Anterior Ibaka brilla con los Raptors; sin minutos para los Hernangómez Siguiente Una nerviosa España cede ante el poderío de Noruega Arriba Ir arriba

La 'Operación Galgo' oscurece el futuro del atletismo español

  • La detención de Marta Domínguez y Alberto García enciende todas las alarmas

  • Con Mundial y Juegos a la vista, el equipo español podría sufrir un duro golpe

  • La detención de Pascua salpica a Reyes Estévez, Bezabeh y Nuria Fernández

La sombra del dopaje ha vuelto a golpear donde más duele al deporte español. Todavía sobrecogidos por el 'caso del solomillo', que afecta al mejor ciclista español del momento, Alberto Contador, la Guardia Civil ha detenido a la mejor atleta española de todos los tiempos, Marta Domínguez. Las dos figuras más prominentes de los deportes más dañados por el uso de sustancias prohibidas.

La Unión Ciclista Internacional ya alertó contra la laxitud de los organimos españoles antidopaje, y, con un Mundial y unos Juegos Olímpicos a la vista, el atletismo español podría quedar gravemente herido por la llamada 'Operación Galgo', sucesora de la famosa 'Operación Puerto' sobre el ciclismo, y la 'Operación Grial', que encontró EPO en el domicilio de Paquillo Fernández.

El caso de Paquillo Fernández encendió la luz de alarma en el atletismo español hace poco más de un año. Aunque no se pudo demostrar que empleara EPO para mejorar su rendimiento, el subcampeón olímpico de marcha en 2004 fue suspendido dos años. Sin embargo, la Federación Española de Atletismo redujo la pena a un año por "su colaboración, de mucha utilidad en la lucha contra el dopaje", según afirmó su abogado José Rodríguez.

Precisamente en la colaboración del granadino podría estar el germen de la 'Operación Galgo', en la que también está presuntamente implicado Alberto García, oro europeo en 5.000, y que ha salpicado en sus primeros coletazos a los atletas Reyes Estévez, Alemayehu Bezabeh y Nuria Fernández, en la encrucijada por ser entrenados por el también detenido Manuel Pascua Piqueras, el técnico más laureado del atletismo español.

Pascua prepara a una docena de atletas españoles y su implicación aumenta el radio de la mancha que podría crear la 'Operación Galgo' en el atletismo español, que sigue pendiente del caso del bronce europeo en 3.000 obstáculos José Luis Blanco, investigado por un presunto positivo por EPO en el campeonato de España del pasado 18 de julio.

El tristemente famoso Eufemiano Fuentes, presente en la 'Operación Puerto', y César Pérez, el entrenador de Marta Domínguez, completan las detenciones puramente 'deportivas'. Pérez fue el hombre que ayudó a la palentina a pasarse a los 3.000 obstáculos y suplió en 2009 a Mariano Díez, el entrenador de toda la vida de la atleta española. 

El atletismo, en el punto de mira

La incertidumbre sobre el atletimos español recuerda otros casos de dopaje en nuestro país. Uno de los más sonados fue el del madrileño Alberto García en 2003. El fondista tocó la cima con el oro europeo en Múnich 2001, pero dos años más tarde dio positivo por EPO en un control realizado en Lausana con motivo de una prueba de 'cross' cuando parecía que había surgido una alternativa al reinado de Gebreselassie.

Más recientemente, la atleta Josephine Onyia fue suspendida al haberle detectado un control 20 picogramos de clembuterol (menos que a Alberto Contador) y ya ha cumplido sus dos años de sanción.

Aseguraba Manolo Martínez en sus primeras declaraciones tras hacerse pública la detención de Marta Domínguez que el atletismo, como el ciclismo, está "má expuesto" a la posibilidad de que algún deportista pueda caer en el dopaje "porque se lleva el cuerpo al límite de su resistencia y las tentaciones son mayores, porque conseguir una mejora se refleja más en un deporte individual que en el colectivo".

Aunque no sirva como excusa, el atletismo nos ha dejado un reguero de famosos casos de grandes atletas defenestrados por la utilización de sustancias dopantes. Todos recordarán como un tramposo y no como un atleta a Ben Johnson, el hombre más rápido del mundo gracias al estanozolol, una sustancia prohibida.

La imagen del atleta canadiense pasó a la historia como uno de los símbolos del dopaje en el deporte, en el que también fueron 'cazados' atletas como el estadounidense Justin Gatlin, sancionado ocho años por su reincidencia por testosterona; Marion Jones, a la que le fueron retiradas cinco medallas olímpicas tras reconocer que se había dopado en Sydney 2000; o LaShawn Merrit, un campeón olímpico que no estará en Londres al estar sancionado por usar viagra.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente