Enlaces accesibilidad

Teresa Helbig viste a las Michelle Obama, Kamala Harris y Meryl Streep del futuro

Por
Las niñas de hoy son las mujeres que liderarán los cambios del futuro. Javier Castán

Las niñas de hoy son las mujeres del futuro, una generación importante que Teresa Helbig quiere acompañar en su crecimiento, madurez y desarrollo profesional. Ellas, son las futuras líderes del mundo y está dispuesta a vestirlas desde ya. Por eso se ha puesto manos a la obra y ha diseñado el vestuario de esas pequeñas que algún día, quizá, hagan del mundo un lugar mejor. 

"Es tan emocionante y estoy tan ilusionada", dice un poco nerviosa antes del lanzamiento. "Espero que cuando crezcan no haya etiquetas de chico o chica, si queremos un mañana en condiciones hay que currárselo hoy. ¡Hay que ir empoderando a las chicas desde niñas", dice. La colección se rige por el compromiso de la casa, la calidad de los tejidos, la imaginación del diseño, los detalles y los acabados perfectos.

Bocetos de la primerra colección cápsula de teresa Helbig para niñas.

Para empezar sale con 35 prendas: hay tejidos fantasía como el plumetti crudo y el flocado con glitter dorado, tejidos armados con muchísima personalidad como la piel o las lentejuelas, tejidos elegantísimos atemporales como el crepe de lana o la lana tartán y tejidos naif como la gasa o la seda con estampados floreales y animales... La esencia Helbig para perfumar a niñas de entre 4 y 12 años. "Son pequeñas producciones de prêt-à-porter de lujo que solo vendemos online, aunque haremos venta en Barcelona, Madrid y Londres. ¡Es tan mono!".  Esta nueva línea de negocio no es fruto del azar. Lleva detrás mucho trabajo, esfuerzo, dedicación y analisis del sector. "Es un buen mercado, sí, y por eso queríamos hacerlo bien, y como siempre, solos, sin socios ni ayudas".   

Hay un toque retro, elegante y sensual, que es marca de la casa porque, como dice, "hay que mirar al pasado para encontrar el futuro". Y ella mira a iconos de estilo como Jackie Onassis e imagina que viste ahora a sus hijos. Ahí encuentra una de sus fuentes de inspiración porque en casa no ha encontrado nada. "No conservo nada de cuando era pequeña", dice. Y como modelo de pruebas ha tenido, y tiene, a su hija. "Antes apenas le hacía cosas, nunca tienes tiempo. ¡Pero ahora lo va a llevar todo!"· 

Su hija forma parte de esa generación que liderará el mundo del mañana por su visión global, digital, sin barreras y con cada vez menos prejuicios. "Son las futuras Michelle Obama, Meryl Streep, Ruth Bader Ginsburg, Kamala Harris o Diana Vreeland, son nuestras futuras líderes y las protagonistas de este nuevo proyecto".

La colección consta de 35 prendas con el sello de la casa. Jvaier Castán

Todas las prendas llegvan el adn de Teresa Helbig Javier Castán

Lo cuenta además con esperanza, confiando en la recuperación del sector, tan dañado con esta crisis. "Todos hemos salido tocados pero tenemos que resistir. Hemos vestido a novias pero para bodas muy pequeñas, en la iglesia con solo la familia cercana. Pero notamos que las novias ya se plantean bodas grandes, y algunas ya nos han confirmado", confiesa. 

En este año atípico celebra 25 años de entrega a la costura. Un aniversario que quizá había imaginado diferente. No hizo desfile en MBFWM en la edición de septiembre y está convencida de que hizo lo correcto. "No eché de menos hace el desfile porque no era el momento y aproveché los recursos y la energía para este proyecto. Y hacer un desfile como los que hacemos nosotros, con esa exigencia que nos ponemos y esa calidad, es muy caro, y sería un paso atrás. Además, no podemos seguir a los grandes, no lo somos, ¡tenemos que ser lo que somos!". 

Muchos de los vestidos se inspiran en los iconos de la casa. Javier Castán

Replica de uno de los vestidos más celebrados de Helbig. Javier Castán

Pero celebrar 25 años con una nueva línea que tanto mira al futuro es algo especial también. Es sembrar para recoger mañana, es tener una mente abierta y poderosa. Es ganar batallas. La colección Petite Helbig es para pequeñas niñas soldado, con poder. Y este es su decálogo

I. No importa cuánto crezcamos. No queremos dejar de ser niñas.

II. No existe la ropa de chica o de chico, ni los colores de chicas o de chicos, ni los trabajos de chicas o de chicos.

III. De mayores seremos científicas, presidentas, exploradoras, cantantes de tangos, astronautas, bomberas...

IV. Los animales son de nuestra pandilla. Si les haces daño, te las verás con nosotras.

V. Nos gusta reciclar, no derrochar agua, no tirar nada que aún sirva. Nos comemos todo lo que hay en el plato. De hecho, queremos repetir por favor. 

VI. Don Macarrón Chistero, La Calle 24, Chocolate y Colorín colorado son nuestros himnos. Te los tienes que saber al dedillo, pero si no los conoces te los enseñamos.

VII. La familia y los amigos están por encima de todo.

VIII. Bailar, la música y hacer la rueda nos ponen de muy buen humor.

IX. Nos gusta compartir. Pero si no cuidan nuestras cosas, no se las volvemos a dejar. Bueno, si nos pillas en un buen día quizá sí.

X. Papá Noel existe, porque siempre hay alguien que lo ha visto.