Dakar 2012 | Abandono

Rosa Romero es excluída por la organización del Dakar

  • Por saltarse varios controles debido al continuo calentamiento de su moto
  • La mujer de 'Nani' Roma sufrió una avería en su moto KTM
  • "Acabé alcanzando al vivac arrastrando la moto, completamente desfallecida"
RTVE.es / EP 

La piloto española Rosa Romero se vio obligada a abandonar su intento de acabar el Rally Dakar en la categoría de motos después de que no pudiese solucionar la avería de su KTM, producida en la tercera etapa del 'raid'.

El motor de su montura estuvo subiendo de temperatura sin razón diagnosticada, deteniéndose cada cinco kilómetros, y aunque alcanzó el final de la etapa a la una de la madrugada, la catalana fue excluida por haberse saltado varios controles de paso, informó su departamento de prensa.

La moto se seguía deteniéndose cada poco rato

"Llegamos a la salida del tramo tras un largo enlace durante el que no percibimos avería alguna. Sin embargo, cuando nos dieron la salida eran casi las doce del mediodía, y bajo un infernal calor, la moto se detuvo en el kilómetro 15. Al principio pensamos que era un problema en el encendido, así que me puse a desmontar el motor con la ayuda de Pedro Peñate y lo reemplazamos por completo. Sin embargo, la moto se seguía deteniéndose cada poco rato", señaló Romero.

Sin un diagnóstico del origen de la avería y tras más de cinco horas en el tramo, la española dio vía libre a Peñate y esperó su camión de asistencia, para tomar la decisión de "abandonar o seguir adelante por el recorrido de los camiones a fin de contar con el imprescindible auxilio de la asistencia".

"Tras arrancar y parar cada 10 kms para refrigerar la mecánica acabé alcanzando al vivac a la una de la madrugada y arrastrando la moto, completamente desfallecida", sentenció la piloto catalana.

De todos modos, Rosa Romero se retiró a descansar sin conocer todavía el veredicto de la organización acerca de la ruta tomada, en la que se había saltado numerosos controles de paso. La resolución de los jueces deportivos la conoció en la mañana del miércoles.

Ha sido una avería mecánica y contra eso no queda más que resignarse

"Siento una sensación de rabia de no haber podido llegar a la meta, aunque por otro lado, analizándolo fríamente, ha sido una avería mecánica, y contra eso no queda más que resignarse. La pena es que todo ha ocurrido en el peor momento, al inicio de la especial y justo el día en que las rutas de motos y coches/camiones se bifurcan", apuntó.

Rosa Romero seguirá viviendo in situ el Dakar 2012, aunque esta vez como espectadora, hasta la llegada de la caravana a Copiapó, ciudad que acogerá la jornada de descanso.

Espacio reservado para promoción
cid:51670