Enlaces accesibilidad

Una mujer Helbig no pasa desapercibida... y en Hollywood lo saben

Reportaje   Flash Moda  

Por
 Teresa Helbig siempre ha apostado por el trabajo artesanal, la atemporalidad y la sostenibilidad
Teresa Helbig siempre ha apostado por el trabajo artesanal, la atemporalidad y la sostenibilidad Gtres

Teresa Helbig recuerda una infancia llena de películas y tardes de cine en familia. Actrices con elegantes maquillajes y sofisticados diseños sembraron en ella un gusto por la moda y la estética que le ha llevado años después a convertirse en una de las diseñadoras más relevantes de nuestro país. 25 años soñando que Hollywood está en Barcelona, y lo que no se podía imaginar es que la meca del cine sueña con sus diseños.

Teresa Helbig, 25 años creando prendas con alma

Una pintada en su atelier de Barcelona lo dice muy claro: Una mujer Helbig no pasa desapercibida. Y ahora lo saben en la meca del cine. Sus prendas han cruzado el charco y alfombras rojas y platós de televisión han servido de escaparate para la diseñadora catalana. Estrellas de renombre internacional como Zendaya, Halle Berry o Gwen Stefani han elegido alguno de sus diseños para acudir a recoger algún premio o realizar una entrevista. El nombre de Teresa Helbig se ha abierto paso entre los nombres internacionales.

 

Todo empezó hace 25 años en un taller de Barcelona y no podían ni imaginar que sus artesanales prendas acabaran en cuerpos de oscarizadas actrices. Esta es una de las muchas anécdotas que la creadora ha compartido con Flash Moda para celebrar sus 25 años en el mundo de la moda y en su recién estrenado espacio de Madrid: “Empecé como escaparatista y por casualidad fui invitada a una boda y me hice un traje de 800 plumas cosidas a mano y con la ayuda de mi madre el diseño llamó mucho la atención. Fue lo que nos dio alas porque fue llegara a la boda y todo el mundo me felicitó y nos animaron a hacer una colección”.

Esas 800 plumas cosidas a mano marcaron el adn de una firma que apuesta por una artesanía de excelencia. El proceso de su producción de sus prendas más elaboradas puede llegar a tardar meses: “Hemos hecho locuras como utilizar metacrilato cortado a láser y troquelado encima de tul y cuero. Era algo arriesgado como mezclar algo pesado con un tejido muy ligero, pero funcionó muy bien”.

 

Desde su nacimiento siempre ha apostado por el trabajo artesanal, la atemporalidad y la sostenibilidad. Mejor pocas producciones y poner en alza el valor de la artesanía, prendas que perduren en el tiempo y que puedan pasar de una generación a otra. Un proceso que comienza por la elaboración de sus propios materiales para dotarlos de vida y alma: “Hemos confeccionado un vestido con un telar donde hemos hecho nosotros mismos el tejido entrelazando la rafia con terciopelo y cadena de metal. Una maravilla. También tenemos un abrigo hecho en cuero y le hemos confeccionado todo tipo de detalles y relieves en forma de flores y hojas”.

El resultado es este trabajo es un público fiel que compra la seguridad de sentirse empoderada al lucir uno de sus diseños. Durante estos 25 años Teresa Helbig ha afrontado importantes logros como por ejemplo hacer los uniformes de Iberia. Un encargo que a día de hoy adquiere un sentido premonitorio que le daría alas para volar a lo más alto de su carrera. Ha lanzado una colección cápsula para niñas de 4 a 12 años… quién sabe si vestirá a las Michelle Obama, Kamala Harris y Meryl Streep del futuro.