Enlaces accesibilidad
El arte de llorar

'La voz dormida', lágrimas de buen cine

Por
'La voz dormida', de Benito Zambrano en RTVE Play
'La voz dormida', de Benito Zambrano en RTVE Play

"Llorar el arte es bonito, te reconcilia contigo mismo, te hace saber que dentro de ti hay una persona que se deja doler. No me gusta pasar por un libro o una película sin que me ocurra nada". Con esas palabras presentaba Benito Zambrano en 2011 su tercer largometraje, La voz dormida, un proyecto que el director de Solas Habana blues asumió como personal a partir de la novela de Dulce Chacón.

Al enorme trabajo de documentación que la escritora llevó a cabo sobre la represión de las mujeres en las cárceles franquistas, Zambrano y su reparto sumaron el suyo para crear una historia dura, que no admite la indeferencia, y que llenó las salas de suspiros y lágrimas."Yo necesitaba hacer un viaje, con la fortuna que Dulce me había abierto el camino. Pero necesitaba saber qué había pasado, conocer a los personajes. Y luego había que transmitirles a los actores cómo había sido aquello", contaba el director en una entrevista en RTVE, sobre la película que podrá verse hasta el 21 de septiembre en RTVE Play.

No recomendado para menores de 12 años Versión española - La voz dormida (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Hola, buenas noches, hoy os proponemos un viaje emocional

de altísimo voltaje, un viaje a los primeros años

de nuestra terrible posguerra, una época guiada por el odio

y el rencor a la que nos resulta muy duro mirar,

pero que nos conviene no dejar en el olvido.

"La voz dormida" fue la tercera película de Benito Zambrano,

al que nos alegra muchísimo dar la bienvenida de nuevo

a nuestro plató, Benito Zambrano, amigo querido, bienvenido.

Pues muy bien aquí contigo.

Es que es un placer enorme siempre recibirte y siempre además

traes contigo obras maestras de nuestro cine,

que nos complace muchísimo compartir con los espectadores,

Así que muchísimas gracias, bonito mío, por estar aquí.

Vienes acompañado además de dos personas a las que quieres mucho,

que son muy importantes para ti y que han sido fundamentales

en el proceso de creación de esta película

que vamos a compartir hoy con los espectadores

y que es tan oportuna y tan necesaria.

Vamos a empezar con Inma Chacón. Inma Chacón, buenas noches.

¿Qué tal? Buenas noches.

Bienvenida a "Versión española". Muchas gracias, encantadísima.

Guapa mía, eres escritora ya con una larguísima trayectoria,

siempre con un pie en la poesía, en la novela y también en el teatro

y eres autora de, por destacar algunos títulos si te parece

y orientar al espectador, de "Tiempo de arena",

de "Antología de la herida", "Mientras pueda pensarte",

"Tierra sin hombres", etc., etc.

Eres hermana de Dulce Chacón, la autora de la novela

en la que está basada esta maravilla de película que veremos

ahora mismo y que nos dejó demasiado temprano, en 2003,

con solo 49 años, así que sirva también este programa de hoy

como un homenaje merecidísimo hacia tu hermana.

Muchas gracias. Sin duda y hacia su trabajo.

Viviste muy de cerca con ella el proceso de creación

de la novela, porque fueron cuatro largos años

de documentación para poder contar lo que cuenta la novela

y lo que cuenta la película hoy, así que va a ser un placer

y un honor tenerte aquí para aclararnos y contarnos

un montón de cosas, gracias por venir.

Emilio Silva, buenas noches. Buenas noches.

Emilio, bienvenido, también escritor, periodista,

dice: "Bueno", con humildad.

"Escribidor". "Escribidor", qué bonito eso.

Pues "escribidor", periodista, sociólogo,

que has centrado gran parte de tu investigación y tu creación

en el tema que hoy nos ocupa que es la recuperación

de la memoria, eres autor

de "Las fosas de Franco. Crónica de un desagravio",

"Políticas de memoria y construcción de ciudadanía",

Coeditor de "La memoria de los olvidados", etc., etc.

Eres presidente de la Asociación para la recuperación

de la memoria histórica, además, fuiste uno de sus fundadores.

Bueno, yo era nieto de un desaparecido y en el año 2000

una casualidad me llevó al lugar donde estaba mi abuelo enterrado

con otras doce personas y ahí nació la Asociación,

en la exhumación de esos 13 cuerpos.

-¿Por qué en esta nueva España tus muertos ya no te pertenecen?

Yo creo que es una película que nace del corazón,

que nace de un libro que era muy necesario,

que cuenta la historia de unas mujeres

que no se había contado nunca, unas mujeres represaliadas

en la cárcel de Ventas.

Yo creo que fundamentalmente

de lo que se aprende en esta película

es lo que no debería haber pasado nunca.

-La guerra ha sido mala para todo el mundo, pero es lo que digo yo,

que ya que ha llegado la paz, es hora de perdonar

y de vivir tranquilos.

Yo creo que formamos parte de una sociedad o por lo menos

la gente más joven que yo, que nunca ha recibido enseñanzas

de los centros escolares de este pasado y por lo tanto,

de esta película se pueden aprender muchas cosas.

Y luego, que creo que tiene algo de catarsis,

hay una palabra que tiene mucho que ver con la recuperación

de la memoria que es la palabra "expresar",

significa decir, pero también significa dejar de estar presos

y en la sociedad española, muchas veces el dolor

que supuso para mucha gente la dictadura no ha sido expresado,

todavía seguimos pendientes, de alguna manera,

de liberarnos de él, entonces, yo creo que todas estas formas

de expresión en la novela o en la película, nos ayudan

de alguna manera a quitarnos algo de encima y además a conocer

un pasado del que, conozcamos o no, somos una consecuencia.

-No regreséis sin ese niño.

Lo quiero vivo.

Benito, querido, antes que nada darte la enhorabuena

por tu última película que está en los cines, está en las pantallas

y podéis ir a verla, que es una de las películas de este año,

"Intemperie", que pasaba con mucho éxito por la última edición

del Festival de cine de Valladolid, por la Seminci

y darte la enhorabuena porque además es una adaptación también

de una novela estupenda y que no era nada fácil,

de Jesús Carrasco, ¿qué quieres decir de tu película?

Bueno, pues que ha sido un placer hacerla, creo que es una película

que ahora aborda un tema muy de actualidad,

que es el tema de los abusos a la infancia.

-¿Por qué te está siguiendo el capataz con tanta obsesión?

-¿Qué te hizo, niño?

Tiene, digamos también un trasfondo de dignidad y de ética,

que tiene que hablar, que habla o que pretende hablar

de qué hacemos con las heridas de la vida.

-Tú tienes toda la vida por delante, niño,

no la malgastes odiando.

Eso que hacemos con el odio que se acumula en el tiempo

y hay una frase muy bonita que a mí me gustó mucho

que dice el personaje de Luís Tosar:

"Hay vivos que no merecen, posiblemente, ningún respeto,

pero todos los muertos, sí".

Yo creo que una sociedad que sabe enterrar a sus muertos

es una sociedad digna, una sociedad que tiene

más de 100.000 muertos en cunetas y en fosas todavía,

quiere decir que nos falta mucho que aprender y mucho que hacer

y ese para mí es uno de los mensajes bonitos, profundos

que tiene el libro y que tiene la peli.

Si volvemos a "La voz dormida", ¿por qué eliges la novela

de Dulce Chacón en su día y decides que va a ser tu próxima película

y que es necesario llevarla a la pantalla?

Igual que el otro día en broma le decía a Jesús Carrasco,

el escritor de la novela "Intemperie", decía:

"Es que parece que has escrito esta novela para mí",

yo creo que Dulce escribió esta novela para mí,

creo que eso muchos lectores creo que lo sentimos,

es cuando un libro te llama, hay algo, una fuerza, una cosa extraña

y a mí la novela me llamaba, entonces, me senté en el sofá,

me puse a leerla y dije: "Yo quiero hacer esta película"

y no había terminado de leerla, "yo quiero contar esta historia",

fue un descubrimiento de nuestra historia, sobre todo de cómo

Dulce cuenta a través de su novela,

resume, sintetiza muy bien todo lo que fue el dolor

de las mujeres, que hasta entonces se contaba poco,

como siempre las guerras, las historias, todo,

se cuenta desde el punto de vista de los hombres, parece que somos

los hombres los protagonitas y sin embargo, si a alguien

la guerra civil y la dictadura le hizo mucho daño

posiblemente fuera más a las mujeres que a los hombres,

porque para ellas fue un retraso y un retroceso impresionante

que todavía estamos sufriendo.

# Ay mi niña morenita,

# no te asustes con mi pena. #

Vamos a ver ya esta historia de amor fraternal,

el enorme amor entre Pepita y Hortensia,

dos hermanas separadas por la prisión,

y es que "La voz dormida" nos habla de amor incondicional,

de solidaridad, de dignidad y sobre todo, pone voz

a las que más perdieron en el desastre.

La película confirmó a Inma Cuesta como la enorme actriz dramática

que es y dio a conocer al mundo a María León,

todo un acontecimiento. Junto a ellas un grupo de actrices

extraordinarias nos van a conmover durante la próxima hora y media

en un ejercicio de intensidad y de emoción superlativo.

Que os guste mucho y a la vuelta conversaremos

con nuestros invitados sobre la película

y sobre esa terrible época que siguió a la guerra civil.

Hasta ahora.

(Música)

Versión española - La voz dormida (presentación) - ver ahora

Memoria, dolor y guerra

La voz dormida es el relato del doble castigo (por su ideología y por su género) que padecieron muchas mujeres en la primera posguerra. Ante los inevitables reproches sobre si son necesarias más películas sobre aquel periodo, Zambrano contesta con más preguntas: "¿No vamos a hacer más películas sobre la posguerra? ¿Qué parte de nuestra historia podemos contar? ¿Qué fosas dejamos sin abrir?".

Desde una perspectiva militante o ideológica, es decir, cerrada, La voz dormida puede que solo produzca complacencia o urticarias. Como obra cinematográfica, La voz dormida es un drama noble sobre un pasado real. Y también un artefacto lacrimógeno basado en la brutal empatía que desprenden el inocente personaje de Pepita (María León) y el embarazo de Hortensia (Inma Cuesta). "La película quiere decir que la guerra nunca debió de haber ocurrido", explica Zambrano. "El arte quiere demostrar que podemos ser mejores de lo que somos. Muestra una parte de la historia para que no se repita y aprendamos". "Las fosas y las cárceles están llenas de gente que no tenía ideas políticas" dice un personaje en un momento de la película.

"La vida no te espera"

La película se puede interpretar también como un alegato del compromiso, reflejado la coherencia del personaje de la encarcelada Hortensia. "Si tú no tomas partido, la gente lo va a tomar por ti. La política y los conflictos están allí. La vida no te espera”, defiende Zambrano. La cinta explica cómo ese proceso de concienciación se vivió dentro de la propia cárcel. “Ocurrió un fenómeno muy bonito. Era el único lugar donde se hablaba de política. Muchas aprendieron a leer y a debatir”.

Si algo conmueve especialmente son las interpretaciones de Inma Cuesta y María León, ganadora del Goya a la mejor actriz revelación aquel año. “Solo puedo decirte cosas hermosas de María”, cuenta Inma Cuesta. “Tenía una hermana y ahora tengo dos. Nos llamamos hermanas, y así la tengo en el móvil”. Para prepararse, las dos protagonistas mantuvieron encuentros con mujeres víctimas de la represión. “Ni 200.000 películas que se hagan seríán suficiente para explicarlo”, concluye Inma Cuesta.