Enlaces accesibilidad

El Rayo Vallecano se acoge a la Ley Concursal

  • Tiene cuatro meses para renegociar sus deudas y no suspender pagos
  • El Rayo Vallecano acumula una deuda de más de 21 millones de euros

Por
El Rayo se acoge a la Ley Concursal

Las empresas de Nueva Rumasa

Alimentación: Postres Dhul, lácteos Clesa, batidos Cacaolat, helados Royne, conservas y salsas Apis, chocolates Trapa, chocolates Elgorriaga, helados Neiss, lácteos Letona, huevos Hibramer, Batidos Ryalcao, zumos y horchatas La Levantina, lácteos Sali, huevos Matines y caramelos Aldusa.

Bodegas y bebidas: jerez Garvey, rioja Marqués del Campo Nuble, rioja Campo Burgo, toro Marqués de Olivara, rioja Conde de Romanones, brandy de jerez Conde de Garvey, jerez Zoilo Ruiz Mateos, distribuidora Los Conejos y penedés Cavas Hill.

Patrimonial: Inmobiliarias Reunidas.

Distribuidoras: Distribución Retail, Distribución Reta.

Comunicación: Radio Libertad.

Deporte: Rayo Vallecano

El Rayo Vallecano se encuentra entre las diez empresas por las que Nueva Rumasa ha solicitado el 'preconcurso' de acreedores, procedimiento especial de la Ley Concursal que le otorga un plazo de hasta cuatro meses para negociar con sus acreedores un plan de pagos y evitar así ser declarado en suspensión de pagos.

El Rayo Vallecano acumula una deuda de más de 21 millones de euros. Los principales acreedores son Hacienda y la Seguridad Social, que reclaman 21,68 millones euros al club, correspondientes a los ejercicios comprendidos entre 2004 y 2008.

De esa cantidad, 14,4 millones eran en concepto de IRPF, otros 2,8 millones por IVA y 2,19 millones más correspondían deudas contraídas con la Seguridad Social. La Administración Tributaria también había determinado que el equipo contrajo entre 2000 y 2002 una deuda de 9,03 millones de euros por IRPF.

El Rayo Vallecano también tiene pendiente de devolución un préstamo de 1,35 millones de euros que había contratado en julio de 2008 con la Liga Nacional de Fútbol Profesional. Esta entidad acordó con el club considerar este importe como una subvención a fondo perdido que pasaría a ser un ingreso para el Rayo Vallecano, que no obstante tendría que devolverlo en cuanto ascendiese a Primera División.

Esta negativa coyuntura económica llega en el mejor momento deportivo del equipo que preside Teresa Rivero que es primero en la clasificación de Segunda con 49 puntos tras 24 jornadas disputadas.

"Si no tuviera fe me pegaría un tiro"

El empresario José María Ruiz-Mateos ha asegurado que el  objetivo es garantizar su "viabilidad futura" y poder cumplir "la  totalidad de sus compromisos". "Si no pudiera satisfacer esa obligación y no tuviera fe, me pegaría un tiro", ha dicho en una rueda de prensa, rodeado de sus seis hijos.

A pesar de la alarma que ha despertado este anuncio, el fundador de Nueva Rumasa ha pedido "paz, sosiego y tranquilidad" a todos los inversores que han confiado en su Grupo porque la situación de tesorería es "extremadamente desahogada", la solvencia es "enorme" y hay capacidad "más que suficiente" para atender todos los compromisos adquiridos.

Deportes

anterior siguiente