consiguió el empate en el minuto 34, en un cabezazo en el que se anticipó a la zaga rival para aprovechar la gran asistencia en el centro de Özil.

Tanta fue el ansia, que Higuaín y Ramos se estorbaron poco después en su afán por materializar la remontada. Sin embargo, el empate no sirvió para enfriar los veloces ataques del Borussia. Al filo del descanso, Götze y Reus protagonizaron una peligrosa pared que cortó Varane. Poco después, Grosskreutz también probó fortuna.

@@MEDIA@@

Y antes de ir hacia los vestuarios, Götze forzó la situación y provocó que Arbeloa marcase el 1-2 en propia meta en el 45. La jugada fue parecida a la del primer tanto: pase largo, prolongación de Lewandowski y toque de Grosskreutz hacia Götze.

El Real Madrid salva los muebles

En el descanso, Mourinho acabó con el experimento y cambió a Essien para sentar a Modric y a Callejón por un tocado Higuaín. Al minuto de volver, el árbitro anuló un gol a Callejón por ajustado fuera de juego, que protestó Mourinho al acabar el choque ( y puede que no hubiera posición antirreglamentaria).

Los cambios llevaron mucho más ritmo a los locales. Callejón lanzó un peligroso tiro a la media vuelta. Özil se incorporó al ataque de manera más frecuente y, de nuevo, el motrileño se buscó un desmarque de lujo, pero no supo superar al meta Weidenfeller en el mano a mano.

Götze siguió siendo una pesadilla, siempre atento a cualquier descuido madridista. Y los blancos comenzaron a tirar de épica para el último cuarto de hora. Arbeloa dejo su puesto a Kaká y tocó la hora de echar el resto.

No obstante, el Borussia no dejo de ser incómodo rival. A los 78 minutos, Di María cedió a un oscurecido Cristiano y su tiro lo sacó Weidenfeller de manera providencial. El propio Di María casi tocó hacia adentro un balón que le peinó Cristiano.

El Real Madrid se volcó. A cinco del final, Grosskreutz salvó sobre la línea de gol un tiro del argentino que casi resolvió una embarullada jugada. Quedaba ya solo un suspiro.

@@MEDIA@@

A un minuto para el final, Özil marcó el empate definitivo. El alemán sacó una falta desde el lado derecho de su ataque y Weidenfeller se confío en un disparo que se coló pegado a su poste izquierdo.

Un tanto que vale su peso en oro y que aclara un poco el camino del Real Madrid a los octavos, pero que aún tendrá que ir a jugársela lejos del Bernabéu, ante el Manchester City y con el Ajax situado a tres puntos de los blancos.

Deportes

anterior siguiente