Enlaces accesibilidad

Vuelta a España 2012 | Etapa 17

Alberto Contador consigue un liderato histórico de la Vuelta con un ataque lejano

       
  • El de Pinto ganó en solitario después de un ataque a 50 km de meta
  •    
  • 'Purito' Rodríguez llegó a Fuente Dé con una desventaja de 2' 37"
  •    
  • Alejandro Valverde, segundo en la etapa y en la general
  •    
  • Blog 'En ruta': ¡Full gas!, por Pedro Delgado

Por
Contador da un golpe a la Vuelta y se viste de rojo

Alberto Contador ha vuelto a confirmarse como un héroe de leyenda en la historia del ciclismo universal tras conseguir este miércoles, con un ataque lejano y mantenido, de los que perviven en todas las memorias de los aficionados al ciclismo, el liderato provisional de la Vuelta ciclista a España 2012 en la decimoséptima etapa de 187 km disputada entre Santander y el alto de segunda categoría de Fuente Dé, en la zona cántabra de los Picos de Europa.

Joaquim 'Purito' Rodríguez ha perdido sus opciones en la subida al collado de la Hoz, un puerto sin dificultad de segunda categoría a 50 kilómetros de meta. Allí atacó el de Pinto por segunda vez en la jornada y el maillot rojo no pudo seguirlo.

El nuevo líder llegó hasta la meta con una diferencia de 2 minutos 37 segundos sobre el catalán que prácticamente le aseguran el triunfo final, la bonificación de 12" le deja con 2' 21" sobre 'Purito' tercero en la clasificación general, en la que Alejandro Valverde se coloca en segunda posición a 1' 52".

Una etapa muy movida desde el principio

La etapa comenzó con mucho movimiento, numerosos intentos de fuga, en uno de ellos en el kilómetro 58 saltó un grupo con Valverde y Contador en el que llegaron a tener 14 segundos de diferencia . El líder, Joaquim Rodríguez, mandó a sus hombres del Katusha a trabajar y cinco kilómetros después las aguas volvieron a su cauce aunque rabiosas como el río Saja en la hoz de Santa Lucía, paraje cercano al que transitaban camino de Cabezón de la Sal.

Allí nació el campeón de la Vuelta 2011, Juan José Cobo, que recibió el apoyo de sus paisanos con numerosas pancartas al paso por su casa.

Llegó el triunfo más avisado

El pinteño tiene el triunfo en Madrid metido entre ceja y ceja y en el comienzo del alto de la Hoz, de segunda categoría con un 7,6% de pendiente media, volvió a despegarse de la sombra roja que le acompañaba esta Vuelta. Allí soltó por la radio un escueto "¡full gas!" para que sus compañeros del Saxo Bank supieran de su determinación y actuaran en consecuencia.

Alberto, según sus propias palabras, llevaba un demonio sobre su hombro que le decía "¡ataca, ataca!" y un ángel sobre el otro que le pedía que conservase, que ese ataque tan lejano era una locura y como un gran campeón optó por el punto de locura necesario para culminar las grandes gestas.

Faltaban 50 kilómetros para la meta cuando coronó en compañía de Jeannesson y Moncoutie, líder provisional de la montaña. Ya en la bajada llegó a tener 16 segundos de diferencia, a solo 12+1 de convertirse en líder virtual de la general.

Gran ayuda de Paulinho con sus relevos

El mismo número de ciclistas, trece, acompañaban a Contador en su enésimo intento de hacerse con el maillot rojo. Lo consiguió con la ayuda de Paulinho en el tramo llano, con la fuerza de sus relevos llegaron a tener una  diferencia de un minuto y quince segundos al paso por Potes, puerta de los Picos de Europa, a 25 kms de meta.

Por detrás 'Purito' Rodríguez lamentaba que todo lo que había defendido con el dolor de sus piernas, a golpe de riñón y tirón de antebrazos, en las grandes cimas asturianas se desvaneciera en una ocasión inesperada en un puerto de segunda categoría.

Junto a él viajaba Alejandro Valverde, tercero en la general que no mostró ninguna intención de ayudar al catalán. Todo lo contrario, a trece kilómetros para la meta abandonó a su mala suerte al líder que inexplicablemente se ha venido abajo cuando tan poco le faltaba para confirmar su reconocimiento de gran ciclista con el título de una de las grandes. La jornada de descanso, previa a su desastre, no ha sido su mejor aliada.

La épica del triunfo en solitario

Alberto Contador no aflojó un solo metro hasta su llegada en solitario a una meta majestuosa que abrazó al campeón español, con el mismo cariño que su familia que le esperaba en esa línea triunfal.

Valverde, segundo en la etapa, también consiguió un gran botín al hacerse con el segundo puesto de la general, distanciando en 36 segundos a 'Purito' Rodríguez que acaba la etapa que querrá olvidar para siempre en tercera posición de la provisional.

Otro que tampoco querrá recordarla es el británico Chris Froome, llegó a cinco minutos de Alberto y, aunque se mantiene en cuarta posición, ya son 9 minutos 40 segundos los que le separan de la cabeza.

Al hombre que defendió con una fuerza inusitada el liderato de los feroces y continuos ataques del que él mismo considera mejor ciclista del mundo, solo le queda el alto de la Bola del Mundo, en la sierra madrileña, para intentar una reconquista que se antoja imposible.

Donde Joaquim pensaba defender solo le va a quedar atacar y no a uno sino a dos grandes ciclistas.

Deportes

anterior siguiente